Síntomas de la listeriosis en el embarazo

Contents
  1. Listeriosis: todo lo que debes saber si estás embarazada
  2. Listeria, ¿qué es?
  3. ¿Dónde se encuentra la bacteria?
  4. Alimentos implicados en la listeriosis
  5. ¿Qué es y cómo se contagia la listeria?
  6. ¿Qué hace la listeria? ¿Qué órganos afecta?
  7. Listerioris en embarazadas
  8. Listerioris en niños. Síntomas de sospecha
  9. ¿Cómo se diagnostica la infección por listeria?
  10. Prevenir la listeria. Esto es lo que debes hacer
  11. El tratamiento de la listeria
  12. Listeriosis en el embarazo: síntomas, prevención y tratamiento
  13. ¿Qué es la listeriosis?
  14. Síntomas
  15. Listeriosis en el embarazo
  16. Primer y segundo trimestre
  17. Tercer trimestre
  18. Prevención de la listesiosis
  19. Medidas higiénicas y de conservación
  20. Medidas alimentarias
  21. Tratamiento de la listeriosis
  22. ¿Qué medidas preventivas son las más importantes para prevenir la listeriosis?
  23. ¿Cuáles son los síntomas de la listeriosis en una mujer embarazada?
  24. ¿La listeriosis es compatible con la lactancia materna?
  25. ¿Cómo es el diagnóstico de la listeriosis?
  26. Lectura recomendada
  27. Listeriosis
  28. ¿Cuáles son los síntomas de la listeriosis?
  29. ¿Cómo se contrae?
  30. ¿La listeriosis es contagiosa?
  31. ¿Cómo se diagnostica la listeriosis?
  32. ¿Cómo se trata?
  33. ¿Qué problemas pueden ocurrir?
  34. ¿Se pueden prevenir las infecciones por Listeria?
  35. ¿Cuándo debería llamar al médico?
  36. ¿Quiénes contraen la listeriosis?
  37. ¿Cuándo ocurren las infecciones por listeria?
  38. ¿Cómo se contagia la listeriosis?
  39. ¿Cuánto tiempo después de la exposición aparecen los síntomas?
  40. ¿Cómo se diagnostica la enfermedad?
  41. ¿Esta enfermedad tiene alguna característica inusual?
  42. ¿Una infección previa por listeria hace que la persona sea inmune?
  43. ¿Cuál es el tratamiento para la infección por listeria?
  44. ¿Qué se puede hacer para prevenir el contagio de esta enfermedad?
  45. Listeriosis: qué es, síntomas, tratamientos e información
  46. ¿Puede una mujer embarazada transmitirla al feto?
  47. ¿Cómo afecta la listeriosis al bebé?
  48.  
  49. Infecciones y embarazo: ¿qué es la listeriosis y cómo puedo prevenirla?
  50. ¿Por qué las embarazadas tienen más riesgo de contraer listeriosis? 
  51. ¿Cómo puede afectar la listeriosis al feto?
  52. ¿Cómo prevenir la listeriosis? 
  53. ¿Qué debe hacer una embarazada que haya consumido un alimento contaminado?
  54. Listeria en el embarazo, síntomas y prevención
  55. Síntomas de la listeria
  56. Diagnosticar la listeriosis en embarazadas
  57. ¿Qué podemos hacer si tenemos listeriosis?
  58. ¿Cómo prevenir la infección por listeria?

Listeriosis: todo lo que debes saber si estás embarazada

Síntomas de la listeriosis en el embarazo

Este verano de 2019 ha tenido lugar un importante brote de listeriosis en España con origen en Andalucía. La empresa de la provincia de Sevilla, Magrudis, a través de marca de carne mechada, La Mechá, fue el supuesto origen de este brote de listeria que todavía sigue cobrándose víctimas..

Hablamos con el neuropediatra y director del Instituto Andaluz de Neurología Pediátrica Manuel Fernández, quien explica a ABC todo lo que una embarazada necesita saber sobre la listeriosis para estar bien informada y saber tomar las decisiones correctas para evitar un contagio de listeria.

Listeria, ¿qué es?

Listeria monocytogenes es el nombre científico de esta bacteria tan peligrosa. La listeria es una bacteria con mucho riesgo cuando provoca infecciones alimentarias debido a las siguientes características:

—Se encuentra habitualmente en diferentes superficies y especialmente en los alimentos

—Crece a temperaturas muy variadas que van desde 1 a 45 grados

—Se mueve con facilidad por debajo de los 37 grados

—Le benefician ambientes con un alto contenido de sal.

¿Dónde se encuentra la bacteria?

Como ves, sus características nos ayudan a entender por qué ha crecido con facilidad en un alimento como la carne mechada. Su principal hábitat es el suelo y la materia vegetal en descomposición. Aún así, la listeria se ha detectado en muchos otros lugares como:

—El suelo

—En materia vegetal en descomposición

—Aguas residuales

—Comida para animales

—Pollo fresco y congelado

—Alimentos frescos y procesados como queso, leche no procesada…

—Desechos de los mataderos, así como en el tracto digestivo de humanos y animales asintomáticos.

Debido a su amplia distribución, este microorganismo tiene muchas oportunidades de contaminar alimentos en distintos pasos de la producción alimentaria, siendo ésta la vía más frecuente por la que adquiere la infección.

Alimentos implicados en la listeriosis

El número de alimentos implicados en la infección por listeria puede ser muy amplio. Estos son los más habituales:

—Quesos frescos, tiernos o semicurados así como los curados con moho tipo roquefort…

—Productos cárnicos elaborados; paté; salami…

—Hongos salados

—Huevas de pescado, mejillones ahumados, pescado insuficientemente cocinado, aceitunas en vinagre, hortalizas crudas…

¿Qué es y cómo se contagia la listeria?

La infección por listeria tiene entre un 20% y un 30% de riesgo de muerte, recuerda este neuropediatra. «Es importante prevenir el contagio de listeria. Dado que la vía principal de contagio es la ingesta de alimentos contaminados, es fundamental poder evitar su consumo para prevenir la infección por listeria», apunta Fernández.

¿Qué hace la listeria? ¿Qué órganos afecta?

Listeria Monocytogenes se adquiere por vía digestiva a través de las células del epitelio intestinal. Desde dentro de esas células empieza a multiplicarse e invadir otros territorios. De esta forma, va pasando de célula a célula y se esconde para no llamar la atención del sistema inmunitario. Puede alcanzar cualquier órgano del cuerpo con este sistema

Listerioris en embarazadas

La infección por Listeria en embarazadas es una enfermedad de alto riesgo. La listeriosis afecta al feto con gran facilidad y puede provocar complicaciones graves como abortos o secuelas neurológicas.

La listeria puede provocar meningitis o meningoencefalitis en individuos de riesgo como recién nacidos, ancianos o personas con las defensas bajas (inmunodeprimidos) como los que están en tratamiento con quimioterapia por ejemplo.

Listerioris en niños. Síntomas de sospecha

La mayoría de las infecciones por listeria en niños provocan síntomas de poca trascendencia imposibles de diferenciar de una gastroenteritis. Los más habituales son los siguientes.

—Fiebre

—Vómitos

—Diarrea

—Dolor abdominal

—Dolor de cabeza

En determinadas ocasiones, en niños con problemas en las defensas, esto se puede complicar de forma mucho más grave y provocar síntomas neurológico con afectación de las meninges y el cerebro.

¿Cómo se diagnostica la infección por listeria?

Tal y como indica este neuropediatra, para llegar al diagnóstico de listeriosis es importante tener un alto grado de sospecha clínica y buscar proactivamente el antecedente epidemiológico de consumo de alimentos sospechosos.

Posteriormente hay que analizar muestras de sangre u otros fluidos de la persona supuestamente afectada para comprobar la presencia de la bacteria. A veces es necesario analizar el líquido de la columna o el líquido amniótico de las embarazadas

Prevenir la listeria. Esto es lo que debes hacer

¿A alguien le resulta plato de buen gusto pasar un infección digestiva? De este modo, estés o no embarazada, Fernández recomienda que sigas estas recomendaciones. Mucho más si tienes alguna situación de bajas defensas o tu hijo es especialmente frágil en este sentido:

—Sigue las indicaciones más estricta de lavado de manos previo a la comida.

— Lava bien todos los alimentos que lo requieran, especialmente frutas, verduras y hortalizas. Evita su consumo fuera de casa si estás embarazada.

—Cocina los alimentos a la temperatura adecuada. No comas alimentos crudos no tratados si estás esperando un hijo.

—Evita beber leche no pasteurizada o tomar queso elaborado con leche cruda. Compruébalo en la etiquetas y no lo tomes fuera de casa

El tratamiento de la listeria

El tratamiento de la infección por listeria depende del nivel de riesgo y gravedad de cada caso. No es lo mismo tratar un caso de infección leve en una persona sana que otro en una embarazada.

El tratamiento de las infecciones por listeria en mujeres embarazadas se basa en antibióticos. Debe realizarse un periodo de tratamiento intravenoso de unos 10 días seguidos de un periodo de tratamiento oral de unas tres semanas.

El tratamiento precoz de la listeriosis en el embarazo mejora mucho el pronóstico a la hora de evitar abortos en comparación con hasta un 50% de mortalidad fetal sin tratamiento.

—La listeria es una bacteria frecuente y normalmente poco peligrosa

—Se contagia a través de alimentos contaminados

—Los síntomas suelen ser de gastroentritis leve

—Puede ser grave en personas con defensas bajas o embarazadas provocando abortos o secuelas

—El tratamiento depende de cada caso

—Los brotes de listeriosis provocan muchos afectados e incluso muertes

Ver los comentarios

Источник: https://www.abc.es/familia/bebes/abci-listeriosis-todo-debes-saber-si-estas-embarazada-201909160108_noticia.html

Listeriosis en el embarazo: síntomas, prevención y tratamiento

Síntomas de la listeriosis en el embarazo

La listeriosis es una infección bacteriana que suele transmitirse por los alimentos contaminados por la bacteria Listeria monocytogenes.

El contagio por listeriosis puede tener consecuencias muy graves en las mujeres embarazadas, ya que ocasiona problemas congénitos en el feto.

Por ello, es muy importante conocer cuáles son los síntomas, las vías de contagio y las formas de prevenir la listeriosis si estás pensando en un embarazo.

¿Qué es la listeriosis?

La listeriosis es una enfermedad causada por la bacteria Listeria Monocytogenes, un microorganismo intracelular que puede sobrevivir a la refrigeración y a la congelación.

Esta infección se contrae normalmente al consumir alimentos mal procesados, sobre todo fiambres, vegetales crudos y productos lácteos sin pasteurizar.

Cultivo del agente causal de la listeriosis: Listeria monocytogenes

La listeriosis cobra especial importancia durante el embarazo, ya que la bacteria puede transmitirse al feto a través de la placenta y causar problemas muy graves en su desarrollo o incluso un aborto.

Además de las embarazadas, las personas con el sistema inmune debilitado también pueden sufrir complicaciones muy graves.

Síntomas

En muchas ocasiones, la listeriosis puede confundirse con el virus de la gripe, ya que tienen síntomas muy similares:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Fiebre
  • Náuseas o diarrea

No obstante, alrededor del 30% de las infecciones de listeriosis son asintomáticas, lo cual dificulta su diagnóstico.

Síntomas de la listeriosis en los adultos

Además, el tiempo de incubación de la listeriosis es muy amplio y varía entre 1 y 90 días. Por ello, la persona afectada puede tener síntomas a los pocos días después de comer los alimentos contaminados o no sentir nada hasta haber pasado uno o dos meses.

En cuanto a los bebés contagiados por listeriosis, los primeros síntomas pueden apreciarse a los pocos días de nacer y son los siguientes:

  • Poco apetito
  • Fiebre
  • Irritabilidad
  • Dificultad para respirar
  • Vómitos
  • Sarpullido

Listeriosis en el embarazo

Si la mujer embarazada se contagia de listeriosis, aún presentando síntomas leves o casi inexistentes, esta infección puede transmitirse al feto y tener consecuencias fatales, como una muerte fetal intrauterina, un parto prematuro o la muerte del bebé después de su nacimiento.

Esto dependerá sobre todo del momento de la gestación en el que se produzca la infección por listeriosis y de si ha sido posible hacer un diagnóstico y tratamiento precoz.

En primer lugar, vamos a comentar las posibles vías de contagio que existen de la madre al feto:

Vía transplacentariaa través de la placenta puede diseminarse hasta llegar a la sangre del feto y causar septicemia.Vía amnióticapor succión y aspiración de un liquido amniótico contaminado desde la placenta.Vía ascendentedesde el cuello uterino y a través de las membranas ovulares.En el partosi el canal cervical está contaminado, el bebé puede contagiarse al pasar a través de éste.

Primer y segundo trimestre

Como hemos dicho, en función del tiempo de gestación, las consecuencias de la listeriosis en el feto serán unas u otras.

En general, si la infección se produce durante la primera etapa del embarazo, es muy probable que la mujer sufra un aborto espontáneo.

Tercer trimestre

En el 80% de los casos, la infección por listeriosis surge en el tercer trimestre de embarazo.

En estos casos, puede producirse la muerte fetal dentro del útero o el nacimiento de un bebé con listeriosis congénita, la cual puede ser de dos formas:

Infección precozpor contagio transplacentario o amniótico. Aparece en la primera semana de vida y puede causar parto prematuro, distress respiratorio y neumonía. Es la forma más frecuente y la que se suele diagnosticar en la madre. La mortalidad es de un 20-30%.Infección tardíaaparece a partir del séptimo día de vida del bebé y deriva en meningitis. Suelen ser bebés de madres asintomáticas que se contagian en el momento del parto. La mortalidad es del 10% aproximadamente.

Prevención de la listesiosis

Al igual que ocurre en el caso de la toxoplasmosis, las embarazadas pueden contagiarse de listeriosis si no tienen precaución a la hora de preparar los alimentos, mantener unas correctas medidas higiénicas o consumir productos inadecuados.

A continuación, vamos a comentar las medidas preventivas más importantes que deben tener en cuenta las embarazadas para no contagiarse de listeriosis.

Medidas higiénicas y de conservación

Uno de los principales problemas de la bacteria Listeria Monocytogenes es su resistencia al calor y al frío. Ni los tratamientos con sal ni la congelación logran su destrucción. Solamente es seguro cocinar los alimentos a una temperatura muy elevada.

Además, es muy importante lavarse siempre las manos con agua y jabón para manipular los alimentos, así como los utensilios utilizados para cocinar, consumir los alimentos de origen animal a los pocos días de comprarlos y lavar bien las frutas y verduras con un cepillo adecuado.

También es recomendable mantener la nevera siempre limpia, a una temperatura de 4℃ y el congelador a menos 18℃, congelar todos los productos que sean perecederos y desechar todos alimentos que se queden fuera de la nevera durante más de dos horas.

Medidas higiénicas para evitar la listeriosis

Medidas alimentarias

A pesar de todo lo comentado hasta ahora, hay algunos alimentos que las mujeres embarazadas tendrán que evitar durante toda la gestación con tal de extremar las precauciones y evitar la listeriosis:

  • Pescados y mariscos crudos.
  • Fiambres como el jamón o el jamón york, sobre todo si no vienen envasados.
  • Salchichas Frankfurt y carnes preparadas que no hayan sido cocinados de forma intensa, asegurando que el interior del producto recibe altas temperaturas.
  • Quesos de pasta blanda como el queso brie, el queso feta o el camembert.
  • Quesos elaborados con leche no pasteurizada.
  • Leche sin pasteurizar o productos derivados de esta leche cruda.
  • Patés no esterilizados o sin enlatar.
  • Ensaladas o vegetales ya preparados y listos para comer.

Alimentos que pueden transmitir la listeriosis

Tratamiento de la listeriosis

La listeriosis se trata con antibióticos, normalmente ampicilina y gentamicina de forma combinada durante unas 3 semanas.

De hecho, en las mujeres embarazadas, es habitual iniciar un tratamiento precoz de la listeriosis ante cualquier sospecha clínica como, por ejemplo, fiebre de origen desconocido.

Los cultivos del agente Listeria Monocytogenes pueden tardar unas 48 horas, así que es muy importante empezar con el tratamiento precoz y, en caso de confirmarse la listeriosis, adaptar la pauta de antibióticos.

¿Qué medidas preventivas son las más importantes para prevenir la listeriosis?

Por Dra. Lydia Pilar Suárez (ginecóloga).

La listeriosis es provocada por Listeria monocytogenes, que se transmite a través de alimentos contaminados y produce fiebre y un cuadro pseudogripal.

Los productos más frecuentemente contaminados y con los que la gestante debe tener especial cuidado son los cárnicos precocinados, la leche y/o productos lácteos no pasteurizados, y los mariscos.

Se recomienda cocinar los alimentos crudos de origen animal (carne, pescado…) a temperaturas elevadas (> 50ºC) y evitar beber leche sin tratamiento térmico.

Lavar cuidadosamente los alimentos que se consumen crudos (verduras, hortalizas, frutas…).

Lavarse las manos después de manipular alimentos crudos y lavar los utensilios de cocina después de manipular alimentos crudos y antes de utilizarlos con alimentos ya cocinados.

No mezclar en la nevera los alimentos crudos y los alimentos cocinados o listos para consumir y limpiar a menudo la nevera.

Una vez abiertos, no conservar demasiado tiempo los productos de charcutería que requieran conservación en nevera (jamón de York, embutido de pavo, lengua de cerdo, gelatina…).

Los restos alimentarios y los platos precocinados deben ser recalentados cuidadosamente (> 50ºC) antes de su consumo.

¿Cuáles son los síntomas de la listeriosis en una mujer embarazada?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Aunque en algunos casos la listeriosis puede pasar desapercibida, el cuadro más frecuente de presentación durante el embarazo es la fiebre, el malestar general, el meconio, el líquido amniótico maloliente y tener signos de pérdida del bienestar fetal.

Si la listeriosis en el embarazo permanece sin detectar más de una semana, las consecuencias para el feto pueden ser fatales.

¿La listeriosis es compatible con la lactancia materna?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí, la bacteria Listeria Monocytogenes no se transmite por la leche materna, así que las mujeres con listeriosis pueden amamantar a sus bebés sin problema.

¿Cómo es el diagnóstico de la listeriosis?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La listeriosis se diagnostica normalmente mediante un cultivo bacteriano a partir de la sangre, aunque también puede hacerse a partir de líquido amniótico en las embarazadas.

Se trata de una prueba de laboratorio en la que se deja incubando la muestra durante 48 horas en una placa de cultivo para ver si crece la bacteria Listeria Monocytogenes.

Lectura recomendada

Si deseas ampliar la información sobre los cuidados que hay que tener durante el embarazo, ya sea sobre alimentación u otros aspectos, te recomendamos seguir leyendo aquí: Salud en el embarazo.

Por otra parte, si te interesa leer más sobre las posibles infecciones durante un embarazo, puedes acceder al siguiente post: ¿Qué efecto tienen las infecciones en el embarazo?

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/listeriosis-y-embarazo-sintomas-y-prevencion/

Listeriosis

Síntomas de la listeriosis en el embarazo

  • Tamaño de texto más grande

La listeriosis (o infección por listeria), es un tipo muy poco frecuente de intoxicación alimentaria. Pueden ocurrir cuando alguien ingiere un alimento contaminado por un tipo de bacteria.

La mayoría de los casos afectan a mujeres embarazadas en el último trimestre del embarazo, a recién nacidos, a personas ancianas y a personas cuyos sistemas inmunitarios están debilitados por enfermedades como el cáncer y el VIH.

¿Cuáles son los síntomas de la listeriosis?

La listeriosis puede causar síntomas como los siguientes:

Las mujeres embarazadas que desarrollan esta infección es posible que solo presenten síntomas de gripe leves, como dolores musculares, pero se exponen a tener un parto prematuro y a otras complicaciones relacionadas con el feto.

¿Cómo se contrae?

La listeriosis está provocada por la bacteria Listeria monocytogenes, que se propaga a través de tierra y el agua contaminadas.

También se puede ingerir esta bacteria al comer ciertos alimentos, como los fiambres, los embutidos, los quesos blandos para untar (como el Camembert), el pollo poco cocinado, los perritos calientes poco hechos, el marisco y la leche no pasteurizada o los productos lácteos elaborados con esta leche.

¿La listeriosis es contagiosa?

La listeriosis no se trasmite de una persona a otra. La gente contrae la infección al ingerir comida o bebida contaminada por la bacteria en cuestión. De todos modos, las mujeres embarazadas pueden trasmitir la infección a sus hijos antes de que nazcan.

¿Cómo se diagnostica la listeriosis?

Los médicos suelen diagnosticar la listeriosis mediante una prueba de laboratorio llamada cultivo bacteriano, que se hace con una muestra de tejido corporal, como la sangre, el líquido cefalorraquídeo o la placenta.

Cuando antes se detecta y se trata la listeriosis, mucho mejor, ya que puede causar una infección grave que puede ser de riesgo vital.

¿Cómo se trata?

Los niños, adolescentes y adultos sanos con listeriosis no suelen requerir ningún tipo de tratamiento. Sus síntomas suelen remitir al cabo de pocas semanas.

Las mujeres embarazadas y los recién nacidos con listeriosis se tratan en un hospital con antibióticos administrados por vía intravenosa (VI). El tratamiento suele durar unos 10 días, aunque esta duración puede variar en función de la capacidad del cuerpo para vencer la infección.

Los niños cuyos sistemas inmunitarios están debilitados por enfermedades o infecciones, como el cáncer o el VIH, tienen más probabilidades de desarrollar listeriosis graves, y pueden requerir tratamientos adicionales.

¿Qué problemas pueden ocurrir?

Algunas personas con listeriosis, sobre todo aquellas cuyos sistemas inmunitarios están debilitados y que superan los 65 años de edad, pueden desarrollar gastroenteritis (vómitos y diarrea, lo que también se conoce como «gripe estomacal o intestinal»), bacteremia (una infección bacteriana de la sangre), sepsis (una respuesta peligrosa del cuerpo entero a la bacteremia), meningitis, neumonía, osteomielitis (infección de los huesos), y endocarditis (inflamación e infección del recubrimiento interno del corazón).

¿Se pueden prevenir las infecciones por Listeria?

Si usted está embarazada o forma parte de cualquiera de los otros grupos de riesgo, puede reducir las probabilidades de contraer esta infección evitando ciertos alimentos.

He aquí más consejos para proteger a su familia de la listeriosis (y de otras enfermedades trasmitidas por los alimentos):

  • Cocine siempre los alimentos (sobre todo la carne y los huevos) a la temperatura interior adecuada.
  • Lave a conciencia las frutas, verduras y hortalizas antes de comerlas.
  • Beban solo leche pasteurizada, y asegúrese de guardarla en la nevera a una temperatura adecuada (a menos de 4 °C o 40 °F).
  • Evite los alimentos elaborados con leche no pasteurizada.
  • Si pertenece a uno de los grupos de riesgo, evite los quesos blandos para untar, como el feta, el Brie, el Camembert, los quesos azules y los quesos al estilo mejicano (como el queso fresco).
  • Recaliente los platos precocinados y preparados, como los fiambres o las salchichas, a una temperatura lo bastante alta como para que saquen vapor, sobre todo si usted está embarazada.
  • Lávese las manos y los utensilios para cocinar alimentos crudos a conciencia.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Llame inmediatamente al médico de su hijo si este desarrolla una respiración rápida y dificultosa, fiebre, pérdida del apetito, vómitos, deshidratación, llanto agudo, somnolencia excesiva o irritabilidad. Si su hijo padeciera una listeriosis, el médico podría iniciar su tratamiento de inmediato.

Revisado por: Rebecca L. Gill, MD

Fecha de revisión: noviembre de 2017

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/listeria-esp.html

¿Quiénes contraen la listeriosis?

Cualquiera puede contraer la enfermedad, pero las personas con mayor riesgo son los recién nacidos, las personas de edad avanzada, las personas con sistemas inmunológicos debilitados y las mujeres embarazadas. Alrededor del 30 por ciento de los casos ocurren en recién nacidos, durante sus primeras tres semanas de vida.

¿Cuándo ocurren las infecciones por listeria?

Las infecciones ocurren a lo largo de todo el año. Aunque la mayoría de los casos ocurren esporádicamente, suelen ocurrir brotes de la infección a través de alimentos.

¿Cómo se contagia la listeriosis?

Las bacterias listeria están ampliamente distribuidas en la naturaleza y se les puede encontrar en el agua y la tierra. Los animales infectados también pueden ser fuentes de transmisión.

A diferencia de otros organismos, la listeria puede contagiarse a través de distintos métodos. La ingestión del organismo (transmisión a través de los alimentos), como podría ser a través de leche sin pasteurizar o de vegetales contaminados, es una fuente frecuente de casos.

En infecciones en recién nacidos, el organismo puede contagiarse de la madre al feto en el útero o directamente al feto en el momento del parto.

El contacto directo con el organismo puede provocar lesiones en las manos o los brazos y la transmisión de persona a persona puede ocurrir a través del contacto sexual. La infección también es posible a través de la inhalación del organismo.

¿Cuánto tiempo después de la exposición aparecen los síntomas?

La listeriosis tiene un período de incubación extremadamente variable. En grandes brotes, ha oscilado entre tres y 70 días. Sin embargo, los síntomas generalmente aparecen en el plazo de un mes.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad?

Las pruebas de laboratorio específicas son la única forma de identificar esta enfermedad. Debido a que muchos casos pueden ser leves, la enfermedad puede ser más común de lo que se piensa.

¿Esta enfermedad tiene alguna característica inusual?

Las infecciones por listeria representan un riesgo significativo para las mujeres embarazadas, las que pueden no presentar síntomas obvios.

El feto se puede infectar antes del parto, provocando el aborto a partir del segundo mes de embarazo, aunque con mayor frecuencia en el quinto y sexto mes.

La infección más adelante en el embarazo puede ocasionar la exposición durante el parto, provocando a veces, la infección del recién nacido, la cual puede ser fatal.

¿Una infección previa por listeria hace que la persona sea inmune?

La infección anterior no parece producir inmunidad.

¿Cuál es el tratamiento para la infección por listeria?

Varios antibióticos son eficaces contra este organismo. Se usa con frecuencia la ampicilina, ya sea sola o en combinación con otros antibióticos.

¿Qué se puede hacer para prevenir el contagio de esta enfermedad?

Ya que el organismo se encuentra muy diseminado en la naturaleza, la mejor protección son medidas sanitarias básicas, tales como usar sólo productos lácteos pasteurizados, comer carnes cocidas y lavarse bien las manos antes de preparar comidas.

Las mujeres embarazadas y las personas con sistemas inmunológicos debilitados deben evitar estos alimentos, al igual que los quesos blandos y las salchichas crudas.

Aunque el riesgo de la listeriosis asociada a los alimentos de delikatessen es bastante bajo, las mujeres embarazadas y las personas inmunodeprimidas deben evitar estos alimentos o recalentar bien las carnes crudas antes de comerlas.

Источник: https://www.health.ny.gov/es/diseases/communicable/listeriosis/fact_sheet.htm

Listeriosis: qué es, síntomas, tratamientos e información

Síntomas de la listeriosis en el embarazo

La listeriosis es la infección que puede producirse cuando una persona ingiere alimentos que han sido contaminados por la bacteria  Listeria monocytogenes, presente en animales salvajes y domésticos, también en el agua y en los suelos. La leche o los productos hechos de ella pueden portar estas bacterias.

En la mayoría de los procesos estas bacterias originan una enfermedad gastrointestinal.

En algunos casos se puede producir una septicemia (infección en la sangre) o una meningitis bacteriana (inflamación de las membranas que cubren el cerebro).

Estas bacterias pueden producir la enfermedad en muchos animales y conducir a un aborto espontáneo o partos de mortinatos en animales domésticos.

En adultos la enfermedad puede tomar distintas formas, dependiendo del órgano o sistema de órganos afectados, como:

  • Endocarditis.  
  • Neumonía.  
  • Septicemia.

En una forma más leve puede ocurrir:

  • Gastroenteritis.  
  • Erupción cutánea.  
  • Absceso: acumulación de pus, que en la mayoría de los casos puede causar hinchazón y/o inflación a su alrededor.

Las siguientes personas que están en mayor riesgo son:

  • Personas mayores.  
  • Adultos con un sistema inmunitario debilitado (pacientes oncológicos, VIH positivo, etc.)  
  • Fetos en desarrollo.  
  • Recién nacidos.  
  • Mujeres embarazadas.

Por lo general, los síntomas de la listeriosis comienzan unos días después de comer los alimentos contaminados, pero cabe la posibilidad de que no aparezcan hasta dos meses después. Un profesional de salud puede hacerle un análisis de sangre para ver si tiene listeriosis.

En los bebés, los síntomas de listeriosis se pueden observar en los primeros días de vida y pueden comprender:

  • Inapetencia.  
  • Letargo (falta de energía, cansancio).  
  • Dificultad respiratoria.  
  • Vómitos.  
  • Sarpullido.

En mujeres embarazadas, suele ocurrir a partir del tercer trimestre y aparece como una enfermedad leve con fiebre no muy alta, dolores articulares y musculares. Habitualmente se confunde con un cuadro viral y no se diagnostica.

Generalmente los síntomas suelen ser:

  • Confusión o problemas de equilibrio.  
  • Fiebres o escalofríos.  
  • Dolor de cabeza.  
  • Dolores musculares.  
  • Náuseas o diarrea.  
  • Convulsiones.  
  • Rigidez en el cuello. 

Los expertos recomiendan lavarse bien las manos después de haber tenido contacto con animales y cocinar bien los alimentos, a altas temperaturas.

Cocinar los alimentos hasta que hiervan o a una temperatura superior a 70ºC.

Las personas de alto riesgo (ancianos, gestantes y pacientes inmunodeprimidos) deben evitar el consumo de quesos blandos y de alimentos refrigerados -como pescados o mariscos, leche cruda o verduras congeladas sin cocción- a menos que estos se calienten a una temperatura de 70ºC o que hiervan.

No existen.

Los expertos recomiendan lavarse bien las manos después de haber tenido contacto con animales y cocinar bien los alimentos a altas temperaturas.

Se pueden hacer exámenes de laboratorio para detectar la bacteria en el líquido amniótico, la sangre, la orina y las heces. La enfermedad es menos grave si afecta únicamente el aparato gastrointestinal. Sin embargo, las infecciones cerebrales o medulares tienen peores resultados.

La terapia habitual es la prescripción de antibióticos. Es de suma importancia tomar medidas de forma precoz.

La listeriosis puede afectar a cualquier persona, ya que es una intoxicación alimentaria, pero suele ser más propensa en  mujeres embarazadas, en bebés y/o personas con sistemas inmunitarios debilitados y personas mayores de 65 años.

¿Puede una mujer embarazada transmitirla al feto?

Sí, la listeriosis se puede transmitir de una mujer embarazada a su feto. Además, puede causar abortos espontáneos y muertes fetales.  Para las mujeres embarazadas el riesgo crece en un 24 por ciento. 

¿Cómo afecta la listeriosis al bebé?

La listeriosis puede provocar abortos durante los tres primeros meses de embarazo. A medida que se llega al tercer trimestre, la madre corre mayores riesgos. La listeriosis también puede provocar partos prematuros, nacimientos de bebés con bajo peso o incluso la muerte. En los recién nacidos la listeriosis puede provocar infecciones sanguíneas y meningitis. 

 

Источник: https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/infeccionsas/listeriosis.html

Infecciones y embarazo: ¿qué es la listeriosis y cómo puedo prevenirla?

Síntomas de la listeriosis en el embarazo

La listeriosis, infección causada por la bacteria Listeria monocytogenes, se adquiere principalmente tras comer alimentos contaminados. Cualquier persona puede adquirirla, pero las embarazadas tienen mayor susceptibilidad y riesgo de que les provoque síntomas y complicaciones. ¿Sabes cómo prevenirla, qué síntomas tiene y cuáles pueden ser sus efectos en el feto? 

¿Por qué las embarazadas tienen más riesgo de contraer listeriosis? 

«Los cambios hormonales durante el embarazo producen un efecto sobre el sistema inmunológico de la madre que la hacen más susceptible a la listeriosis», explica Goncé. «De hecho, las mujeres embarazadas tienen una probabilidad 20 veces mayor que otros adultos sanos de contraer listeriosis –aproximadamente un tercio de los casos de listeriosis ocurren durante el embarazo–». 

¿Cómo puede afectar la listeriosis al feto?

Esta infección suele ser un cuadro leve para la madre pero tiene gran afinidad por la placenta y puede infectar al feto y tener graves repercusiones para el bebé.

Si la infección ocurre en los primeros meses de embarazo puede llevar a un aborto o a una muerte fetal intraútero; en el tercer trimestre (momento más frecuente de la infección) es causa de corioamnionitis (infección de las membranas placentarias y del líquido amniótico) y parto prematuro (parto antes de la semana 37 de embarazo), con una mortalidad para el bebé de aproximadamente el 20%.

En los casos de sospecha de síntomas por infección por Listeria es importante iniciar un tratamiento antibiótico lo antes posible puesto que puede mejorar el pronóstico e incluso curar la infección antes de que aparezcan las complicaciones.

¿Cómo prevenir la listeriosis? 

Las mujeres embarazadas pueden reducir considerablemente las probabilidades de enfermarse si siguen cuidadosamente las medidas higiénicas y una serie de normas dietéticas para evitar el consumo de los alimentos potencialmente peligrosos.

Los alimentos que tienen más riesgo de contaminación por listeriosis son los productos cárnicos precocinados, la leche, los productos lácteos no pasteurizados, y el marisco.

Debido a que la Listeria puede crecer a las temperaturas de refrigeración o congelación y sólo se elimina con una cocción a temperaturas elevadas, se aconseja:

  • Cocinar muy bien todos los alimentos, especialmente las carnes, mariscos y pescados; y evitar pescados y mariscos ahumados (salmón, trucha, bacalao…).
  • Evitar los derivados cárnicos, tales como salchichas, patés, fiambres, embutidos, etc., salvo que estén recalentados hasta el punto de emitir vapor. Se pueden comer los patés y los productos de carne para untar enlatados o que han sido procesados para conservarse sin que se deterioren.
  • No se recomienda comer quesos y productos lácteos no pasteurizados. Fijarse bien en las etiquetas o preguntar al dependiente. A menudo los quesos no pasteurizados son del tipo feta, brie, camembert, o como el roquefort o el cabrales. Se puede comer sin riesgos los quesos pasteurizados, muchos de los quesos para untar, mozzarela, requesón y yogur.
  • No tomar leche cruda ni comer alimentos o platos preparados con leche cruda. 
  • Utilizar lo antes posible todos los productos perecederos que estén precocinados o que vengan listos para comer..
  • Limpiar con frecuencia el frigorífico.
  • Lavarse las manos con agua caliente y jabón después de manipular cualquier tipos de alimento fresco. Así mismo, lavar meticulosamente las frutas y vegetales, las tablas de cortar, la vajilla y los utensilios con el fin de eliminar cualquier bacteria que haya podido contaminar los alimentos antes de ser recalentados..
  • Recalentar muy bien todas las sobras de las comidas hasta que se observe el vapor. El calor puede ayudar a matar cualquier bacteria que pudiese estar presente.

¿Qué debe hacer una embarazada que haya consumido un alimento contaminado?

Debe ponerse en contacto con su centro de salud para que la informen correctamente. «La incubación de la infección puede ser larga, de hasta 70 días», detalla Goncé.

Una vez consumido el alimento no se puede hacer nada para evitar la infección, ni para diagnosticarla antes de que aparezcan los síntomas. «En estos casos es importante estar alerta y consultar de forma precoz la aparición de síntomas compatibles (diarrea, fiebre..

.) para confirmar el diagnóstico e iniciar el tratamiento antibiótico lo antes posible».

Источник: https://inatal.org/noticias/el-articulo-del-especialista/158-infecciones-que-es-la-listeriosis-y-como-prevenirla.html

Listeria en el embarazo, síntomas y prevención

Síntomas de la listeriosis en el embarazo

⌚ 4 Min de lectura | La listeria en una bacteria que, para ser patógena, es decir, para producir efectos nocivos en un ser vivo, es intracelular, y entra en las células del organismo. Por eso, en situaciones de inmunidad más baja de lo normal, como es el embarazo, se es más susceptible a la infección.

La infección por listeria se adquiere por la ingesta de alimentos contaminados y es una bacteria resistente a las bajas temperaturas.

Una vez ingerido el alimento contaminado la listeria se absorbe en el aparato digestivo y llega a la placenta, uno de sus tejidos preferidos. Desde allí puede dañar al feto como veremos más adelante.

La incidencia de esta infección ha aumentado en los últimos años y en nuestro medio ha aumentado de un 0,2 a un 0,8 por mil partos desde el año 2002. Su aparición es algo más frecuente en verano.

Síntomas de la listeria

Los síntomas de esta infección son inespecíficos, dan malestar, algo de fiebre, parecido a una gripe. En un 20% de los casos aparece un cuadro de síntomas gastrointestinales previos, como náuseas, dolor abdominal… En algunos casos es del todo asintomática.

En una paciente no embarazada es un cuadro inespecífico sin más importancia, pero en la embarazada es grave por su repercusión fetal. Si se adquiere la infección en primer o segundo trimestre de la gestación (un 20% de los casos) se suele producir un aborto o una muerte fetal intraútero.

Del 80% de casos en que se produce en tercer trimestre en una tercera parte es totalmente asintomática para la madre y para el feto y en dos terceras partes ocurre una infección de la bolsa de las aguas y un parto prematuro con una mortalidad del feto de alrededor de un 20%.

Los fetos nacidos de madres que contraen una listeria al final del embarazo pueden contagiarse de dos formas distintas:

  • Por vía hematógena, es decir, a través de la sangre. Es la forma más frecuente y aparece el segundo o tercer día de vida. Suelen ser niños nacidos en partos prematuros y que presentan una insuficiencia respiratoria con neumonía. El pronóstico es fatal en un 20-30% de los casos.
  • Por contagio en el canal del parto. Aparece más tardíamente, sobre el séptimo día de vida y lo más frecuente es que presenten una meningitis.

Diagnosticar la listeriosis en embarazadas

En ocasiones, es muy difícil de diagnosticar ya que los síntomas son muy comunes a muchas enfermedades.

En el primer y segundo trimestre de embarazo puede dar síntomas parecidos a la gripe, con fiebre por encima de los 38ºC y en un 20% de casos precedido de síntomas gastrointestinales.

En el tercer trimestre suele presentarse como un cuadro de fiebre, dolor uterino, contracciones…

Si existe sospecha de una posible infección por listeria en una embarazada debemos hacer una analítica de sangre materna para determinaciones inespecíficas de infección, pero además hacer un cultivo de la sangre materna para buscar específicamente la bacteria. En ocasiones se realizará también una amniocentesis para hacer un cultivo y poder determinar si está contaminado por listeria o no.

¿Qué podemos hacer si tenemos listeriosis?

Al ser una bacteria y no un virus podemos utilizar antibióticos como tratamiento.

Pero al ser una bacteria que está dentro de las células, intracelular, debemos administrar altas dosis de antibiótico por vía endovenosa, es decir en un suero, por lo menos durante siete días y puede prolongarse hasta 14 días.

Ante la sospecha de una infección por listeria en una embarazada, debemos iniciar el tratamiento antibiótico antes de tener los resultados de los cultivos ya que el resultado de éstos suele demorarse entre cinco y siete días.

¿Cómo prevenir la infección por listeria?

Sobre todo, conviene ser muy cuidadosos con la comida. La listeria es resistente a la congelación, pero se destruye por encima de 50º. Por eso unas reglas a seguir en general:

  • Se recomienda cocinar todos los alimentos de origen animal por encima de 50º (carne, pescado…) y tomar lácteos pasteurizados.
  • Lavar bien los alimentos que se consuman crudos.
  • Lavar bien las manos, los utensilios de cocina y las superficies de la cocina después de manipular alimentos crudos.
  • Limpiar a menudo la nevera.
  • No juntar alimentos crudos y cocinados.
  • No conservar mucho tiempo los productos de charcutería después de abiertos.
  • Calentar bien los platos precocinados.

Los alimentos de más riesgo de contagiarse por listeria y que por tanto no se recomiendan a las embarazadas son:

  • Quesos blandos que no son pasteurizados, tipo brie o camembert…)
  • Leche no pasteurizada.
  • Salchichas tipo Frankfurt si no se calientan bien por encima de 50ºC.
  • Evitar los patés no enlatados.
  • Pescado y marisco crudo.
  • Ensaladas compradas ya listas para comer, se recomienda primero lavarlas bien.

Lo que debes saber…

  • Una vez ingerido el alimento contaminado la listeria se absorbe en el aparato digestivo y llega a la placenta, uno de sus tejidos preferidos. Desde allí puede dañar al feto.
  • En ocasiones, es muy difícil de diagnosticar ya que los síntomas son muy comunes a muchas enfermedades.
  • Ante todo, conviene ser muy cuidadosos con la comida. La listeria es resistente a la congelación, pero se destruye por encima de 50ºC.

Dra. Inés Bombí Especialista en Ginecología y Obstetricia

Médico colaborador de Advance Medical

Источник: https://www.salud.mapfre.es/salud-familiar/mujer/embarazo/listeria-en-el-embarazo-sintomas-y-prevencion/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: