Síndrome de alcoholismo fetal: nuevas investigaciones para un futuro tratamiento

Síndrome alcohol fetal. Mentiras y verdades muy claritos para todos

Síndrome de alcoholismo fetal: nuevas investigaciones para un futuro tratamiento

¿Sabes cuántos niños nacieron en España en 2018? El número fue de 369.302 recién nacidos. ¿Sabes por qué es importante esa cifra en este artículo? Pues porque de ellos, 369 niños aproximadamente sufren algún tipo de trastorno del espectro alcohólico fetal como el síndrome alcohol fetal según las estadísticas.

Si eras de las que piensa que el consumo de alcohol durante el embarazo era exclusivo de Rusia, me temo que te equivocas.

Lamentablemente, es una realidad que los neuropediatras nos encontramos con demasiada frecuencia en España consultas por síntomas de síndrome alcohol fetal o algunas de las variantes dentro de los Trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF).

Para luchar por el objetivo de erradicar una patología fácilmente evitable, prevenible y con graves consecuencias para toda la vida de los niños que la padecen, te he preparado este artículo.

  • Si tienes la intención de tener hijos
  • Estás embarazada
  • Tienes un hijo con algún tipo de TEAF

Es hora de darle visibilidad para acabar con esta lacra y debes seguir leyendo este artículo hasta el final

Trastornos del espectro alcohólico fetal ¿Qué son?

Los Trastornos del espectro alcohólico fetal son un grupo de patologías infantiles graves causadas por el consumo de alcohol por parte de mujeres embarazadas.

Ten en cuenta que hay un estudio que ha descubierto que más del 40% de las mujeres embarazadas ha consumido alcohol durante el primer trimestre del embarazo, el periodo de mayor riesgo.

Esto hace muy importante informar sobre los riesgos de beber durante el embarazo y también conocer 4 cuestiones importante más

  • Ningún momento del embarazo es seguro para beber alcohol. No hay ningún periodo sin riesgo y puede afectar negativamente provocando secuelas desde los primeros días, antes de saber que estás embarazada, hasta los últimos momentos
  • El periodo de mayor riesgo es el inicial, cuando el embarazo aún se están iniciando y asocia importante riesgo de aborto así como de malformaciones
  • No existe ninguna cantidad mínima de alcohol segura para consumir en el embarazo. Piensa que el tamaño del embrión en casi microscópico y la más mínima cantidad puede ser muy peligrosa
  • La placenta no filtra el alcohol de ninguna forma.

Beber durante el embarazo. ¿Quién dice que no es peligroso?

La polémica surgida después de la irresponsable publicación del libro “Expecting Better: Why the Conventional Pregnancy Wisdom Is Wrong–And What You Really Need to Know” que se traduce má so menos por “Esperando mejor: por qué la sabiduría convencional sobre el embarazo es incorrecta, y lo que realmente necesita saber”

La publicación tuvo más repercusión al aparecer un artículo en el suplemento semanal de El País titulado “Un polémico libro desmonta los tópicos sobre el embarazo y la crianza” donde se parece dar por buenos los argumentos de la autora, una economista, después de revisar estudios médicos en la base de datos médica PubMed de los Estados Unidos de América. 

Esto es lo mismo que si yo reviso un montón de estudios económicos y saco mis propios conclusiones. ¿Cuáles¿ Da igual, no tengo ni idea de economía a gran escala. Sólo diría tonterías y eso es exactamente lo que ha hecho esta mujer llamada Emily Oster.

Tipos de TEAF, síndrome alcohol fetal y síntomas principales

El consumo de alcohol durante el embarazo puede provocar diferentes consecuencias según la cantidad consumida, el momento del consumo y la existencia de otras circunstancias. Por eso, es importante que conozcas los 5 tipos de TEAF que pueden aparecer:

  • Síndrome alcohólico fetal
  • Síndrome alcohólico fetal parcial
  • Trastorno del desarrollo neurológico relacionado con el alcohol
  • Trastorno neuroconductual relacionado con la exposición prenatal al alcohol
  • Defectos de nacimiento relacionados con el alcohol

Síndrome alcohólico fetal

  • El SAF es la forma más grave de TEAF. 
  • Aparecen 3 grupos de síntomas principales
    • Hay menor altura de lo normal
    • Aparecen alteraciones faciales en diferentes grados
      • Fisuras palpebrales con ojos que se abren menos de lo normal
      • El espacio que va de la nariz al labio superior se aplana, lo que se denomina filtrum plano.
      • El labio superior es más fino de lo habitual
    • Se detectan anomalías en el sistema nervioso central

Síndrome alcohólico fetal parcial

  • Es una versión menos grave del cuadro anterior
  • Pueden aparecer menos síntomas de los descritos anteriormente
  • Las secuelas son menores

Trastorno del desarrollo neurológico relacionado con el alcohol

  • En este caso no se aprecian alteraciones físicas
  • Aparecen alteraciones del funcionamiento del sistema nervioso

Trastorno neuroconductual relacionado con la exposición prenatal al alcohol

  • En estos casos se alteran tres áreas conductuales
    • Las funciones cognitivas
    • La autorregulación
    • Los mecanismos de adaptación:

Defectos de nacimiento relacionados con el alcoho

  • Hay casos en los que solo se producen alteraciones en algunos órganos
    • Corazón
    • Riñón
    • Huesos (posiblemente la espina dorsal o columna)
    • Audición
    • Visión

SAF y TEAF. ¿Qué es necesario para el diagnóstico?

Para poder hacer un diagnóstico de síndrome alcohol fetal solo es necesario tener en cuenta dos criterios

  1. El antecedente de consumo de alcohol durante el embarazo
  2. Comprobar la existencia de los síntomas definidos en los apartados anteriores

Si bien, en la mayoría de los casos esto es relativamente sencillo de comprobar, hay situaciones en las que las cosas se vuelven extraordinariamente complicadas

El diagnóstico de SAF y le detección de un caso de TEAF es mucho más sencillo en niños adoptados en Europa del Este, donde la frecuencia es considerablemente más alta que en los países mediterráneos

Tratamiento para las consecuencias de consumir alcohol en el embarazo ¿Hay alguno?

No hay ningún tratamiento que solucione las consecuencias de consumir alcohol en el embarazo. 

Las únicas opciones que tenemos es la de intentar mejorar las repercusiones que pueden provocar en su vida en los tres ambientes principales

  • Problemas de aprendizaje o de conducta: TDAH, Dislexia, Discapacidad intelectual… 
  • Problemas de maduración o desarrollo: Trastornos en la socialización y las relaciones familiares…
  • Otros problemas neurológicos

¿Cuál es el pronóstico de los niños con TEAF?

Las consecuencias de consumir alcohol durante el embarazo son de por vida. Las secuelas de los TEAF solo se pueden tratar de forma paliativa. 

Las consecuencias de consumir alcohol durante el embarazo son de por vida. Las secuelas de los TEAF solo se pueden tratar de forma paliativa. 

Esto no quiere decir que todos los casos revistan la misma gravedad o estén abocados a la gran dependencia, pero la realidad es que la mayoría seguirán revisiones neurológicas a lo largo de su vida y sufrirán dificultades a nivel académico, social o familiar

Está en nuestra mano prevenir estas situaciones y trabajar por atender lo mejor posible a estos niños y sus familias

Esto no quiere decir que todos los casos revistan la misma gravedad o estén abocado a la gran dependencia, pero la realidad es que la mayoría seguirán revisiones neurológicas a lo largo de su vida y sufrirán dificultades a nivel académico, social o familiar

Está en nuestra mano prevenir estas situaciones y trabajar por atender lo mejor posible a estos niños y sus familias

En resumen

  • No bebas si estás embarazada. Evita el síndrome alcohol fetal
  • No todo lo que aparece en los periódicos es verdad
  • Los libros también dicen tonterías
  • Cuida del futuro de tu futuro hijo

Recuerda

Compártelo ahora mismo para prevenir más casos

comments

Источник: https://elneuropediatra.es/sindrome-alcohol-fetal/

Síndrome de alcoholismo fetal: nuevas investigaciones para un futuro tratamiento

Síndrome de alcoholismo fetal: nuevas investigaciones para un futuro tratamiento

El consumo de alcohol durante el embarazo es muy peligroso para el desarrollo del feto ya que el alcohol atraviesa la placenta, lo que puede causar numerosos daños.

Además, no se ha establecido un nivel seguro de ingesta de alcohol durante el embarazo, por lo que se recomienda no consumir nada de nada, aunque se sabe que, cuanto más se consuma, peor.

El momento en el que se consuma el alcohol durante el embarazo también es importante. Así, es más dañino en el primer trimestre porque los órganos están formándose.

Los síntomas principales que puede presentar un bebé con síndrome de alcoholismo fetal (SAF) son los siguientes:

– Crecimiento deficiente tanto dentro del útero como una vez nacido.

– Disminución del tono muscular y mala coordinación.

– Retraso en los hitos del desarrollo.

– Problemas de aprendizaje y desarrollo.

Nuevas investigaciones sobre el síndrome de alcoholismo fetal

Hasta ahora, se sabía mucho sobre los daños del SAF en el desarrollo del niño, pero nada sobre cómo ayudar a bebés que padecen este problema. Ahora, una investigación de un equipo de científicos de Neovasc, en la Universidad de Rouen (Francia), ha dado con la posible clave para un tratamiento.

La exposición del feto al alcohol es perjudicial para la maduración del sistema nervioso central, tanto de las neuronas como de los microvasos que suministran sangre a la corteza cerebral. Esta toxicidad depende de la cantidad de alcohol consumida por la madre y del tiempo en que el feto está expuesto (ventana de vulnerabilidad).

En el sistema nervioso, sabemos que el alcohol aumenta la muerte neuronal (incluyendo la apoptosis) y altera la autofagia (es decir, el fenómeno de limpieza y reciclaje de células, esencial para la supervivencia de todas las células).

Sin embargo, hasta ahora se desconocían los mecanismos que regulaban su toxicidad para las células endoteliales que componen la capa interna de los vasos corticales.

Pero esta investigación ha demostrado que la autofagia alterada también se observa en estas células endoteliales después de la exposición prenatal al alcohol. Este equipo ya había demostrado que dicha exposición induce una alteración del árbol de vascularización cerebral.

Con los nuevos resultados, parece que estas anomalías vasculares se asocian con un aumento de las células endoteliales de la mortalidad y la acumulación de vacuolas autofágicas en estas células.

El síndrome del alcoholismo fetal (FAS) es la forma más grave de trastornos relacionados con el alcohol en mujeres embarazadas. Es la principal causa de parálisis cerebral de origen no genético en niños. Este síndrome afecta a aproximadamente 1.3 niños por cada 1.000 nacidos vivos en Francia. Pero este número aumenta a 9 por 1.

000 al considerar todos los trastornos relacionados con el alcoholismo fetal: trastornos conductuales con agresividad y autoagresión, dificultades de aprendizaje, etc.

«Si los niños con FAS no se detectan al nacer por signos físicos, el diagnóstico puede llegar tarde, una vez que todo el proceso de maduración cerebral ha terminado, por lo que será difícil ayudar al desarrollo del niño por medio de terapias de apoyo».

El trabajo de este equipo ha consistido en entender los mecanismos celulares que explican estas anomalías para identificar un marcador periférico de la toxicidad del cerebro que se use para detectar este problema nada más nacer y, así, proponer un tratamiento temprano de los niños afectados.

En colaboración con el departamento de pediatría neonatal, cuidados intensivos y neurología pediátrica del Hospital Universitario de Rouen, el equipo de Neovasc busca biomarcadores para el diagnóstico precoz y para identificar dianas terapéuticas.

El papel de mTOR

El trabajo, dirigido por el Prof. Bakri, hecho en ratones y tejido cerebral de fetos muertos a causa del alcoholismo fetal, muestra cómo la autofagia de las células de los vasos sanguíneos se ve perjudicada por el alcohol. «En la presencia de alcohol, hay una acumulación de vacuolas autofágicas en el citoplasma», explica Bakri.

Además, han descubierto que “la cascada de autofagia está bajo el control del receptor mTOR (diana de rapamicina en células de mamífero), pero cuando se inhibe el receptor mTOR, se levanta su papel de policía y comienza la autofagia”. Por eso, decidieron probar el comportamiento de las células en presencia de alcohol y de un inhibidor de mTOR, la rapamicina. En este caso observaron una mejor supervivencia celular.

La rapamicina ya se usa en algunas terapias; pero ahora podría formar parte también de un tratamiento potencial para los trastornos asociados con el alcoholismo fetal.

Pero para esto, habría que administrarla antes de que se complete el proceso de desarrollo neurológico de los primeros años de vida.

De ahí la importancia de identificar biomarcadores para diagnosticar a los niños en riesgo desde el nacimiento.

Otros trabajos realizados por el equipo llevaron a la identificación de un primer biomarcador placentario de daño cerebral.

A partir de ese han lanzado un estudio piloto para confirmar su interés en la detección de daño cerebral neonatal asociada con la impregnación prenatal al alcohol. Si tiene éxito, podría incluirse en el cribado neonatal.

Además, los ensayos clínicos podrían llevarse a cabo para evaluar la eficacia de un inhibidor de mTOR en estas lesiones cerebrales.

Pero por ahora, la mejor prevención es obviamente prohibir todo el consumo de alcohol durante el embarazo. Especialmente dado que todavía se desconocen las ventanas de vulnerabilidad en las que el sistema nervioso de los niños no nacidos puede verse alterado por la presencia de alcohol.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/sindrome-de-alcoholismo-fetal-nuevas-investigaciones-para-un-futuro-tratamiento-7996

Tratamientos

Síndrome de alcoholismo fetal: nuevas investigaciones para un futuro tratamiento

No hay dos personas con trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF) que sean exactamente iguales. Los TEAF pueden incluir discapacidades tanto físicas como intelectuales, así como problemas de conducta y aprendizaje. Estos síntomas pueden variar de leves a graves. Los servicios de tratamiento para las personas con TEAF deben ser diferentes para cada caso según los síntomas.

Servicios de intervención temprana

No existe una cura para los trastornos del espectro alcohólico fetal, pero los estudios indican que los servicios de tratamiento de intervención temprana pueden mejorar el desarrollo del niño.

Los servicios de intervención temprana ayudan a los niños desde el nacimiento hasta los 3 años de edad (36 meses) a aprender destrezas importantes. Los servicios incluyen terapia para ayudar al niño a hablar, caminar e interactuar con los demás.

Por lo tanto, es importante que usted hable con el médico de su hijo lo antes posible si cree que el niño tiene un TEAF u otro problema del desarrollo.

Aunque a su niño no se le haya dado un diagnóstico, puede ser que cumpla con los requisitos para recibir servicios de tratamiento de intervención temprana.

La Ley sobre Educación para Personas con Discapacidades (IDEA) establece que los niños menores de 3 años que presenten un riesgo de tener retrasos en el desarrollo podrían reunir los requisitos para obtener servicios.

El sistema de intervención temprana de su estado lo ayudará para evaluar al niño y le proporcionará servicios si cumple con los requisitos.

Además, por lo general, no es necesario esperar a tener un diagnóstico formal para recibir los tratamientos de síntomas específicos, como la terapia del lenguaje para retrasos en el habla.

Factores de protección

Los estudios han mostrado que algunos factores de protección pueden ayudar a reducir los efectos de los trastornos del espectro alcohólico fetal y ayudar a que las personas con estas afecciones alcancen su máximo potencial.1 Algunos factores de protección son:

  • Diagnóstico temprano
    Un niño que recibe un diagnóstico a una edad temprana puede ser asignado a clases adecuadas a sus necesidades y recibir los servicios sociales que lo ayuden a él y a su familia. El diagnóstico temprano también ayuda a las familias y al personal escolar a comprender por qué a veces el niño podría actuar o reaccionar de manera diferente a los demás.
  • Obtención de servicios sociales y educación especial
    Los niños que reciben educación especial enfocada en sus necesidades específicas y su estilo de aprendizaje tienen mayor probabilidad de alcanzar su máximo potencial. Los niños con trastornos del espectro alcohólico fetal presentan una amplia variedad de conductas y problemas que podrían necesitar atención. Los programas de educación especial pueden satisfacer mejor las necesidades de cada niño. Además, las familias de los niños con trastornos del espectro alcohólico fetal que reciben servicios sociales, como consejería o cuidados de relevo, tienen experiencias más positivas que las familias que no reciben esos servicios.
  • Un hogar lleno de cariño, enriquecedor y estable
    Los niños con trastornos del espectro alcohólico fetal pueden ser más sensibles que otros niños a las interrupciones, a los cambios de estilo de vida o rutina y a las relaciones dañinas. Por consiguiente, vivir en un hogar estable y lleno de cariño es muy importante para un niño con un trastorno del espectro alcohólico fetal. Además, el apoyo de la familia y de la comunidad puede ayudar a prevenir trastornos secundarios, tales como conductas delincuenciales, desempleo y abandono de los estudios.
  • Un ambiente sin violencia
    Las personas con trastornos del espectro alcohólico fetal que viven en hogares estables y sin situaciones abusivas o que no se involucran en la violencia juvenil tienen una probabilidad mucho menor de presentar trastornos secundarios que los niños expuestos a la violencia. Los niños con TEAF necesitan que les enseñen otras maneras de demostrar su enojo o frustración.

Tipos de tratamiento

Existen varios tipos de tratamiento para las personas con trastornos del espectro alcohólico fetal. Por lo general, se pueden dividir en cinco categorías:

  • Atención médica
  • Medicamentos
  • Terapia para la conducta y el aprendizaje
  • Capacitación de los padres
  • Métodos alternativos

Atención médica

Las personas con TEAF tienen las mismas necesidades de salud y atención médica que las personas que no tienen esos trastornos.

Al igual que las demás personas, necesitan de atención médica rutinaria cuando son bebés, vacunas, buena alimentación, ejercicio, higiene y atención médica básica.

En las personas con TEAF, los problemas específicos al trastorno en particular deben ser vigilados y tratados por un médico. Los tipos de tratamiento que se necesitan serán diferentes para cada persona, según sus síntomas.

Entre los especialistas médicos pueden estar:

  • Pediatra
  • Proveedor de atención médica primaria
  • Médico especialista en dismorfología
  • Otorrinolaringólogo
  • Audiólogo
  • Inmunólogo
  • Neurólogo
  • Profesional de salud mental (sicólogos y siquiatras infantiles, sicólogo escolar, especialistas en el manejo de la conducta)
  • Oftalmólogo
  • Cirujano plástico
  • Endocrinólogo
  • Gastroenterólogo
  • Nutricionista
  • Genetista
  • Patólogo del lenguaje
  • Terapeuta ocupacional
  • Fisioterapeuta

Medicamentos

No se han aprobado medicamentos para tratar específicamente los TEAF. Sin embargo, varios medicamentos pueden ayudar a aminorar algunos de los síntomas de los trastornos del espectro alcohólico fetal. Por ejemplo, existen medicamentos que pueden ayudar a controlar los altos niveles de energía, la dificultad para concentrarse o la depresión.

A continuación hay algunos ejemplos de medicamentos que se usan para tratar los síntomas de los TEAF:

  • Estimulantes
    Este tipo de medicamentos se usa para tratar síntomas como la hiperactividad y problemas de atención y para controlar los impulsos, así como para otros problemas de conducta.
  • Antidepresivos
    Este tipo de medicamentos se usa para tratar síntomas como la tristeza, la pérdida del interés, los problemas del sueño, el mal comportamiento escolar, la negatividad, la irritabilidad, la agresión y las conductas antisociales.
  • Antisicóticos
    Este tipo de medicamentos se usa para tratar síntomas como la agresión, la ansiedad y otros problemas de conducta.
  • Ansiolíticos
    Este tipo de medicamentos se usa para tratar los síntomas de la ansiedad.

Los medicamentos pueden afectar a cada niño de manera diferente. Puede ser que un medicamento le haga efecto a un niño, pero no a otro. Para determinar el tratamiento adecuado, el médico podría probar diferentes medicamentos y dosis. Es importante cooperar con el médico de su hijo para encontrar el plan de tratamiento que sea más adecuado para el niño.

Terapia para la conducta y el aprendizaje

Las terapias para la conducta y el aprendizaje pueden ser una parte importante del tratamiento para niños con TEAF. Si bien hay muchos tipos diferentes de terapia para niños con discapacidades del desarrollo, solo algunos han sido probados científica y específicamente para niños con TEAF.

A continuación se presentan terapias para la conducta y el aprendizaje que han mostrado ser eficaces en algunos niños con trastornos del espectro alcohólico fetal:

  • Buenos Amigos (Good Buddies): Una capacitación para enseñar a los niños con TEAF destrezas sociales y cómo entablar amistades1
    Los niños con TEAF comúnmente tienen dificultad para aprender destrezas sociales sutiles sobre la base de sus propias vivencias; ese tipo de destrezas generalmente se aprende “por ósmosis” en el patio de juegos: cómo incorporarse a un grupo, cómo compartir de forma adecuada o cómo lidiar con las burlas. En esta intervención se usa un formato de grupo para enseñar destrezas sociales adecuadas para la edad, durante 12 sesiones semanales en las que participan los padres y el niño. Las sesiones se organizan tomando como base y objetivo que el niño sea el anfitrión en una invitación para jugar con un compañero de clases u otro amigo.
  • Familias que Avanzan (Families Moving Forward, FMF): Un programa para proporcionar apoyo a familias que tienen que afrontar conductas problemáticas relacionadas con los TEAF.2
    Esta intervención es más adecuada para los niños con problemas de conducta graves y clínicamente importantes; se toman como base, en parte, las técnicas que apoyan comportamientos positivos. Es un modelo de consulta de apoyo factible, de baja intensidad y sostenido para un padre o una persona a cargo del cuidado del niño (en lugar de trabajar directamente con el niño). La intervención dura entre 9 y 11 meses, con al menos 16 sesiones cada dos semanas, que generalmente se extienden por 90 minutos cada una. Proveedores de salud mental con capacitación especializada están a cargo de estos servicios.
  • Experiencia Interactiva para el Aprendizaje de las Matemáticas (Math Interactive Learning Experience, MILE): Un programa para ayudar con las dificultades en matemáticas.3
    Las deficiencias en la aplicación de las matemáticas se han reportado de forma constante con respecto a las personas que han sido afectadas por el alcohol. El programa MILE está diseñado para mejorar los conocimientos y las destrezas del niño en las matemáticas. Los niños reciben 6 semanas de clases particulares en las que se usan materiales adaptados específicamente (por ejemplo, línea vertical de números, cronómetro, etc.) que son adecuados para su nivel académico. Los padres también reciben capacitación sobre técnicas de regulación conductual para optimizar la preparación del niño para aprender.
  • Padres y Niños Juntos (Parents and Children Together, PACT): Un programa de habilitación neurocognitiva para mejorar la autorregulación y la función ejecutiva.4
    Se toman como base las técnicas elaboradas a partir de la literatura sobre lesiones cerebrales; en esta intervención se realizaron 12 sesiones semanales con padres y niños para abordar y mejorar la regulación del comportamiento y la función ejecutiva (es decir, la planificación, la organización y la comprensión de otras personas). Se utiliza la metáfora particularmente cautivadora “¿cómo funciona mi motor?” para enseñar a los niños a tener conciencia sobre su estado conductual del momento y técnicas específicas para optimizar ese estado de acuerdo a la situación en la que están.

Capacitación de los padres

Puede ser que los niños con trastornos del espectro alcohólico fetal no respondan a las prácticas habituales de crianza de los padres.

La capacitación de los padres ha dado resultado en educarlos sobre la discapacidad de sus hijos y sobre las maneras de enseñarles muchas destrezas y ayudarlos a lidiar con los síntomas relacionados con los TEAF.

Esta capacitación se puede hacer en grupos o con solo una familia. Dichos programas se ofrecen en clases especiales o con terapeutas.

Aunque cada niño es único, los siguientes consejos pueden ayudar:4

  • Concéntrese en las fortalezas y talentos del niño.
  • Acepte las limitaciones de su hijo
  • Sea constante con todo (disciplina, escuela, conducta).
  • Use un lenguaje y ejemplos concretos.
  • Tenga rutinas estables y no las modifique a diario.
  • Trate de simplificar.
  • Sea específico, diga exactamente lo que quiere expresar.
  • Estructure la vida de su hijo para proporcionarle una base para su vida diaria.
  • Use herramientas visuales, música y actividades manuales para ayudar a su hijo a aprender.
  • Utilice el refuerzo positivo con frecuencia (elogios, incentivos).
  • Supervise sus amigos, visitas y rutinas.
  • Repita, repita, repita.

Puede ser que las familias necesiten apoyo de un terapeuta o consejero de familia. Los padres también se beneficiarían de los grupos de apoyo locales, en los cuales los padres de niños con TEAF pueden hablar sobre sus preocupaciones, hacer preguntas y encontrar motivaciones.

Métodos alternativos

Con cualquier discapacidad, lesión o afección, muchas terapias no evaluadas se conocen y se promueven a través de las redes informales. A estas terapias se las llama tratamientos alternativos. Antes de comenzar con este tipo de tratamiento, investigue en detalle y hable con el médico de su hijo. El médico de su hijo lo ayudará a evaluar los riesgos y beneficios de estas terapias.

Algunos de estos tratamientos alternativos que se usan para las personas con TEAF incluyen:

  • Biorretroalimentación.
  • Capacitación auditiva.
  • Terapia de relajación, visualización y meditación (en especial para los problemas de sueño y ansiedad).
  • Terapia artístico creativa.
  • Yoga y ejercicio.
  • Acupuntura y digitopuntura.
  • Masajes, reiki y curación por energía.
  • Vitaminas, suplementos a base de hierbas y homeopatía.
  • Terapia asistida por animals.

Referencias

  1. O’Connor MJ, Frankel F, Paley B, et al. A controlled social skills training for children with fetal alcohol spectrum disorders. J Consult Clin Psychol. 2006;74(4):639–648.
  2. Carmichael Olson H, Leavitt S. Families Moving Forward. Platform Presentation on October 23, 2010.

    FASD Fall Conference at Emory University, Atlanta, GA

  3. Kable JA, Coles CD, Taddeo E. Socio-cognitive habilitation using the math interactive learning experience program for alcohol affected children. Alcohol Clin Exp Res. 2007; 31: 1425-1434. Bertrand J, Floyd L, Chasnoff I, Wells A, Bailey G, et al.

    Interventions for children with fetal alcohol spectrum disorders (FASDs): Overview of findings for five innovative research projects. Res Dev Disab. 2009;30(5):986–1006.

  4. Wells, A.M., Chasnoff, I.J., Schmidt, C.A., Telford, E., & Schwartz, L. (2012).

    Neurocognitive habilitation therapy for children with fetal alcohol spectrum disorders: An adaptation of the Alert Program®. American Journal of Occupational Therapy, 66, 24-34.

Источник: https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/fasd/treatments.html

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: