Semanas de gravidez: a gravidez semana a semana, 16 semanas de gravidez

Embarazo semana 16

Semanas de gravidez: a gravidez semana a semana, 16 semanas de gravidez

¡Es posible que empieces a notar cómo se mueve! EN ALGÚN MOMENTO A PARTIR DE AHORA y hasta la semana 20, es posible que sientas movimiento por primera vez.

Si es tu primer embarazo, es probable que lo percibas cerca de la semana 20. Así que no te preocupes si todavía no sientes nada.

El feto es todavía muy pequeño (unos 11 ó 12 cm de largo y unos 80 g de peso) y puede que el colchón de líquido amniótico te impida sentir movimiento por el momento.

El desarrollo de tu bebé. La cara del pequeño ya comienza a parecer humana, a medida que van tomando forma la boca y la nariz. Se está formando el esmalte de los dientes, las huellas dactilares ya se van definiendo y, al final del mes, comenzarán los movimientos oculares.

Probablemente, los genitales se han desarrollado ya lo suficiente para revelar el sexo del bebé si te realizan una ecografía. Si esperas una niña, los ovarios ya habrán fabricado millones de óvulos. Y si es un niño, sus testículos ya tendrán células productoras de esperma.

Tu bebé desarrolla toda suerte de actividades, como chuparse el dedo pulgar o agarrar el cordón umbilical. Quizá hayas sentido ya algunos puñetazos y patadas. Presta especial atención después de una comida o por la tarde, momentos en que los bebés parecen mostrarse más activos. Cuando sientas un golpe prueba a devolver el movimiento con suavidad.

Los ciclos de actividad del bebé están en cierto modo relacionados con los tuyos propios.

Entre las 20 y las 22 semanas, el feto se vuelve diurno, lo que significa que tu pequeño tiene períodos de vigilia y sueño que varían del día a la noche.

También tu cuerpo adaptará tus pautas a las de tu bebé: observarás que tu sueño es cada vez más ligero y que te resulta más fácil echar una cabezadita.

Por la Dra. Suzanne Dixon y el Dr. Jim Thornton

Embarazada de 16 semanas: tus síntomas

Hábitos saludables en el trabajo. A menos que tu embarazo sea de alto riesgo, es probable que puedas continuar trabajando hasta el mismo día del parto o hasta poco antes. Algunos consejos para mantenerte descansada y en buen estado de salud:

  • Si es posible, tómate algún descanso y siéntate con los pies en alto varias veces al día (15 minutos bastarán). De este modo, reducirás la hinchazón de tus pies y tobillos.
  • Si tu trabajo es muy estresante, es el momento de aprender alguna técnica anti estrés, como el yoga o la meditación. Las mujeres sometidas a un alto grado de estrés tienen una mayor incidencia de partos prematuros.
  • Duerme bien. Es recomendable hacer la siesta si tienes la posibilidad. Si no, intenta irte a dormir temprano.

Recuerda que algunas situaciones laborales (muchas horas de pie o cargando peso, exposición a radiaciones, riesgos de caída en altura…) pueden presentar riesgos especiales para ti y para tu bebé. En este caso, es probable que tu empresa tenga un plan especial para que puedas solicitar la baja en el momento adecuado o adaptar tu puesto de trabajo a uno que no te exponga a riesgos.

Por la Dra. Margaret Comerford Freda y el Dr. Jim Thornton

La importancia de las proteínas en el embarazo. Si hay algo de lo que ni tú ni tu hijo podéis prescindir ahora mismo, son las proteínas . Las proteínas ayudan a mantener la energía de la madre y proporcionan al bebé los aminoácidos que necesita para crecer.

La ingesta diaria de proteínas recomendada durante la gestación es de 60 gramos, aunque algunos nutricionistas recomiendan 100 gramos. Un litro de leche tiene alrededor de 30 gramos de proteínas.

Las mujeres gestantes necesitan proteínas «»de calidad»», es decir, proteínas que contengan todos los aminoácidos necesarios en grandes cantidades.

La mayor parte de las proteínas animales son de calidad, mientras que las proteínas vegetales no lo son.

Si eres vegetariana, deberás consumir determinadas combinaciones de proteínas vegetales para asegurarte de obtener todos los aminoácidos necesarios. Consulta con un nutricionista.

Por la Dra. Margaret Comerford Freda y el Dr. Jim Thornton

Artículos relacionados: La fuerza de las proteínas en el embarazo

Las ventajas de la lactancia materna. En estos momentos, cuesta imaginar que pronto tendrás un bebé al que alimentar, pero tu cuerpo ya está previendo esta necesidad. Las hormonas hacen que tus pechos se hinchen preparándolos para producir el mejor alimento del mundo para el bebé: tu propia leche.

Todos los estudios demuestran que entre los bebés alimentados con leche materna se dan menos infecciones respiratorias, otitis, diarreas, casos de neumonía y otras enfermedades que entre los niños alimentados con leche artificial. A largo plazo, los niños que se alimentan al pecho tienen menos probabilidades de sufrir diabetes, artritis reumatoide y algunas formas de cáncer y son menos propensos a la obesidad.

Los expertos especulan, además, con que la exclusiva combinación de aminoácidos y ácidos grasos que contiene la leche materna puede explicar el mejor desarrollo cerebral y visual observado en los niños alimentados al pecho.

Dar el pecho también es mejor para la madre. Aumenta la resistencia de los huesos durante toda la vida, ya que reduce el riesgo de sufrir osteoporosis. También reduce las probabilidades de sufrir cáncer de mama.

La lactancia materna puede ayudar al cuerpo a recuperar su forma más rápidamente después del parto, ya que mejora el tono uterino y consume la grasa acumulada durante la gestación.

Además, libera endorfinas, hormonas que intensifican tu sensación de bienestar.

Por la Dra. Suzanne Dixon y el Dr. Jim Thornton

Artículos relacionados: El ABC de la lactancia materna.

Emociones descontroladas. El embarazo es naturalmente una experiencia muy emotiva y es probable que tus sentimientos cambien con cada trimestre que pasa. Durante el primer trimestre, quizá tengas que asimilar el propio hecho de estar embarazada.

En el segundo, es posible que te concentres en la idea de que en verdad vas a tener un bebé. Y en el tercer trimestre, es probable que prolongues esa idea en el tiempo y contemples las responsabilidades y las alegrías que conlleva ser madre, así como el propio momento del parto.

Todo ello requiere un importante ajuste emocional.

Todas las emociones que sientes durante el embarazo (miedo, alegría e impaciencia) son perfectamente normales. Y puedes adoptar medidas para reducir la intensidad de las que más estrés te producen:

  • Come bien, haz ejercicio sin excederte y descansa todo lo que puedas.
  • Ve a todas tus citas de atención prenatal, asiste a las clases de preparación para el parto y lee libros sobre el embarazo. Saber qué esperar contribuye a aliviar el estrés.
  • Comparte tus pensamientos y sentimientos con otras personas.
  • Evita sobrecargarte de compromisos domésticos o laborales.

No tomes ningún medicamento para la depresión o los cambios de humor, ni siquiera remedios de herboristería, sin antes preguntarle a tu médico.

Por la Dra. Elaine Zwelling y el Dr. Jim Thornton

Artículos relacionados: Emociones descontroladas en el embarazo

Un juego de equipo.

Para los padres: ¿Qué significa compartir las responsabilidades paternas con tu pareja? ¿Cambiar pañales, ayudar con las tomas, dormir menos? Este es un buen momento para comparar tus expectativas con las de ella.

Se necesita tiempo para resolver las diferencias de opinión y seguro que las habrá. Participa en la cocina y otras tareas domésticas desde ahora para adquirir práctica y demostrar que lo de ser padre va en serio.

Embarazada de 16 semanas: Tu lista de tareas

  • Si todavía no lo estás haciendo, empieza a dormir de lado
  • Habla con tu médico sobre los pros y los contras de la prueba de AFP (alfa-fetoproteína)
  • Planifica o realiza un viaje (¡una luna de embarazo!) con tu pareja
  • Regístrate para obtener consejos para el embarazo

Источник: https://www.dodot.es/embarazo/calendario-del-embarazo/embarazada-de-16-semanas

Semana de embarazo (SE) 16

Semanas de gravidez: a gravidez semana a semana, 16 semanas de gravidez

Semana de embarazo (SE) 16

Continúa el desarrollo de la movilidad, la expresión facial y la audición – ¿Sientes mariposas en el estómago? ¡Qué bonito! Probablemente sean los primeros movimientos de tu bebé. Concierta una cita con el dentista y con el ginecólogo para que te haga un diagnóstico prenatal.

En la semana 16 el feto mide entre nueve y doce centímetros y pesa de 90 a 100 gramos. Sus órganos internos están totalmente formados y siguen madurando durante esta semana.

El bebé ya entrena el funcionamiento de los pulmones y la respiración, para lo que inspira y espira líquido amniótico.

Sigue siendo muy activo, se gira hacia un lado y hacia otro, da volteretas y entrena sus reflejos de agarre.

A veces incluso se agarra al cordón umbilical con una mano: no te preocupes, el abastecimiento del bebé no sufre ningún peligro.

En teoría, estas actividades pueden incluso hacer que el bebé sude, ya que las glándulas sudoríparas ya se han formado. La circulación y el sistema urinario del bebé están completamente desarrollados y trabajan activamente.

En la SE 16, la glándula tiroides también asume definitivamente su función y comienza a producir hormonas.

Como muy tarde a partir de ahora es imprescindible que exista un buen aporte de yodo a través de la alimentación de la madre. La semana anterior ya se podía ver claramente en la ecografía el sexo del bebé. En las puntas de los dedos de las manos y de los pies aparecen finos surcos: son las huellas dactilares individuales de cada persona.

El pequeño cuerpo se estira. A partir de ahora, con los movimientos del bebé también se entrenan los músculos de la espalda y del cuello, de manera que va preparándose para erguirse y luego aprender a caminar.

Los ojos están cerrados y parecen enormes en la cara aún estrecha. A partir de la semana 16, las expresiones faciales son cada vez más prominentes.

Los papás podrán también disfrutar de las muecas de su hijo en la ecografía.

Consejo: Se recomienda comer con frecuencia pescado, puesto que es muy sano y contiene mucho yodo.

También la capacidad auditiva se sigue desarrollando durante esta semana, pero aún le queda mucho para poder oír normal. Durante la semana 16 del embarazo, los sonidos siguen transmitiéndose al bebé principalmente a través del hueso craneal.

Lo que percibe con mayor intensidad y le transmite seguridad y sensación de protección son los sonidos de su entorno inmediato: el latido del corazón, así como los sonidos estomacales e intestinales de su madre.

En las próximas semanas, la capacidad auditiva del niño se irá desplazando hacia el oído, se diferenciará rápidamente y también se agudizará significativamente.

Como muy tarde a principios del sexto mes, el bebé reacciona a la voz materna y, según los científicos, empieza a diferenciar su lengua materna. A partir de la próxima semana, se sentirá especialmente bien con el sonido de la música, especialmente la música clásica.

En las semanas y meses siguientes, el desarrollo del bebé se centrará en el crecimiento a lo largo, el aumento de peso y el perfeccionamiento de las funciones orgánicas. De este modo, acumula las reservas necesarias para el nacimiento y sus primeros días de vida.

La madre: el embarazo se empieza a notar

La mayoría de las mujeres tienen un aspecto especialmente radiante durante el segundo semestre del embarazo. El gran volumen de sangre y la mejora en la circulación sanguínea proporcionan una piel firme, mientras que las hormonas hacen que el cabello brille y cobre volumen. En la SE 16 son notorios el embarazo y, por consiguiente, la barriga de embarazada.

El útero es ahora del tamaño de una pelota de balonmano y gana una consistencia más firme para proteger bien al feto. El crecimiento del útero puede causar dolor en los ligamentos uterinos ubicados a ambos lados del útero.

No obstante, este dolor se siente como un ligero tirón. Si aumenta o persiste durante varios días, es aconsejable consultar a un ginecólogo o una comadrona para descartar complicaciones en el embarazo. Dependiendo del peso inicial antes del embarazo, el aumento de peso hasta la SE 16 puede ser de entre dos y cuatro kilogramos.

Ahora es esencial para la salud de la madre y del bebé una ingesta suficiente de calcio y yodo. Muchos ginecólogos recomiendan a partir de la SE 16 que se tome adicionalmente un suplemento de yodo. El contenido necesario de calcio suele estar cubierto por una dieta sana compuesta por alimentos integrales, verdura verde y muchos productos lácteos.

El incremento en la demanda de minerales y los cambios hormonales hacen que muchas mujeres tengan la dentadura y las encías mucho más sensibles.

También se recomienda visitar al dentista para los problemas bucales y dentales menores y especialmente si se inflaman las encías, puesto que puede afectar al estado general de la embarazada e incluso pueden provocar abortos espontáneos en el peor de los casos.

Consejo: Combatir los posibles problemas gastrointestinales con productos caseros e infusiones de hierbas.

Los senos crecen y algunas mujeres empiezan a producir el llamado calostro. Si se presiona el pecho, puede que incluso salga de los pezones un poco de esta fase previa de la leche materna.

El calostro, un líquido concentrado y ligeramente amarillento, es particularmente nutritivo y contiene muchos anticuerpos.

Si la madre desea dar pecho, en sus primeros días de vida el bebé tomará primero el calostro antes de que se produzca la verdadera leche materna.

Algunas mujeres están empezando a sufrir problemas gastrointestinales o sienten que les falta el aliento. Lo primero se debe a la presión que el útero ejerce sobre el tracto digestivo y se puede remediar fácilmente con métodos caseros e infusiones.

La dificultad para respirar es hormonal, ya que las hormonas del embarazo hacen que se forme algo de agua en los pulmones. Nada de esto es peligroso ni para la madre ni para el bebé.

Si, no obstante, sigues estando preocupada por esto, acude a tu médico o comadrona para que te tranquilicen.

Especialmente las mujeres que ya tengan hijos puede que empiecen a notar los movimientos del bebé, ya que saben interpretar las «mariposas en el vientre» como tales. Para muchas otras mujeres, este momento tan especial se deja esperar unas semanas más.

Diagnóstico prenatal: Se agota el tiempo para realizar la prueba de detección triple y la amniocentesis

En la SE 16 se va agotando el tiempo para someterse al diagnóstico prenatal. La prueba de detección tripe o AFPplus mide la concentración de tres proteínas y hormonas diferentes y proporciona así información sobre la probabilidad de que el feto sufra problemas cromosómicos, especialmente el síndrome de Down (trisomía 21).

Solo tiene sentido realizarla si en el marco del cribado del primer trimestre no se ha medido el pliegue nucal del bebé ni se ha realizado ningún otro diagnóstico prenatal. La prueba se realiza normalmente entre la semana 14 y 17 de embarazo, en casos excepcionales también es posible hasta la semana 20.

El examen del líquido amniótico (amniocentesis) se realiza a partir de la semana 16 del embarazo siempre que existan factores de riesgo presentes o que los exámenes previos hayan dejado claro que existe un defecto genético.

La amniocentesis puede detectar con una probabilidad de hasta el 98% el síndrome de Down y otras enfermedades genéticas.

No obstante, no son pocas las mujeres que optan por una revisión normal durante el embarazo sin diagnóstico prenatal.

Resumen de la semana de embarazo 16 En la SE 16, el embarazo se sigue percibiendo cada vez más desde el exterior. Ya se nota la «barriguita». El pecho también crece, incluso puede que ya produzca el primer calostro. A pesar de algunas molestias ocasionales, la mayoría de las mujeres se sienten muy cómodas durante esta etapa de su embarazo, tanto física como mentalmente. El bebé crece, se mueve mucho y entrena sus músculos y reflejos. Empieza a oír y cada vez gesticula más. En la SE 16, el cuerpo se estira y ahora sus proporciones son reales.

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/embarazo/calendario-de-embarazo/semana-de-embarazo-se-16.html

Semana 16 de embarazo

Semanas de gravidez: a gravidez semana a semana, 16 semanas de gravidez

Escrito por Jade Magdaleno, matrona.

Tu bebé ya mide unos 11-12 cm de largo, como el ratón del ordenador, y puede pesar ¡casi 100 gramos!, como un tubo de pasta de dientes.

Si este es tu segundo embarazo, puede que comiences a sentir sus movimientos, en el primer embarazo se tarda unas semanas más. Aunque si tienes más hijos y no notas todavía nada, es perfectamente normal.

Cambios en tu bebé esta semana

Sus movimientos siguen siendo muy activos y comienza a encoger los deditos como si cogiera cosas y juega con sus propias manitas y con el cordón umbilical.

A los pliegues de las palmas de las manos y plantas de los pies se les suman los surcos de sus minúsculas huellas dactilares.

Ya tienen formadas las células que darán lugar a los espermatozoides y los óvulos, en el caso de los niños y las niñas respectivamente.

Aunque falta mucho para que asomen los primeros dientes, en esta semana se comienza a formar el esmalte dental, que es la parte del cuerpo humano de mayor dureza.

Tus cambios físicos y emocionales

A las molestias que ya puedes padecer como el estreñimiento, los tobillos hinchados o el dolor de espalda, se le puede sumar la ciática. La compresión del nervio ciático por el cambio en la curvatura de la columna vertebral puede ocasionarte hormigueo, debilidad o un dolor intenso tipo calambre en una pierna o las dos.

Afortunadamente tras el parto esta situación mejora y desaparece, pero ten en cuenta que durante el embarazo los fármacos que puedes tomar no van a mejorar mucho la ciática.

No es lo mismo ciática que el dolor de espalda, aunque se presenta muchas veces de forma conjunta en la gestación.

Síntomas frecuentes en la semana 16 de embarazo

  • Estreñimiento
  • Manchas en la piel de la cara (cloasma)
  • Estrías
  • Dolor de espalda
  • Retención de líquidos
  • Ciática

Continúa con tus hábitos de ejercicio, ingesta adecuada de agua e hidratación de la piel y su protección frente a la radiación solar.

Utiliza ropa holgada y calzado adecuado para no favorecer la retención de líquidos y el dolor de espalda.

Si estás con ciática, descansa. No has de realizar reposo absoluto, pero evita temporalmente realizar ejercicio que incremente las molestias. En cuanto sientas algo de mejoría, evita prolongar la inactividad física, que hará que la ciática empeore.

El dolor suele mejorar bastante si aplicas frío local. Ten en cuenta que colocar hielo o algo congelado directamente sobre la piel puede dañarla, mejor envuélvelo siempre en un paño o una toalla.

Pasados 2 o 3 días si el dolor continúa, puedes alternar el frío con el calor local. Si no tienes un saco de semillas para calentar en el microondas, compra uno, ¡le darás uso durante todo el embarazo!

Consejo

Acudir a un fisioterapeuta te será de utilidad para aliviar las molestias y, además, te enseñará a realizar estiramientos en casa para reducir el dolor.

Exámenes médicos y pruebas en la semana 16

A partir de esta semana, si es necesario, pueden realizarte una amniocentesis. En el líquido amniótico hay células fetales, por lo que analizando este líquido puede hacerse un análisis genético y cromosómico de las células de tu bebé. El líquido se extrae, tras administrar un poco de anestesia local, con una aguja fina a través de tu abdomen bajo control ecográfico

Consejo

Recuerda no echarte crema en el abdomen las 24 horas previas para que la calidad de la imagen sea máxima.

Esta prueba está indicada en aquellas mujeres que han tenido un resultado de alto riesgo en el cribado de anomalías cromosómicas. La amniocentesis sí es diagnóstica y tiene un 99% de fiabilidad en el resultado.

Sin embargo, no se realiza a todas las embarazadas porque, aunque es bastante segura, conlleva riesgos como el aborto en un 0,5-1% de los casos.

Hay que hacer reposo 24 horas tras la prueba y si tu grupo sanguíneo es Rh-, tras la prueba deberán pincharte la gammaglobulina anti-D para evitar que se produzca una incompatibilidad de grupo sanguíneo que dañe a tu bebé.

Si quieres saber mucho más sobre esta prueba, en este artículo te desvelaré las claves para ir bien informada y tranquila a hacerte la prueba de amniocentesis.

¡Ojo!

Tras realizarte una amniocentesis es normal sentir al día siguiente a la prueba una molestia tipo regla o ligero dolor en la zona de punción, pero si aparece fiebre de más de 38ºC, sangrado vaginal o pérdida de líquido, ve al médico.

Preguntas frecuentes

¿Es lo mismo una amniocentesis que un test de ADN fetal en sangre?

Pese a que los test de ADN fetal son muy fiables, algunos laboratorios aconsejan complementar la prueba de resultado positivo con una amniocentesis.

Ten en cuenta que el fin de la amniocentesis ante una sospecha de anomalía del bebé es interrumpir el embarazo o valorar el grado de afectación de tu bebé para adecuar el control que se le va a realizar y planificar su futuro tratamiento al nacer. La fiabilidad de su resultado es importantísima.

¿Quieres saber más?

Nota: este contenido ha sido redactado por Jade Magdaleno, matrona con años de experiencia asistecial y académica. Aún así, esta información nunca debe sustituir el seguimiento de tu embarazo por parte de tu médico.

¿Te ha resultado útil?

(Votos: 42 Promedio: 4.4)

·····

Actualizado en enero 2021

Sigue la evolución de tu embarazo semana a semana

Consulta aquí la información sobre protección de datos

Te informamos que los datos de carácter personal que proporciones en el presente formulario serán tratados por Clara Muñoz Almendros como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a la newsletter gratuita, remitir contenidos informativos y promociones.

Legitimación: el consentimiento del interesado al hacer uso del formulario.

Destinatarios: Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.

Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@blogdelbebe.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: puedes encontrar información adicional y detallada sobre protección de datos en la web blogdelbebe.com, así como consultar la política de privacidad.

x

Источник: https://blogdelbebe.com/embarazo/semana-16/

Embarazo semana 16: Empiezas a sentir al bebé

Semanas de gravidez: a gravidez semana a semana, 16 semanas de gravidez

En la semana 16 en embarazo se producen muchos cambios en el bebé, que va adquiriendo un aspecto más humano: cejas, uñas, dedos de manos y pies, desarrollo de las extremidades…

La embarazada de 16 semanas puede notar los primeros signos del bebé dentro del útero en forma de aleteo, burbujeo o una sensación de pequeñas culebrillas que recorren el vientre.

También es posible que experimente calambres nocturnos. Y es posible que sea necesaria una visita al dentista a causa de la caries, la salivación excesiva o ciertos problemas en las encías.

  • El feto mide entre 10,8 a 11,6 centímetros y pesa 80 gramos en la semana 16 de embarazo.
  • Todo su cuerpo, incluida su cabeza, está recubierto de ese pelo tan fino, el lanugo, pero su apariencia se humaniza en esta fase de su desarrollo. 
  • Las primeras zonas en las que el bebé empieza a tener pelo son las cejas y sobre el labio superior. Tras el nacimiento, este pelo se cae y empieza a crecer otro más grueso que nace de nuevos folículos pilosos. 
  • También se forman las uñas de las manos y de los pies del bebé: se diferencian de los dedos.
  • Las manos se abren y cierran, aunque lo normal es que éstas permanezcan cerradas y sólo se vean los dos puños en la ecografía de un feto de 16 semanas.
  • Las piernas son más largas que los brazos y se mueven con mucha frecuencia. Se diferencian claramente rodillas, tobillos, codos y muñecas.

Reunimos los mejores alimentos y nutrientes para embarazadas: ¿Tienes dudas sobre alimentación?

Semana 16 de embarazo: síntomas, molestias y dolores

Algunas embrazadas comienzan a notar movimientos del bebé a partir de esta semana, aunque lo normal es que sea un poco después. ¿Y cómo son los movimientos fetales? Las mamás los describen como burbujas, gases, aleteos de mariposa o culebrillas moviéndose.

Embarazada con caries o sepsis bucal

Patologías como caries dental y sepsis bucal son más comunes en la gestación. Las causas son el déficit de vitaminas como la riboflavina, piridoxina y folatos.

Existen programas de revisión bucodental para embarazadas en algunos centros de salud.

En la sanidad pública, dichas revisiones cubren el diagnóstico de infecciones o patologías en las encías, dientes y muelas, pero no su arreglo.

Más salivación en el embarazo

También hay gestantes que se quejan de un aumento de la salivación, que puede aparecer al principio del embarazo y mantenerse hasta el parto.

Esta salivación tan abundante llamada hipersialorrea o ptialismo parece deberse a un aumento en los niveles de estrógenos.

Se recomienda realizar enjuagues astringentes -sobre todo con agua y sal, realizados por la noche- y dejar el tabaco durante el embarazo. A veces es preciso administrar fármacos que eviten la salivación excesiva.

 Soy intolerante a la lactosa: ¿Cómo afecta a mi embarazo?

La intolerancia a la lactosa es una afección de las microvellosidades intestinales debida a que el organismo produce poca o ninguna cantidad de la enzima lactasa (producida en el intestino delgado), que deriva en una imposibilidad de metabolización de la lactosa. Cada vez son más las mujeres intolerantes a la lactosa y se preguntan si esto puede afectar a su embarazo.

Los síntomas de las personas intolerantes a la lactosa se presentan tras la ingestión de productos lácteos: náuseas, vómitos, dolor y distensión abdominal, espasmos, gases, diarreas ácidas, heces pastosas y enrojecimiento perianal.

Las gestantes con problemas de absorción de la lactosa mejoran la tolerancia a la lactosa en la última etapa del embarazo. Esto se ha atribuido a que al final de la gestación es más lento el tránsito intestinal y existe una adaptación de las bacterias a un aumento de la ingesta de lactosa.

Calambres que te despiertan en la semana 16

Los calambres nocturnos son frecuentes a partir de la segunda mitad del embarazo. Suelen ser contracciones involuntarias y dolorosas en las pantorrillas que llegan a despertar a la embarazada.

Se deben a la compresión de los nervios de las piernas por parte del útero que ya está bastante aumentado de tamaño, a la insuficiencia de la circulación sanguínea periférica y a los niveles bajos de calcio y potasio circulantes.

Lo mejor es masajear la zona contracturada y hacer estiramientos pasivos. Una dieta rica en potasio con alimentos como el plátano o las pasas pueden evitar la aparición de los calambres. No se ha demostrado que la ingesta de calcio mejore los síntomas.

Cómo diagnosticar el síndrome de Down

Entre la semana 16 y la semana 18 de embarazo, algunos centros médicos u especialistas de forma individual, realizan únicamente la determinación de la alfafetoproteína.

Los niveles aumentados de esta proteína indican un mayor riesgo de defectos del tubo neural como la espina bífida, mientras que cuando están disminuidos se eleva el riesgo de que tu hijo tenga el síndrome de Down.

Esta prueba ya no se realiza en la mayoría de los centros, porque la determinación de la alfafetoproteína por si sola tiene muchos resultados erróneos (falsos positivos) que crean más ansiedad en la embarazada. La Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SEGO) no la recomienda.   

Embarazada con todas las vacunas puestas

En todas las mujeres en edad reproductiva debería ser evaluado el cumplimiento de su calendario vacunal histórico antes del comienzo de la gestación. Lo ideal es hacerlo en la consulta preconcepcional. 

  • Vacunas con virus vivos o atenuados. En general están contraindicadas y no deben ser administradas durante la gestación: sarampión, rubéola, parotiditis, varicela, poliomielitis (vacuna tipo Sabin). Tras la vacunación de una mujer con virus vivos o atenuados, debe transcurrir un periodo mínimo de cuatro semanas antes de quedarse embarazada.
  • Vacunas con virus inactivos, bacterianas y los toxoides. Estos tipos de vacunas pueden ser utilizadas con seguridad durante la gestación y la lactancia: difteria, tétanos, cólera, meningococo, neumococo, hepatitis A, hepatitis B, rabia, poliomielitis (vacuna tipo Salk).
  • Vacunación frente a influenza y gripe H1N1 (A). Debe ser ofrecida a todas las embarazadas durante los periodos estacionales de más contagio. También puede ponerse al mismo tiempo que vacuna de la tosferina. Estas vacunas se administran gratuitamente en los centros de salud y las ponen las enfermeras o las matronas.

Artículos Relacionados Has llegado a la semana 17 de embarazo y tu bebé sigue su desarrollo: su cuerpo está recubierto de grasa, se mueve con fuerza dentro del útero. La embarazada puede notar dolor en el abdomen a medida que el útero crece. La dieta materna es muy importante para el correcto desarrollo fetal…. La semana 15 de embarazo es un hito en el desarrollo del bebé: dobla su peso en una semana, empieza el proceso de osificación de los huesos, y lo más emocionante de todo, algunas mamás ya pueden sentir a su hijo dentro del útero materno. El pequeño se recubre un pelo muy fino denominado… La primera gran aventura del ser humano dura unas 40 semanas, el tiempo aproximado de una gestación. El embarazo humano dura una media de 40 semanas, que pueden traducirse también en meses, unos 9 (o bien 10 meses lunares de 28 días). La gestación de un niño supone 280 días aproximadamente… El final de la aventura: semanas 41 y 42 de embarazo… Si aún no tienes contracciones o tu dilatación se ha estancado, te inducirán el parto porque el bebé necesita nacer ya. Intenta mantener la calma todo lo posible y ver el lado bueno de las cosas. ¡Te falta muy poco para contemplar la…

Источник: https://www.natalben.com/embarazo-semana-16

16 Semanas de Gravidez – Gravidez Passo a Passo

Semanas de gravidez: a gravidez semana a semana, 16 semanas de gravidez

Sentiste isso? Não, não são gases ou espasmos, é mesmo o teu bebé às voltinhas na tua barriga! O teu bebé está cada vez mais forte e anda, aos poucos e poucos, a explorar que movimentos é capaz de fazer. E, a partir da 16ª semana de gravidez, é possível que já comeces a sentir estes movimentos.

Pode ser uma sensação um pouco estranha de início mas vais habituar-te. Para além de que significa que o teu bebé continua a desenvolver-se como é suposto! Já há uns dias que os seus olhos começaram a fazer pequenos movimentos e, nesta semana, começam a funcionar, pelo que a tua pequena maçã já nota diferenças na luz à sua volta.

É verdade que está tudo às escuras dentro do teu útero, mas se te puseres ao sol, há uma pequena quantidade de luz que passa pela tua pele e chega até ao bebé.

Alguns estudos dizem até que esta fracção de luz solar é benéfica para o desenvolvimento saudável dos olhos do bebé, mas sabes do que é que não te podes esquecer antes de ires para debaixo do sol, não sabes? Protector solar, sempre!

Saúde e nutrição

Ferro, ferro, ferro: o nutriente chave da semana 16. O teu bebé precisa de que incluas alimentos ricos em ferro como lentilhas, tofu, frutos secos e brócolos nas tuas refeições, para conseguir produzir glóbulos vermelhos. (As futuras mamãs vegetarianas e vegan adoraram este parágrafo, apostamos)

Se não ingerires as quantidades necessárias de ferro, podes tornar-te anímica, o que não é bom nem para ti nem para o bebé. Por isso, toca a adicionar uns verdes a essas refeições.

O meu corpo

Ultimamente, todos os teus days têm sido good hair days? Agradece ao teu pequeno ou pequena! Nem todos os sintomas que com ele/ela vêm são chatos e, na 16ª semana, podes notar que a tua pele está mais bonita e radiante que nunca e que o teu cabelo está com um aspecto super forte e saudável. E quem não se sente bem consigo própria quando isso acontece? Aproveita que te sentes assim e convida a tua cara-metade para um jantar romântico. Por vezes o romance pode desvanecer um pouco durante a gravidez, nomeadamente para mulheres que não se sentem completamente confortáveis com todas as mudanças que estão a acontecer no seu corpo. Podemos quase garantir que o teu parceiro ou parceira te acham linda de qualquer maneira, mas com esse brilho especial da semana 16… quem consegue resistir? You go, girl!

Na semana 16, é bem possível que te comeces a sentir ranhosa (ou até mesmo com sangramentos), por isso, para além de teres sempre aquele pacote de lenços SOS na tua mala:

  • Continua a beber água regularmente.
  • Se ainda não tens um humidificador, investe em pelo menos um e tem-no no teu quarto.
  • Fala com o teu médico sobre a possibilidade de usar gotas nasais.
  • Dorme com uma almofada alta.
  • Quando te sentires especialmente entupida, molha uma toalha de cara em água quente, coloca-a na tua cara e respira. Repete algumas vezes e vais sentir-te mais aliviada.

Mantém-te longe de fumo de tabaco ou de cheiros como gasolina ou tinta fresca.

O meu dia-a-dia

Durante estes nove meses, és tu que carregas um bebé dentro do teu útero e és tu que sofres os sintomas físicos e psicológicos deste processo. Mas, no final de contas, há mais pessoas prestes a aventurar-se nesta história de teres um filho ou filha. E, por isso, a comunicação é essencialdurante uma gravidez.

Se te tens sentido mais irritadiça do que o costume – um sintoma perfeitamente normal que, mais uma vez, podes agradecer às tuas hormonas – podes acabar por descarregar na tua cara-metade, mesmo sabendo que ele/ela não fez nada para.

E, apesar de não estar a sentir a gravidez na primeira pessoa, o mais provável é ele /ela também ter mil e uma questões sobre tudo aquilo que se está a passar, principalmente se é o vossos primeiro filho.

Fala sobre aquilo que sentes e prometemos que vais evitar confusões desnecessárias.

Mas isto da partilha não se aplica só às coisas menos boas! Aliás, manter o foco nas coisas positivas é essencial e vai ajudar-te (ou vos) a ter uma gravidez mais tranquila.

Vai contando ao teu parceiro de equipa todas as fases entusiasmantes por que vais passando, fá-lo (ou la) sentir-se parte da equipa. Convida-o/a às consultas, diz-lhe quando o pequenino estiver aos pontapés e deixa-o/a fazer todas aquelas lamechices (a.k.a.

coisas adoráveis que, no fundo, adoras) como cantar ou ler uma história para a tua barriguinha

Se escolheste ser mamã solteira, aquilo de que acabámos de falar não se aplica, mas a ideia aplica-se! Fala com as tuas amigas, familiares ou o teu médico/a. Não estás sozinha!

O QUE É QUE EU TINHA COMBINADO PARA HOJE?

Os alarmes do teu telemóvel vão tornar-se dos teus melhores amigos nesta fase da gravidez.

Os alarmes do teu telemóvel vão tornar-se dos teus melhores amigos nesta fase da gravidez.

Источник: https://www.doutora-cegonha.com/gravidez-semana-a-semana/16-semanas-de-gravidez/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: