Semanas Embarazo. La 20ª semana de embarazo, 20 semanas de embarazo

Causas de dolor abdominal en el embarazo

Semanas Embarazo. La 20ª semana de embarazo, 20 semanas de embarazo

Las mujeres embarazadas suelen tener episodios de dolor abdominal o dolor pélvico de pequeña a moderada intensidad durante todo el embarazo debido a los numerosos cambios fisiológicos y anatómicos por los cuales el organismo materno pasa.

Aunque la mayoría de las causas de dolor abdominal en el embarazo sean benignas y esperadas, algunas de ellas pueden ser un signo de un problema más serio.

Además de las complicaciones del embarazo como embarazo ectópico, aborto o problemas en el útero o la placenta, las mujeres embarazadas también pueden mostrar enfermedades abdominales comunes a cualquier individuo, como apendicitis, colecistitis, pancreatitis, infección urinaria, gastroenteritis, etc.

Por lo tanto, si eres una mujer embarazada, es importante educarte sobre las causas más comunes de dolor abdominal en el embarazo para que seas capaz de reconocer los síntomas que pueden indicar problemas potencialmente graves.

En este artículo vamos a explicar cuáles son las principales causas de dolor abdominal del embarazo y cuáles son los signos y síntomas de advertencia que las mujeres embarazadas tienen que saber.

En este texto se cubrirán las siguientes condiciones:

  • Dolor abdominal «normal» en el embarazo.
  • Embarazo ectópico.
  • Aborto espontáneo.
  • Contracciones de Braxton Hicks.
  • Dolor del ligamento redondo.
  • Trabajo de parto.
  • Desprendimiento prematuro da placenta.
  • Preeclampsia.
  • Infección urinaria en el embarazo.

Si deseas informaciones sobre otros posibles signos de problemas en el embarazo además de dolor abdominal, lee: 10 SEÑALES QUE INDICAN PROBLEMAS EN EL EMBARAZO.

Dolor abdominal causado por el propio embarazo

Episodios de dolor abdominal o pélvico tienden a surgir en los primeros meses de embarazo y pueden durar hasta el momento del parto. El dolor abdominal “normal” del embarazo no suele ser constante, pero puede aparecer con gran frecuencia durante los 9 meses de embarazo.

Las causas y características del dolor abdominal cambian durante el curso del embarazo. Los cambios hormonales, cambios en la anatomía abdominal y pélvica, el  crecimiento del útero, las contracciones uterinas, el movimiento del feto, la compresión de los órganos abdominales y cambios de los ligamentos de la pelvis son algunas de las causas comunes de dolor «normal» del embarazo.

Hay también dolores del embarazo que no se considerarán normales, es decir, son dolores causados por las complicaciones del propio embarazo. Esto dolor puede indicar que un problema más serio y que necesita identificarse tempranamente para que las mujeres embarazadas puedan encontrar atención obstétrica, reduciendo al mínimo el riesgo de complicaciones.

Vamos a explicar, a continuación, las causas de dolor abdominal en el embarazo, ya sea normal o anormal, según el trimestre gestacional.

Dolor normal del embarazo en el primer trimestre

En los primeros meses de embarazo, el dolor abdominal frecuentemente es causado por cambios hormonales que interfieren con el funcionamiento normal de los intestinos.

Exceso de gases, sensación de hinchazón de vientre y estreñimiento son algunos de los problemas que pueden causar a la mujer embarazada  quejas de malestar abdominal ya a partir del primer trimestre (lee: 20 PRIMEROS SÍNTOMAS DE EMBARAZO).

En general, esto dolor es leve y transitorio. Cualquier dolor abdominal de fuerte intensidad y persistente o que está acompañado de síntomas tales como sangrado vaginal, secreción vaginal purulenta, fiebre, diarrea voluminosa, diarrea con sangre, hipotensión, postración o vómitos* debe ser evaluado por tu obstetra.

* Náuseas y  vómitos son comunes durante el primer trimestre del embarazo, pero no suelen estar asociados con dolor abdominal, fiebre o diarrea (lee: NÁUSEAS Y VÓMITOS EN EL EMBARAZO).

Dolor abdominal relacionado con las complicaciones del primer trimestre del embarazo

En el primer trimestre del embarazo dos son las principales causas de dolor abdominal causado por las complicaciones del embarazo: embarazo ectópico y aborto.

Embarazo ectópico

Llamamos embarazo ectópico todo embarazo que se desarrolla fuera del útero, como, por ejemplo, en la trompa de Falopio.

Obviamente, cualquier localización del cuerpo de la mujer que no sea el útero, no está preparado para desarrollar un embarazo, provocando serias complicaciones cuando el feto comienza a crecer. El embarazo ectópico es una emergencia médica.

Los síntomas del embarazo ectópico generalmente ocurren desde la 6ª semana de embarazo. Los más comunes son:

  • Dolor abdominal unilateral moderado a severo (del lado donde el embrión si implantó), generalmente en la región inferior del abdomen.
  • Rigidez en los músculos abdominales.
  • Sangrado vaginal.
  • Dolor al evacuar.
  • Presencia de una masa palpable en la ingle (en el caso de embarazo ectópico en una de las trompas).
  • Náuseas y vómitos.

Generalmente se hace el diagnóstico mediante el ultrasonido, que puede demostrar que el embrión no se encuentra dentro del útero.

Para obtener más informaciones sobre el embarazo ectópico, lee: EMBARAZO ECTÓPICO – Síntomas, Factores de Riesgo y Tratamiento.

Aborto espontáneo

Llamamos aborto (o abortamiento) cualquier interrupción del embarazo, espontánea o intencional, que se produzca antes de las 20 semanas de gestación. Interrupciones del embarazo después de la 20ª semana  son llamadas parto prematuro.

El aborto es una de las causas de dolor abdominal en el primer trimestre del embarazo. La mayoría de los abortos espontáneos ocurren en las primeras 13 semanas de embarazo.

Los signos y síntomas de aborto incluyen:

  • Dolor moderado tipo cólicos en la línea media del abdomen.
  • Dolor pélvico.
  • Sangrado vaginal leve a moderado.
  • Contracciones uterinas que vienen a cada 5 a 20 minutos. Los cólicos pueden asemejarse a las contracciones uterinas de la menstruación.

El examen ginecológico y una ecografía se utilizan generalmente para confirmar un aborto.

Dolor normal del embarazo desde el segundo trimestre

Al llegar a las 12 semanas de embarazo, el útero ya ha crecido lo suficiente como para convertirse en un órgano intraabdominal (antes, él se ubica solamente en la pelvis).

Por lo tanto, además de todas las causas de dolor abdominal «normal» en el primer trimestre, la embarazada ahora va a vivir con el dolor y el malestar causado por la compresión de los órganos abdominales por el útero, además del aumento de peso que la pelvis necesita soportar.

Entre las causas inofensivas de dolor abdominal del embarazo a partir del segundo trimestre dos se destacan: contracciones de Braxton Hicks y dolor del ligamento redondo.

Contracciones de Braxton Hicks

Las denominadas contracciones de Braxton Hicks no son contracciones expulsivas, que a menudo surgen a partir del 2 º trimestre del embarazo (en algunas mujeres se presentan al final del primer trimestre) y sirven como «entrenamiento» para el útero.

Estas contracciones son inocentes; tienden a ser cortas, con intervalos irregulares y de baja frecuencia. Las contracciones de Braxton Hicks no aumentan el riesgo de parto prematuro y causan más molestia que dolor.

En general, cambiar la  posición y quedarse en reposo son suficientes para hacerlas desaparecer. La deshidratación puede desencadenar las contracciones, y es por ello que  la mayoría de los médicos sugiere que el paciente beba más agua, si son frecuentes.

Para obtener más informaciones acerca de las contracciones de Braxton Hicks, lee: CONTRACCIONES DE BRAXTON HICKS – Causas, Síntomas y Tratamiento.

Dolor del ligamento redondo

El ligamento redondo es responsable de conectar el útero a la región pélvica. Como el útero crece y se vuelve más pesado, el ligamento redondo se vuelve cada vez más sobrecargado.

El estiramiento del ligamento redondo generalmente se presenta en el segundo trimestre y se hace cada  vez más grande conforme el embarazo avanza.

El dolor que él causa suele ser una punzada que se presenta en la pelvis o en la parte inferior del abdomen cada vez que la mujer cambia de posición.

Levantarse de la cama, toser, levantar de la silla y bajar de un coche son algunas situaciones que pueden desencadenar este tipo de dolor.

El dolor del ligamento redondo también puede surgir continuamente después de un día particularmente activo, en el que la futura madre caminó demasiado o hizo más esfuerzo  que debería.

Dolor abdominal relacionado con las complicaciones del segundo trimestre del embarazo

La medida que el embarazo progresa, el número de posibles complicaciones gestacionales también crece, especialmente después de la 20ª semana. Vamos a hablar brevemente algunas de las complicaciones que generalmente cursan con dolor abdominal. Las causas que se describen a continuación son válidas también para el tercer trimestre del embarazo.

Trabajo de parto

Cualquier parto que ocurra después de la 37ª semana de embarazo se considera normal, siendo clasificado como parto a término. Por otra parte, se considera un parto prematuro cuando se produce antes de la 37ª semana de gestación. Cuanto más precoz es el parto, menos tiempo de desarrollo intrauterino habrá tenido el bebé, aumentando, así, el riesgo de complicaciones para el recién nacido.

Así como el aborto espontáneo, el trabajo de parto también se manifiesta con dolor abdominal. Los síntomas más comunes son:

  • Contracciones uterinas frecuentes y ritmadas, que van intensificándose con el pasar de las horas.
  • Sangrado vaginal leve.
  • Rotura de la  bolsa de agua.
  • Sensación de presión en la región pélvica.

A la menor señal de parto prematuro, la mujer embarazada debe ponerse en contacto con tu obstetra inmediatamente. El examen ginecológico es capaz de identificar si el útero está aún en proceso de expulsión del feto.

Desprendimiento prematuro de la placenta

El desprendimiento prematuro de la placenta (DPP) se presenta cuando la placenta se despliega en su totalidad o en parte de la pared del útero. Esto es una complicación grave del embarazo, porque el desprendimiento impide que la placenta continúe recibiendo sangre del útero, poniendo en peligro la vida del feto.

El desprendimiento prematuro de la placenta es más común en el tercer trimestre del embarazo, pero puede ocurrir a partir de la 20ª semana de gestación.

Los síntomas más comunes del desprendimiento de la placenta son:

  • Sangrado vaginal, que puede ser voluminoso o solamente discreto.
  • Intenso dolor abdominal y lumbar.
  • Contracciones uterinas.
  • Hipotensión arterial (en casos de sangrado masivo).

El DPP también es una emergencia médica y la inducción del parto es generalmente la forma de tratar el problema.

Para obtener más informaciones sobre el DPP, lee: DESPRENDIMIENTO PREMATURO DE LA PLACENTA – Causas, Síntomas y Tratamiento.

Preeclampsia

La preeclampsia es un síndrome caracterizado por la aparición de hipertensión arterial y proteinuria (pérdida de proteínas en la orina) después de 20 semanas de gestación. En casos más severos, el hígado también puede estar implicado.

Dolor abdominal, hinchazón en la cara, manos y piernas, dolor de cabeza, visión borrosa, náuseas y vómitos son los síntomas más comunes.  Cuando un paciente con preeclampsia desarrolla convulsiones, llamamos el cuadro eclampsia.

Tenemos un artículo específico sobre la preeclampsia que se puede acceder en el siguiente enlace: ECLAMPSIA Y PREECLAMPSIA – Síntomas, Causas y Tratamiento (en breve).

Causas menos comunes

Otras complicaciones menos comunes del embarazo, que ocurren desde el segundo trimestre y puede causar dolor abdominal, incluyen:

  • Rotura uterina.
  • Infección del líquido amniótico.
  • Útero encarcelado.
  • Esteatosis hepática del embarazo.
  • Hemoperitoneo espontáneo.

Causas de dolor abdominal no relacionado con el embarazo

Como cualquier individuo, mujeres embarazadas también pueden tener enfermedades abdominales que no son específicas del embarazo, tales como apendicitis, colecistitis, gastroenteritis o cálculo renal.

El diagnóstico de estos problemas es a menudo más difícil en mujeres embarazadas debido a los numerosos cambios que la región abdominal sufre. Inclusive la ubicación del dolor puede ser atípica.

Hablamos sobre las diferentes causas de dolor abdominal en el artículo: PRINCIPALES CAUSAS DE DOLOR ABDOMINAL.

Entre las decenas de complicaciones abdominales que pueden surgir en el embarazo, pero que no están directamente relacionadas con embarazo, una se destaca: la infección urinaria.

Infección urinaria en el embarazo

La cistitis, que es el nombre que damos a la infección de la vejiga, es un problema común durante el embarazo, que puede presentarse en cualquier período del embarazo. Los síntomas más comunes incluyen:

Hablamos específicamente de infección urinaria en el embarazo en el siguiente artículo: INFECCIÓN URINARIA EN EL EMBARAZO – Síntomas, Causas y Tratamiento.

Referencias

Источник: https://www.mdsaude.com/es/embarazo/dolor-abdominal-embarazo/

Semana de embarazo (SE) 20

Semanas Embarazo. La 20ª semana de embarazo, 20 semanas de embarazo

En la semana 20 del embarazo, el bebé mide unos 25 centímetros de pies a cabeza y pesa unos 300 gramos.

A esta altura del embarazo, ya no se encuentra encogido en el vientre materno: ha estirado las extremidades, se sienta con las piernas cruzadas y se da alguna que otra voltereta de vez en cuando.

En los periodos de vigilia, el bebé juega con el cordón umbilical, se chupa el dedo, da pataditas con las piernas y mueve sus brazos con más intensidad.

Todo ello responde a un reflejo evolutivamente ancestral: Con este programa de movimientos, el bebé se prepara, entre otras cosas, para arrastrarse hasta el pecho que le alimentará después del nacimiento.

En la actualidad ya no tiene importancia, ya que tras el parto, el médico o la comadrona acomodan al bebé en los brazos de su madre.

Sin embargo, este reflejo se ha mantenido y forma parte de un importante ritual en numerosos pueblos primitivos.

Los órganos terminan casi de formarse en la SE 20, sus procesos de maduración continúan y también marcarán los primeros meses y años de vida. Las células nerviosas llegan durante esta semana a su número definitivo, que oscila entre 100 mil millones y 1 billón de células. Durante la semana anterior, la maduración del cerebro ya había permitido desarrollar percepciones sensoriales.

El bebé ya usa los cinco sentidos: olfato, gusto, tacto, oído y vista. Sus ojos reaccionan a la luz, aunque durante algunas semanas más seguirán estando cerrados. Aunque los sonidos del exterior le llegan algo amortiguados, sabe diferenciarlos.

Consejo: Tú bebé ya te escucha y también se acordará de tu voz después de nacer.

También es probable que el bebé se acuerde tras nacer de canciones que escuche a partir de esta semana. Después de que la semana pasada se pudiera ver el primer atisbo de cabello, la ecografía de esta semana también deja ver como empiezan a crecerle las cejas.

El bebé empieza ya a beber líquido amniótico de forma claramente más regular y en mayores cantidades. Una parte del mismo acaba en el tubo digestivo, mientras que otra parte llega al aparato urinario.

Naturalmente, los productos metabólicos correspondientes se excretan de nuevo. La placenta adapta continuamente la cantidad de líquido amniótico a la creciente demanda del bebé.

La madre también lo notará durante las próximas semanas en el aumento de su peso.

La madre: el placer de comprar ropa premamá combinado con la falta de aliento que produce el crecimiento del bebé

A muchas embarazadas empieza ya a faltarles el aliento, lo que se irá acrecentando durante las próximas semanas. Ello se debe a que el útero está creciendo hacia arriba. En la semana 20 del embarazo, el fondo uterino, el borde superior del útero, se halla algo por encima del ombligo.

En la semana 36 del embarazo podrá incluso palparse directamente debajo del esternón. La creciente presión en los órganos internos puede acentuar también otros síntomas, como ganas continuas de orinar o molestias estomacales. Para evitar ardores frecuentes siempre ayuda ingerir de forma periódica piña fresca, ya que esta fruta tropical neutraliza los ácidos del estómago.

La ropa premamá es prácticamente inevitable a partir de la semana 20 del embarazo. La ropa premamá actual, sin embargo, nada tiene que ver con la ropa enorme y aburrida de décadas anteriores. La ropa premamá moderna no solo es práctica, sino también elegante y original. Las mujeres embarazadas resaltan así su figura y su estado en un momento muy especial.

Los sujetadores premamá y de lactancia todavía no han llegado a ese nivel aunque actualmente también hay modelos elegantes. En la SE 20, el pecho ha crecido considerablemente, por lo que un sujetador normal empieza a resultar incómodo.

El sujetador especial, gracias a los anchos tirantes y los cómodos cierres, ayuda a aliviar tanto el tejido conjuntivo del pecho como la espalda.

Éste permite prevenir dolores de cervicales y espalda, así como la posterior flacidez de los senos.

Consejo: Ahora es el momento perfecto para tomarse unas largas vacaciones.

En caso de que los futuros padres estén planeando hacer algún viaje antes del nacimiento, ahora es el momento adecuado para ello: como máximo a partir del séptimo mes de embarazo, los viajes largos resultan difíciles y muy pesados para muchas mujeres. Volar tampoco representa ningún problema durante las próximas semanas. Sin embargo, el destino de viaje debería ofrecer un mínimo de comodidades y medidas de higiene.

Muchas mujeres empiezan ahora a comprar las primeras cosas para el bebé y a preocuparse un poco más por los preparativos de cara al parto. En este caso, estaría bien implicar también a la pareja. Las próximas semanas se convertirán pues en una perfecta mezcla de vida en pareja y de acercamiento al seno familiar.

¿Se encuentran bien la madre y el bebé? La segunda gran revisión

Entre las semanas 19 y 22 del embarazo tiene lugar la segunda gran revisión en la que se comprobará de forma exhaustiva el estado de desarrollo del bebé con una ecografía. La madre se enfrenta a una serie de pruebas rutinarias: El médico o la comadrona determina durante la revisión el peso de la madre, el tamaño del útero y el estado del fondo uterino.

La orina se examina para detectar la presencia de azúcar, proteínas y gérmenes. Se toma una muestra de sangre para medir el nivel de hemoglobina en sangre.

Si es necesario, se realiza un hemograma, que proporciona información sobre la hemoglobina y, por lo tanto, sobre el contenido de oxígeno de la sangre, así como sobre los síntomas de deficiencia con respecto a ciertas vitaminas y oligoelementos.

Si hay azúcar y/o proteína en la orina de la mujer embarazada o si se ha producido retención de líquidos debido a una presión arterial elevada, en las próximas semanas se realizará una observación minuciosa para detectar la denominada gestosis lo antes posible. Se trata de ciertos trastornos del embarazo: las náuseas y los vómitos en las primeras etapas del embarazo también forman parte de él en un sentido más amplio.

En la segunda mitad del embarazo, el objetivo principal es evitar la diabetes durante el embarazo o la preeclampsia incipiente lo antes posible.

La preeclampsia en sus formas severas puede llevar a complicaciones del embarazo que son potencialmente mortales tanto para la madre como para el bebé.

Es particularmente arriesgado para mujeres con enfermedad renal, diabetes mellitus y mujeres embarazadas muy jóvenes o de edad avanzada.

Sin embargo, por lo general se pueden controlar fácilmente los síntomas con un tratamiento apropiado.

Importante: La retención de líquidos por sí sola generalmente no es motivo de preocupación y ocurre en entre un cinco y un ocho por ciento de las mujeres embarazadas, especialmente en la segunda mitad del embarazo. Sin embargo, el médico o la comadrona deberían estar naturalmente informados si ello ocurre.

En la semana 20 del embarazo o más tarde, el médico dispone de varios parámetros diferentes para evaluar el estado de desarrollo del bebé, que se introducen en la cartilla de embarazo con los códigos correspondientes. Se considera aquí:

  • El diámetro biparetal (biparietal) de la cabeza (DBP): el diámetro entre las dos sienes
  • La longitud femoral (LF): la longitud del hueso femoral
  • Alternativa: la longitud del hueso humeral (húmero, LH)
  • El diámetro fronto-occipital de la cabeza (DFO): el diámetro de la cabeza entre la frente y la parte posterior de la cabeza.
  • Alternativa: la circunferencia cefálica (CC)
  • Diámetro transversal de abdomen-tórax (DTA): la distancia entre los dos lados del abdomen.

Alternativa: La circunferencia del abdomen y del tórax (circunferencia de la barriga, CA) o el diámetro del abdomen-anteroposterior de tórax (distancia entre el ombligo y la columna vertebral, DAP)

A partir de datos biométricos, existen varias posibilidades de cálculo con respecto al tamaño y al peso del bebé. Por ejemplo, siete veces la longitud femoral corresponde aproximadamente a la longitud del bebé de pies a cabeza.

Los valores que se miden y se utilizan realmente para el cálculo dependen de la posición del bebé y del método que emplee cada médico.

Además, durante la ecografía, el médico comprueba de nuevo si existe un embarazo múltiple y busca deficiencias en el desarrollo.

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/embarazo/calendario-de-embarazo/semana-de-embarazo-se-20.html

Semanas Embarazo. La 20ª semana de embarazo, 20 semanas de embarazo

Semanas Embarazo. La 20ª semana de embarazo, 20 semanas de embarazo

A partir de este momento, deja de tomarse como referencia la medida de la coronilla a la rabilla (longitud céfalo caudal) y sus medidas se calculan midiendo su perímetro cefálico, su circunferencia abdominal y la longitud del fémur. Las tres medidas se mezclan y dan un peso aproximado.

Una sustancia grasienta blanca, vernix, cubre su cuerpo entero para proteger su piel durante su larga estancia en el fluido amniótico. (Esta sustancia que le cubre también alivia el viaje a través del canal de nacimiento.).

Su bebé come más. También produce el meconio, una sustancia negra, pegajosa, resultado de la pérdida de células, la secreción digestiva y tragarse el fluido amniótico. Este meconio se acumulará en sus entrañas y lo verás en su primer pañal sucio (aunque algunos bebés lo pasan al útero antes de nacer).

Sus órganos están totalmente formados, por lo que las próximas semanas se dedicará a prepararlos para el nacimiento y crecer y engordar.
 

Cambios en la madre en la semana 20 del embarazo

Tu abdomen crece, ahora es obvio para cualquiera que te vea que estás embarazada. La cima de tu útero está en el ombligo. Ya tendrás que usar ropa ancha y adaptada a tu abdomen, que seguirá creciendo día a día.

En este segundo trimestre es normal que aumenten molestias digestivas como el ardor, causado por las digestiones más lentas y el crecimiento del útero que deja poco espacio al estómago. Procura comer ligero y evitar las comidas fuertes.

No te acuestes justo después de comer y, si hace falta, consulta a tu profesional de medicina sobre los antiácidos. También es normal que se noten más los dolores de espalda, especialmente en la zona del lumbago.

Cuida tus posturas y haz ejercicio con regularidad para fortalecer los músculos de la espalda. Los masajes también pueden ayudarte.

¿Cómo cuidarse esta semana?

Asegúrate de tomar bastante hierro, ya que el bebé necesita mucha cantidad de este mineral para desarrollarse. Alimentos ricos en hierro son las carnes rojas, lentejas y otras legumbres, espinacas, pescado, etc.

Debes tomar mucho líquido para mejorar la diuresis. No permanezcas de pie mucho tiempo y trata de no sentarte con las piernas cruzadas. Dormir con las piernas más altas que la cabeza es una buena ayuda para mejorar la circulación y prevenir problemas en ellas.

En algunos trabajos se concede la baja laboral a partir de la semana 20, sobre todo aquellos en los que puede existir riesgo. Si no es tu caso, puedes seguir trabajando sin problemas, aunque procura evitar el estrés.

Es una buena idea que te apuntes a clases de preparación al parto, te ayudarán a estar lista cuando llegue el momento.

Estas clases se aconsejan entre la semana 24 y la 36, aunque puedes empezarlas ya si quieres. En ellas te resolverán dudas sobre el embarazo, el parto, el cuidado del bebé.

En la semana 20 se hace la ecografía morfológica, una de las tres ecografías fundamentales de la gestación. Esta ecografía es muy importante ya que sirve para valorar la morfología del feto y comprobar el desarrollo de todos sus órganos.

Además de comprobar posibles malformaciones, se puede saber el peso y tamaño del feto para comprobar si crece adecuadamente, si la placenta tiene alguna anomalía, la cantidad de líquido amniótico y si el cordón umbilical cuenta con tres conductos (dos arterias y una vena). Por último, se examinan los movimientos corporales y respiratorios para comprobar el bienestar fetal. 
 

Hace unos años solo se podía saber el sexo del bebé en el momento del parto, pero las modernas técnicas de diagnóstico prenatal (ecografías, análisis genéticos) permiten saber, desde la octava semana de… (20 semanas de embarazo)

Si no te decides por los tradicionales nombres para bebé que se llevan actualmente, y tampoco quieres ponerle el de algún familiar cercano, echa un ojo a estos curiosos nombres de diversos orígenes que… (semana 20 de embarazo)

Cuando dos hermanos comparten fecha de cumpleaños no sabemos decir exactamente qué tipo de embarazo tuvo su madre. La diferencia fundamental entre gemelos y mellizos reside en el momento de la concepción:… (embarazo semana 20)

Desarrollar los 5 sentidos del bebé es fundamental para mejorar sus capacidades y habilidades, además de que ayuda a fortalecer el vínculo entre el pequeño y sus papás. Respecto al oído, es su primer contacto… (embarazo de 20 semanas)

A la hora de elegir el nombre de tu bebé es normal querer que este tenga un significado bonito o incluso especial para ti y para tu pareja. La connotación tan positiva de “ángel” hace que muchos papás… (embarazo 20 semanas)

La mitología griega y romana tiene nombres tan usuales en nuestro vocabulario como los de los planetas del sistema solar (mercurio, venus, marte, etc.), Aunque es poco corriente encontrarlos entre los… (20 semanas)

Ya conoces el sexo del bebé que esperas y ahora te planteas qué nombre ponerle. ¿Has pensado en elegir uno típico de tiempos pasados o arcaicas generaciones? Escoger un nombre antiguo para el bebé puede… (semana 20 de embarazo ejercicios)

La mayoría de partos empiezan por la noche, por eso hay muchos nombres, de diversos orígenes, que significan “nacido de noche”. También hay muchos nombres que significan simplemente “noche”. ¿Quieres conocerlos?… (20 semana de embarazo)

El imperio egipcio desarrolló una cultura y una civilización sorprendentes desde el año 3050 hasta el 31 a. C. Para ellos, la religión era muy importante. Esta se centraba en la interacción de los egipcios… (en 20 semanas 3 kilos es mucho)

Desarrollo del feto semana a semana

Desde el momento en que el óvulo es fecundado, comienza a crecer y desarrollarse a un ritmo frenético para pasar en 9 meses de medir menos de un milímetro a medir unos 50 cm y pesar alrededor de 3 kilos…. (ejercicios para embarazadas semana 20)

Estos bonitos nombres que te proponemos en este artículo tienen todos un significado común: belleza. La belleza está asociada a la hermosura. Se trata de una percepción bastante subjetiva, pues lo que…

Desde hace unos años existe la tendencia de buscar nombres cortos para los niños. Os mostramos algunos de los más cortos y sus significados.

La luna es el satélite de la tierra, un elemento mágico y místico que representa para muchas culturas el poder femenino, la diosa madre, por lo que muchos de los nombres relacionados con la luna son femeninos….

Actores, cantantes, futbolistas… los personajes más conocidos influyen en la moda, los peinados… y también en los nombres. ¿Quieres conocer los nombres más extravagantes de algunos de estos famosos?

Dios está presente en todas las culturas y pueblos desde los albores de la humanidad. Ya sea en una religión politeísta o monoteísta, para la mayoría de los hombres dios ha sido muy importante en sus vidas,…

¿por qué mi bebé se mueve mucho?

Cuando el bebé se mueve dentro de nosotras nos emociona como nunca, pero si este lo hace demasiado nos puede llegar a preocupar. Es por ello que te recomendamos informate sobre por qué tu bebé se mueve…

Son muchos los significados que encontramos de los diversos nombres que existen. Uno de ellos es “salud” o “sano”, haciendo referencia al buen estado físico de una persona. Si quieres que tu hijo tenga…

La luz es el día, la vida, el inicio de muchas cosas, el bien… todos los nombres que aquí te presentamos están relacionados con la palabra luz de un modo u otro. Quizá alguno te guste para tu bebé.

Todos estos nombres que te presentamos tienen algo en común: significan “tierra” o esta palabra forma parte de su significado. ¿Quieres conocerlos? Quizá alguno sea el elegido para tu hijo.

La grandeza es una cualidad que hace referencia a una persona que es grande en importancia, tamaño, intensidad o bondad. Son muchos los nombres que encontramos de diversos orígenes, tanto para chica como…

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/semanas-embarazo/20-semanas-de-embarazo

Semana 20 de embarazo: ¡Toca la ecografía más importante!

Semanas Embarazo. La 20ª semana de embarazo, 20 semanas de embarazo

¡Toca la ecografía más importante!

Te explicamos cómo evoluciona tu embarazo y cómo va creciendo tu bebé en la semana 20 de embarazo. Te ayudamos a despejar todas tus dudas.

El tamaño de tu bebé esta semana

En la semana 20 de embarazo, es probable que ya notes las patadas de tu bebé y que la ecografía descubra su sexo.

Estás en el ecuador del embarazo, su columna ya está casi recta y la ecografía también revelará todas sus vértebras. A partir de ahora, el peso del bebé aumentará más de diez veces y llegará a medir el doble de lo que mide en estos momentos.

En un embarazo de 20 semanas, el bebé mide unos 16,4 centímetros de la coronilla hasta las nalgas y pesa en torno a los 300 gramos. A pesar de que el líquido amniótico que lo rodea distorsiona un poco los sonidos, ya percibe tu voz y los latidos de tu corazón.

Embarazada de 20 semanas

También ve, experimenta emociones y comparte contigo tus cambios de humor y tus sensaciones. Percibe la luz, abre voluntariamente la boca y respira.

Durante esta semana, los órganos abdominales del feto, que incluyen el estómago, los intestinos y el hígado, están contenidos totalmente en la cavidad abdominal.

Los dedos de los pies y de las manos son muy flexibles, al igual que todo él. De hecho, el bebé se llevará muy a menudo los pies y las manos hacia la boquita.

Los primordios o cimientos de los dientes del bebé – tanto los de leche como los permanentes que saldrán después – ya están en su sitio, bajo las encías. Su mandíbula seguirá creciendo progresivamente. 

Edad del feto: 18 semanas.​

El bebé en la ecografía: imágenes y vídeo, semana 20

¿Te apetece ver un vídeo de un feto de 20 semanas en movimiento? ¿Y su ecografía? ¡No te los puedes perder!

Ecografía de 20 semanas

Durante la semana 20 de embarazo, ya puede resultarte cansado estar de pie durante mucho tiempo, algo que se debe al peso in crescendo del bebé y del útero.

Dado que el centro de gravedad se está desplazando, también es probable tener un equilibrio más limitado, algo que añade presión a los ligamentos, ya reblandecidos a causa de los cambios hormonales.

Es importante hacer pausas cortas y frecuentes para descansar y no permanecer nunca más de tres horas seguidas de pie.

Ese cansancio también podría ir acompañado de un exceso de sueño. Tu cuerpo está haciendo grandes esfuerzos, así que busca espacios para relajarte y descansar.

Debes saber, asimismo, que durante este segundo trimestre puede aparecer la hipotensión, o bajada de tensión arterial, propia del embarazo, algo que puede deberse a la compresión del útero sobre la arteria aorta y la vena cava, que suele darse cuando una está tumbada boca arriba.

Otro tipo de hipotensión que refieren las futuras mamás es la postural, que ocurre cuando están sentadas o en cuclillas y se levantan rápidamente, algo que puede evitarse levantándose despacio.

A partir de las 20 semanas de embarazo, podrían presentarse ciertos trastornos. Si eres propensa a las varices, el embarazo favorece su aparición en las extremidades inferiores y alrededor de la vagina.

Su presencia se debe a la acción relajante que las hormonas del embarazo ejercen sobre las paredes de las venas y a la congestión que el peso del útero ejerce sobre las mismas.

Para evitar su aparición, te conviene dejar descansar las piernas a intervalos regulares, utilizar medias relajantes y calcetines premamá, que funcionan alimentando la circulación y devolviendo la sangre al corazón, así como no usar ropa demasiado apretada.

¿Ya has llevado a cabo la visita ginecológica de control? En la semana 20 de embarazo, aproximadamente, se realiza la ecografía más importante del embarazo, la ecografía morfológica.

En esta ecografía, se analizan los parámetros más importantes que valoran la morfología del feto, su buen estado de salud y su desarrollo normal.

Además, si se deja ver, ¡la ecografía morfológica te puede decir el sexo de tu futuro bebé! El escáner de anomalías o anatómico, que observa detalladamente cómo se han desarrollado los principales órganos y sistemas corporales del bebé –cerebro, columna, labio superior, corazón, estómago y diafragma; riñones y vejiga; pared abdominal; miembros del bebé y cordón umbilical-, además de analizar la placenta y el volumen del líquido amniótico.

La placenta se examinará para asegurarse que es normal y que no bloquea la vía de salida del bebé, mientras que el líquido amniótico se analiza para comprobar que no haya mucho ni demasiado poco. 

Los análisis del quinto mes de embarazo, además del correspondiente control ginecológico y la citada ecografía, prevén: análisis de sangre, búsqueda de anticuerpos anti-toxoplasmosis y fluximetría doppler, una ecografía de las arterias uterinas. ​

En esta semana 20 de embarazo, tu tripita ya empieza a tener un tamaño visible y no debes olvidar abrocharte el cinturón de seguridad del coche correctamente durante tus desplazamientos, puesto que ya sabes que es obligatorio también durante el embarazo. 

La DGT recomienda el uso de adaptadores adecuados para proteger al feto y evitar lesiones en caso de colisión. 

……….

Y ahora, haz clic sobre la imagen y mira tu DIBU correspondiente a la semana 20 de embarazo. 
¡Te enganchará!

……….

¿Te has preguntado cuánto pesará al nacer?..

Aunque, con motivo de la última ecografía, el ginecólogo te puede adelantar el peso aproximado que tendrá tu bebé al nacer, no está de más que tengas esta información de antemano.

¡Calcula cuánto pesará tu bebé al nacer!

Por si tienes la tensión baja..

¿Te sentirías más tranquila si supieras qué hacer cuando tienes la tensión baja? ¿Te preocupa desmayarte? Tranquila, aquí tienes toda la información.

¡Descubre cómo actuar cuando estás embarazada y tienes la tensión baja! 

Por si no sabes qué es una ecografía doppler

Es una prueba que puede realizar en diferentes momentos del embarazo, en función de una serie de circunstancias, determinadas por el ginecólogo. ¿Qué revela?

¡Descubre qué es la ecografía doppler y para qué sirve!

Cuidar tus emociones es importante

No solo tu organismo físico necesita cuidados en la semana 20 de embarazo… ¡También tu vida emocional!

¡Descubre los cuidados que debes dedicar a tus emociones en el embarazo!

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo-semana-semana/semana-20-del-embarazo

20 Semanas de Embarazo: Síntomas, Consejos y Más

Semanas Embarazo. La 20ª semana de embarazo, 20 semanas de embarazo

¡Estamos en el ecuador del embarazo! ¿Ya sabes el sexo de tu bebé? ¡ENHORABUENA! YA HAS LLEGADO A LA MITAD DE TU EMBARAZO. Has hecho un largo camino en estos cuatro meses y medio. Tu útero tiene ahora tres veces su tamaño original. A partir de ahora, tu útero crecerá algo menos de un centímetro cada semana hasta que des a luz.

Preparados, listos, ¡a crecer! En estos momentos, tu bebé se concentra en aumentar de tamaño. Sus órganos crecen y aparece una grasa especial bajo la piel. Comienza a formarse la vérnix caseosa, un espeso unto sebáceo blanco que protege la piel y que ayudará al bebé a salir de tu vientre en el momento del parto.

¿Ya notas los movimientos de tu bebé? Es probable que a estas alturas ya te sientas verdaderamente embarazada, en parte debido a que ya sientes al bebé moverse y dar pataditas. Quizá no estés segura de lo que sientes al principio ¿son pinchazos, burbujas, retortijones…? Esta sensación suele manifestarse entre la semana 16 y la 20.

Tu bebé comenzó a moverse ya hace algún tiempo, pero hasta ahora no tenía el tamaño suficiente para que tú sintieras sus cabriolas. ¡Disfruta de la acción!

Al igual que tú notas las acrobacias del bebé, tu pequeño también está en contacto con tus movimientos y los cambios de tu cuerpo.

Por la Dra. Suzanne Dixon y el Dr. Jim Thornton

Artículos relacionados: ¿En qué etapa del embarazo podré sentir los movimientos del bebé?

Embarazada de 20 semanas: tus síntomas

El estrés durante el embarazo. El estado emocional de la madre afecta al bebé durante la gestación. Por ejemplo, si sufres de estrés, aumentará el ritmo cardiaco y la actividad de tu bebé. Aceptémoslo: vivir sin estrés es imposible. No obstante, hay que intentar evitar el estrés extremo o crónico.

Los estudios demuestran que los hijos de madres muy estresadas sufren más trastornos estomacales, lloran más y presentan temperamentos más difíciles tras el parto. Por supuesto, los genes influyen en los rasgos de la personalidad. Además, muchas madres que están extremadamente estresadas durante el embarazo, sufren idéntica tensión tras el parto.

Descansa, come bien, acude a alguien que te ayude a aliviar el estrés y, sencillamente, tómatelo con calma. Mantente en contacto con tu familia y amigos. Cuanto más relajada estés, más relajado estará también tu bebé.

Por la Dra. Suzanne Dixon y el Dr. Jim Thornton

Artículos relacionados: ¿Afecta mi estrés a la salud de mi bebé?

Los carbohidratos durante el embarazo. Es posible que hayas recibido información contradictoria acerca de los carbohidratos: ¿Son alimentos de gran aporte energético o meras calorías vacías? ¿Y cuál es su papel durante la gestación? La respuesta dependerá del tipo de carbohidratos que consumas.

Los carbohidratos sencillos aportan energía y calorías, pero no tienen gran valor nutricional. Algunos carbohidratos sencillos son el pan, el arroz y la pasta blancos, los cereales refinados, las galletas, la bollería y los azúcares.

Los carbohidratos complejos , por otra parte, están repletos de minerales, proteínas y fibra, todo ello necesario para usted y para su bebé.

Son carbohidratos complejos la fruta y la verdura; el pan, los cereales, la pasta y el arroz integrales; las alubias y los garbanzos; y las patatas preparadas al horno o al vapor sin quitar la piel. Haz una buena provisión de éstos.

Por la Dra. Elaine Zwelling y el Dr. Jim Thornton

Artículos relacionados: Los carbohidratos en el embarazo

Cómo cuidar del bebé. Quizá te resulte difícil imaginar cuánta atención te exigirá tu bebé una vez nacido, ya que, por el momento, tu cuerpo le da todo lo que necesita. Pero las cosas cambiarán drásticamente cuando tengas a tu hijo en tus brazos.

El útero está diseñado para dar al bebé todo lo que necesita: las condiciones de luz y temperatura son perfectas, nunca hay demasiado ruido, el sueño y el alimento llegan automáticamente y todos los movimientos del pequeño se amortiguan en un líquido.

Sin embargo, después del parto tendrás que estar muy atenta al bienestar del bebé. Afortunadamente, lo que tú sientes durante el embarazo y las técnicas que utilizas para tu propio confort te preparan perfectamente para atender a tu bebé.

Cuando cambies de posición para aliviar las molestias musculares, ten en cuenta que tu recién nacido necesitará lo mismo. Cuando tu cuerpo te exija alimento, recuerda que tu bebé también necesitará comer en el mismo momento.

Cuando llores porque te sientes cansada o abrumada, date cuenta que tu bebé también llorará por los mismos motivos.

Pensar en tu bebé como una prolongación de ti misma hará que atenderle te resulte la cosa más natural del mundo.

Por la Dra. Ann Corwin y el Dr. Jim Thornton

Artículos relacionados: El bebé en casa

Problemas tiroideos durante el embarazo. La glándula tiroides tiene una importante función reguladora del metabolismo (el consumo de energía en el organismo).

Si la tiroides no funciona correctamente, se puede sufrir de hipotiroidismo (hipoactividad de la glándula) o hipertiroidismo (hiperactividad de la glándula).

Estas enfermedades pueden tener efectos muy perjudiciales para la gestación si no se detectan (mediante un sencillo análisis de sangre) y se tratan a tiempo.

Hipotiroidismo. Este tipo de desequilibrio puede perjudicar el desarrollo psíquico del niño. Algunos síntomas que pueden aparecer:

  • Fatiga

  • Un aumento de peso inesperado

  • Sequedad en la piel

  • Intolerancia al frío

  • Debilidad muscular

Hipertiroidismo. Esta enfermedad puede aumentar el riesgo de que el bebé nazca con muy poco peso o que la madre sufra de preeclampsia, una enfermedad que se caracteriza por una elevada presión sanguínea. Algunos síntomas que pueden aparecer:

  • Intolerancia al calor

  • Calor en la piel

  • Sudor

  • Temblores

  • Pérdida de peso

  • Palpitaciones

Afortunadamente, muy pocas mujeres embarazadas sufren de una u otra forma de desequilibrio tiroideo. Con todo, si observas cualquier cosa inusual, es mejor que se lo comuniques a tu médico para no correr riesgos. Has de estar atenta a estos síntomas también cuando nazca el bebé, ya que 1 de cada 20 mujeres desarrollan problemas tiroideos después del parto.

Por la Dra. Margaret Comerford Freda y el Dr. Jim Thornton

¿Es seguro practicar el sexo? Para empezar, así es como te has quedado embarazada. Pero algunas parejas temen que el acto sexual pueda dañar al bebé o causar un parto prematuro. No te preocupes: si tu embarazo no presenta complicaciones, el sexo es seguro y puede ser muy placentero.

¿Qué es normal? El útero se contrae durante un orgasmo, pero estas suaves contracciones no entrañan peligro alguno.

Incluso puede que sientas que tu bebé da pataditas después del acto sexual, en respuesta al movimiento de balanceo que ha sentido con las contracciones. Es posible que observes a veces algunas manchas tras el acto sexual.

Esto puede ocurrir más fácilmente durante el embarazo porque el cuello uterino se llena de vasos sanguíneos, algunos de los cuales pueden romperse durante el acto.

¿Cuándo preocuparse? Si un par de horas después sigues manchando lo mismo o más, llama a tu médico. Y si has sangrado en algún momento durante el embarazo, evita las relaciones sexuales hasta que el médico las autorice.

Por la Dra. Elaine Zwelling y el Dr. Jim Thornton

Momentos de ansiedad al ser padre. Es normal preocuparse durante el embarazo. «»¿Qué pasa si algo va realmente mal?»» «»¿Qué pasa si no soy un buen padre?»». Expresa tus temores en voz alta. Quizá te resulte difícil, pero una vez comiences a hablar de lo que tienes en mente, te será mucho más fácil controlar tu ansiedad.

Por el Dr. Lawrence Kutner y el Dr. Jim Thornton

Artículos relacionados: El futuro padre: Qué le preocupa, a quién acudir.

Embarazada de 20 semanas: Tu lista de tareas

  • ¡Celebra que ya estás a la mitad del camino!

  • Hazte la ecografía del segundo trimestre de embarazo

  • Durante tu ecografía, descubre si estás esperando una niña o un niño. También puedes decidir esperar a que nazca para averiguarlo

  • Regístrate para obtener consejos para el embarazo

Источник: https://www.dodot.es/embarazo/calendario-del-embarazo/embarazada-de-20-semanas

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: