Síntomas y tratamiento de la espondilosis dorsal

Espondilosis

Síntomas y tratamiento de la espondilosis dorsal

La espondilosis, también conocida como osteoartritis o artritis vertebral, es un proceso degenerativo y progresivo de los discos intervertebrales, que puede provocar la pérdida de estructura y función espinal normal.

Es una patología que está caracterizada principalmente por el desgaste de los discos que se encuentran entre las vértebras de la columna. Dicha pérdida de volumen provoca episodios de dolor que pueden llegar a ser incapacitantes.

Los discos intervertebrales son los que dan soporte a la columna al proveer amortiguación natural para mantener diferentes posturas. Este trastorno puede afectar las diferentes regiones de la columna como son cervical (cuello), torácica (parte media de la espalda), y lumbar (parte baja de la espalda).

Es una enfermedad muy común, es más frecuente en hombres que en mujeres y  en personas entre los 40 a 60 años.

Tipos de espondilosis

Los tipos de espondilosis se clasifican según la zona de la columna vertebral más afectada por la enfermedad, como son:

  • Espondilosis cervical: es la condición que afecta a los discos intervertebrales en la parte alta de la espalda, así como a los huesos del cuello. Se caracteriza por dolor de cabeza, de hombros y cuello, siendo un padecimiento común en personas que soportan más estrés en la zona, como los deportistas.
  • Espondilosis lumbar: es la que afecta el área lumbar de la espalda o parte baja. Este tipo de espondilosis es un tanto más común, debido a que tiene una estrecha relación con las lesiones deportivas. La mayoría de los dolores en esta zona tienen otros orígenes, aun cuando se demuestre la existencia del desgaste discal. Es muy común en mujeres, ya que tiene una relación directa con el periodo de gestación.
  • Espondilosis dorsal: es un tipo muy poco común de esta condición, afectando la zona torácica. Los dolores o molestias de esta zona  son debidos principalmente a la edad, la mala postura o a trabajos muy pesados.

Causas de la espondilosis

La espondilosis, como muchas de las otras condiciones degenerativas que afectan a huesos y articulaciones, es producto de una vida de presión anormal y desgaste excesivo de la estructura ósea, debido a potenciales abusos físicos y al envejecimiento. Los discos actúan como amortiguadores entre las vértebras de la columna vertebral.

Hacia los 40 años, los discos vertebrales de la mayoría de las personas comienzan a deshidratarse y a encogerse, lo que crea mayor contacto de los huesos entre las vértebras.

La distribución inadecuada de la presión sobre la columna vertebral, las malas posturas por largos periodos de tiempo, las hernias en los discos, el crecimiento excesivo de huesos y la deshidratación de los discos, podrían ser otras causas.

Síntomas de la espondilosis

El principal síntoma de la espondilosis es el dolor en las diferentes zonas de la espalda, cercana al área desgastada, que puede parecer una distensión muscular. El dolor puede ser leve o profundo, y tan intenso, que incluso el paciente no puede moverse.

Los síntomas a menudo se presentan de manera lenta con el tiempo, pero pueden comenzar o empeorar súbitamente.

La inflamación o hernia de los discos vertebrales puede provocar dolor de cabeza, de espalda o inmovilidad de la zona afectada, lo cual también puede causar espasmos musculares y una crisis de dolor.

Tratamiento de la espondilosis

El objetivo del tratamiento de la espondilosis es aliviar el dolor, ayudar a mantener las actividades habituales tanto como sea posible, y evitar lesiones permanentes a la médula espinal y los nervios.

Entre las opciones más comunes de tratamiento tenemos: la fisioterapia, que contribuye a reducir la incomodidad sufrida y a aliviar las tensiones entre los discos vertebrales, masajes especializados, quiropráctica, osteopatía, y las terapias de compresas frías en casa.

El uso de medicamentos analgésicos y antiinflamatorios es común cuando el dolor se agudiza. En el último de los casos y solo cuando el paciente experimenta limitaciones en el movimiento, dolor insoportable o pérdida de la sensibilidad, el médico podría contemplar la opción quirúrgica.

La cirugía para espondilosis se basa en aliviar la presión existente en la médula espinal y los nervios.

Pruebas complementarias del diagnóstico de la espondilosis

Para el diagnóstico y el tratamiento de la espondilosis se realizan pruebas como: radiografías, ya que con esta prueba el desgaste o la hernia discal serán visibles fácilmente.

También puede realizarse una resonancia magnética o una tomografía axial computarizada, en las cuales el médico o especialista puede definir si el desgaste de los discos es el causante del dolor.

Factores de riesgo de la espondilosis

Entre los factores que aumentan el riesgo de tener la espondilosis están: la edad, ya que mientras más se envejece más riesgo se tiene de padecer esta enfermedad, los trabajos que requieren hacer movimientos repetitivos del cuello, adoptar una postura incómoda, el sobrepeso, tener una mala nutrición, ya que la descalcificación ósea es un factor principal para sufrir esta enfermedad, predisposición genética, tabaquismo y las lesiones traumáticas anteriores parecen aumentar el riesgo de espondilosis, entre otros factores.

Complicaciones de la espondilosis 

Si la médula espinal o las raíces nerviosas se comprimen gravemente como resultado de espondilosis el daño puede ser permanente. Otras complicaciones podrían incluir:

  • Incapacidad para retener las heces o la orina.
  • Pérdida de la función o sensibilidad muscular.
  • Equilibrio deficiente.

Prevención de la espondilosis

Para prevenir esta enfermedad es necesario:

  • Mantener una buena postura al sentarse o estar de pie.
  • No levantar objetos pesados o hacerlo de manera apropiada.
  • No fumar o tomar alcohol en exceso.
  • Mantener un peso saludable.
  • Hacer ejercicio periódicamente.

Especialidades a las que pertenece

Las especialidades médicas a las que pertenece la espondilosis son la ortopedia, que es la especialidad médica y quirúrgica dedicada a la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y lesiones del sistema musculoesquelético. La neurocirugía, que se ocupa del diagnóstico y tratamiento de trastornos del cerebro, la médula espinal, la columna vertebral y los nervios periféricos de todas partes del cuerpo.

¿Qué es la espondilosis lumbar baja?

La espondilosis lumbar baja es la que se da cuando el desgaste de los discos intervertebrales se encuentra en la región lumbar, la cual comprende entre las vértebras L1 a L5.

¿Cuáles son los signos de la espondilosis?

La espondilosis presenta signos degenerativos en el cuerpo vertebral, con deformaciones y osteofitos (espolones óseos) que son proyecciones de hueso en forma de pico de loro.

¿Cuál es la zona lumbar de la espalda?

La zona lumbar de la espalda comprende entre las vértebras L1 y L5.

¿Cuál es la zona cervical de la espalda?

La zona cervical de la espalda comprende entre las vértebras C1 a C7.

Источник: https://www.saludsavia.com/contenidos-salud/enfermedades/espondilosis

Espondiloartrosis: qué es, síntomas, causas, prevención y tratamiento

Síntomas y tratamiento de la espondilosis dorsal

La espondiloartrosis o artrosis de la columna vertebral es una enfermedad degenerativa de los cartílagos de las articulaciones que puede afectar a la zona cervical, lumbar o dorsal.

Las causas de esta afección pueden ser la edad, traumas, deformidad vertebral, infecciones, obesidad, sobrecarga, problemas posturales y otras alteraciones, como reumatismo o enfermedades del colágeno.

El principal síntoma de la espondiloartrosis es el dolor en la zona afectada, aunque la dorsal puede ser asintomática. En el caso de la artrosis lumbar, el dolor se localiza en la parte baja de la espalda y se suele extender hacia los glúteos, y en algunos casos hacia las piernas.

El tratamiento inicial debe ser con medicamentos y fisioterapia. La cirugía se reserva para los casos de dolor persistente y no controlable con la medicación.

Pronóstico de la enfermedad

El pronóstico de la enfermedad es impredecible, algunos pacientes sufren una evolución crónica y progresiva, por el contrario otros sufren un curso irregular con episodios de recaída o complicación de los síntomas. Sin embargo existen algunos pacientes con signos radiográficos de artrosis en la columna que prácticamente no presentan ningún síntoma.

El dolor localizado o tener un nervio pellizcado o hernia de disco son algunos de los síntomas de la espondiloartrosis
 

Síntomas de la espondiloartrosis

Entre los síntomas más comunes de la espondiloartrosis se pueden identificar:

  • Dolor localizado en la zona de la espondiloartrosis. En general dolor de espalda o cuello
  • En el caso de padecer un nervio pellizcado (hernia de disco):
    • Puede que el dolor se extienda hasta alguna extremidad ya sean brazos o piernas.
    • Puede causar entumecimiento y hormigueo.
    • En los casos en que el nervio esté gravemente pellizcado, se puede producir una cierta debilidad en las extremidades.

En todo caso, los síntomas de las espondiloartrosis dependen de la localización del desgaste de los discos.

Pruebas médicas para la espondiloartrosis

Existen diferentes pruebas a la hora de determinar el diagnóstico definitivo de la espondiloartrosis. El medico iniciará la consulta realizando unas preguntas al paciente y a continuación someterá a este a un examen físico que incluirá:

  • Comprobación de la amplitud de movimiento en la zona problemática.
  • Prueba de reflejos y fuerza muscular para saber si existe presión sobre nervios de la médula espinal.
  • Observación si la compresión de la médula está afectando al paciente al caminar.

Entre otras pruebas el especialista puede practicar:

  • Pruebas de imagen
    • Radiografías
    • Tomografía computarizada
    • Resonancia magnética
    • Melografía
  • Pruebas de función nerviosa
    • Electromiografía
    • Estudios de conducción nerviosa

¿Cuáles son las causas de la espondiloatrosis?

La espondiloartrosis aparece de forma natural mediante el envejecimiento del ser humano. A mayor edad, los huesos y ligamentos de la columna vertebral sufren un desgaste que puede conducir a:

  • Espolones óseos
  • Degeneración y debilidad de discos invertebrales
  • Hernia de disco
  • Discos abultados
  • Artrosis de las articulaciones
  • Ligamentos rígidos

¿Se puede prevenir?

No existe prevención como tal para la espondiloartrosis, sin embargo entre los factores de riesgo se encuentran:

  • Edad: una parte normal del envejecimiento.
  • Ocupación: Los oficios con movimientos repetitivos o con posiciones complicadas pueden causar tensión en la columna.
  • Lesiones anteriores: este tipo de lesiones pueden incrementar el riesgo de espondiloartrosis.
  • Factores genéticos.

Tratamientos para la espondiloartrosis

La espondiloartrosis se trata de un proceso degenerativo por lo tanto no existe un tratamiento concreto para revertir esta enfermedad. Sin embargo existen algunos tratamientos orientados al alivio del dolor:

  • Auto-cuidado
  • Fisioterapia
  • Terapias adyuvantes (quiropráctica acupuntura)
  • Procedimientos mínimamente invasivos con inyecciones o cirugía
  • Medicamentos
  • Ejercicios
  • Fisioterapia
  • Cirugía

¿Qué especialista lo trata?

El reumatólogo es el especialista que trata la espondiloartrosis. Desde Top Doctors ofrecemos a los mejores profesionales y especialistas según su especialidad con la misión de que el paciente pueda elegir el médico que más se adapte a sus necesidades.

Artículos relacionados con Espondiloartrosis

Espondiloartropatías: ¿qué son y cómo las tratamos?

Por Dra. Marta Valero Expósito
2021-03-22

Artritis, espondilitis, colitis ulcerosa, enfermedad de Cronh… Descubre qué son, cómo se diagnostican y cómo se tratan las enfermedades espondiloartropáticas con la doctora Valero. Ver más

Источник: https://www.topdoctors.es/diccionario-medico/espondiloartrosis

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: