Sueños eróticos y fantasías sexuales en el embarazo

Fantasías sexuales femeninas: ¿cuáles son las preferidas?

Sueños eróticos y fantasías sexuales en el embarazo

Con profesores del gimnasio, vecinos, compañeros del trabajo, amigos, famosos…Son muchos y muy variados los perfiles de hombres con los que fantasean las mujeres a nivel sexual.

Y es que en el mundo de las fantasías, se deja rienda suelta a la imaginación y todo es posible.

En este sentido, es importante tener en cuenta que la imaginación es algo muy necesario en la vida sexual de una persona.

Ahora bien, ¿qué diferencia las fantasías sexuales de las mujeres de las de los hombres? Básicamente, según explican expertos en el tema, en las fantasías femeninas hay una tendencia en adornar las escenas de forma detallista. Es muy frecuente que las fantasías sexuales de las mujeres tengan lugar en sitios que aportan un plus de erotismo a la escena, como hacerlo en un probador de una tienda, en el capó de un coche o en un ascensor. 

¿Y cuáles son las fantasías preferidas? Pues se lleva la palma la de hacer un trío y la de tener una relación sexual con un desconocido. Además, existen otras fantasías populares entre mujeres. Son las ocho que detallamos a continuación. 

(Te interesa: ¿Llegas al orgasmo? Claves para disfrutar plenamente del sexo)

1. Ser dominada como en '50 sombras de Grey'

La película '50 sombras de Grey' se ha convertido en todo un referente en el universo erótico, pues refleja perfectamente una de las fantasías más recurrentes de las mujeres: ser dominadas por el hombre.

Encontrarse bajo el control del otro conlleva una excitación tanto para el que domina como para el que es dominado.

Esta fantasía es habitual entre las mujeres, mostrándose sumisas en la cama, incluso llegando a estar inmovilizadas. 

2. Dominar a lo 'Instinto Básico'

De la misma forma que la idea de sumisión puede excitar, adoptar el rol de dominante puede ser incluso más excitante.

Lo hacía la actriz Sharon Stone en la película 'Instinto Básico', todo un referente del cine erótico de los años 90.

Son muchas las mujeres que se excitan imaginándose que toman el control de la situación en la cama y dan órdenes a sus parejas. 

3. Una aventura con un extraño

Y en el top ten de las fantasías sexuales femeninas está la de encontrarse con un misterioso desconocido y mantener relaciones sexuales con él.

Esta fantasía se caracteriza por el hecho de no conocer al otro y poder adoptar el rol deseado durante la relación.

Muchas mujeres se imaginan conociendo a un extraño y viviendo una noche de sexo desenfrenado con él para luego no volver a verse más. El misterio y el hecho de ser algo sin ataduras resulta muy estimulante en este tipo de fantasía.

4. Pasión sin límites con un conocido

Justo todo lo opuesto a mantener relaciones con un extraño, está hacerlo con un conocido. Sin embargo, no vale cualquier conocido.

Esta fantasía de tener sexo desenfrenado con un amigo, compañero de trabajo, profesor, etc suele tener un elemento en común: la fantasía suele ser con un conocido 'prohibido'.

Es decir, alguien con quien en la vida real jamás podrías tener una relación sexual por el vínculo que existe con esta persona. Sin embargo, en el mundo de la fantasía, todo está permitido. 

5. Hacerlo en lugares públicos

Mantener relaciones sexuales en un sitio público es una fantasía muy recurrente, tanto entre hombres como entre mujeres. La idea de ser pillados por alguien añade un punto de excitación a este tipo de fantasía. Y, como en las anteriores, todo vale: hay quien fantasea con hacerlo en la oficina, en un restaurante, en un ascensor, en un parking, en una sala de cine, etc.

6. Probar de hacer un trío

Y otra fantasía muy común, tanto en mujeres como en hombres, es la de formar parte en un trío.

En este caso, lo más habitual es que el hombre tenga la fantasía de hacerlo con dos mujeres, mientras que la mujer se imagine que se acuesta con dos hombres.

Sin embargo, en el caso de las mujeres, también hay muchas que fantasean con hacerlo con un hombre y otra mujer. El hecho de ser tres miembros en la relación sexual permite combinar todo tipo de placeres.

7. Una aventura con una chica

Muchas mujeres heterosexuales suelen sentir curiosidad por cómo puede ser el hecho de mantener una relación sexual con otra mujer, por lo que la fantasía de tener una aventura con otra chica es más habitual de lo que parece entre mujeres. 

8. Dejarse llevar por el exhibicionismo

El ser vistos mientras se practica sexo es otra fantasía recurrente entre las mujeres, ya que puede resultar excitante el saberse observadas mientras mantienen relaciones sexuales. Por otro lado, también hay mujeres que encuentran estimulante imaginarse que son ellas las que observan a otras personas teniendo relaciones. 

Anímate a responder nuestra encuesta

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/mujer-actual/psicologia/fantasias-mujeres

Sueños eróticos y fantasías sexuales en el embarazo

Sueños eróticos y fantasías sexuales en el embarazo

Los expertos coinciden: haber tenido sueños y fantasías sexuales es beneficioso tanto para la salud física como mental de las mujeres. Además, se ha comprobado que el hecho de que esta tenga despertares en la noche con frecuencia, aunque no contribuye a que se tengan más sueños eróticos en sí, hace que estas imaginaciones se recuerden mucho mejor.

Cualquiera que sea el tipo de sueño sexual o fantasía que pueda tener la mujer embarazada, lo más seguro es que estén relacionados con las emociones de la maternidad, unos sentimientos y unos temores que pueden legar a liberarse a través de, justamente esto, los sueños eróticos.

La fantasía sexual está relacionada con el deseo sexual, aunque la fantasía como tal se refiere a la evocación de una situación ficticia, que puede o no hacerse realidad y el deseo es el anticipo de una situación real. Y, aunque no te lo creas, los especialistas en sexología afirman que las parejas estables que llevan sus fantasías sexuales a la realidad en forma de juegos sexuales reavivan su vida sexual.

Y, aunque no se puede generalizar porque cada mujer es diferente y tiene sus síntomas, sensaciones y experiencias durante el periodo de gestación, los estudios realizados al respecto señalan que en torno al 10 % de las futuras mamás ven cómo aumenta de manera considerable su deseo sexual y su erotismo, e incluso un porcentaje más elevado de ellas se da cuenta de que tiene muchas más fantasías sexuales que antes de quedarse embarazadas.

Un aumento que puede ser debido, sobre todo, a la revolución hormonal que vive la mujer durante el embarazo y, aunque como ya veíamos más arriba, cada mujer tiene unas fantasías sexuales específicas, algunos otros estudios han señalado las fantasías más comunes entre embarazadas…

Otras razones que explican por qué las mujeres tienen fantasías sexuales estando embarazadas

Existen algunas razones que explican que la mujer sienta un deseo sexual evidente, e incluso un mayor placer a la hora de mantener relaciones sexuales, algo que aumenta a su vez la creación de fantasías sexuales. ¿Los motivos?

– determinadas hormonas pueden hacer que la mujer esté más excitada.

– el aumento del volumen de sangre, sobre todo en los primeros meses, hace que los genitales femeninos estén más irrigados y adquieren mayor sensibilidad.

– el aumento del flujo vaginal provoca que muchas mujeres encuentren especialmente satisfactorio el sexo en esta etapa.

– el hecho de que la mujer se encuentre más desinhibida porque se olvidan métodos anticonceptivos, por ejemplo.

– los estrógenos provocan algunos cambios en el cuerpo de la mujer que pueden resultarle una nueva fuente de erotismo como, por ejemplo, el aumento del tamaño de los pechos.

En definitiva, por tanto, vemos claramente que las fantasías sexuales son comunes en el embarazo y lo mejor de todo: que son buenas para la vida sexual de la pareja.
 

¿Cuáles son las fantasías sexuales más comunes en el embarazo?

– Tener relaciones sexuales con algún famoso que les encante, aunque este grupo puede ir desde actores hasta cantantes pasando por modelos, colaboradores de televisión, políticos, deportistas, presentadores, etc.

– Volver a revivir un encuentro sexual con una antigua pareja. Esto, entre otras cosas, se puede explicar por el hecho de que se está en un momento en el que se tiene claro que se va a comenzar una nueva vida por lo que se trata en realidad de una forma de recordar y a la vez “cerrar” esa experiencia vivida.

– Experimentar una relación íntima modo la saga de “Cincuenta sombras de Grey”.

– En el caso de las mujeres heterosexuales es muy frecuente que puedan tener fantasías en las que disfrutan del sexo con otras mujeres. ¿Motivo? Que admiran más que nunca el cuerpo femenino.

– Y también es habitual que tengan como fantasía el disfrutar de relaciones íntimas con su pareja disfrazados de personajes de todo tipo.
 

¿Qué nos dicen los expertos al respecto de fantasías y sueños eróticos en el embarazo?

Esta etapa es el primer momento del ciclo vital de una mujer en el que su sexualidad puede cambiar de una forma drástica por motivos naturales. Y no, no es negativo, pero es algo diferente.

El embarazo hace que la mujer presente cambios físicos, hormonales, anímicos, etc.

Es decir, lo revoluciona todo y esto afecta especialmente a la relación de pareja y la sexualidad a medida que va avanzando el embarazo.

En el primer trimestre, la libido suele disminuir en muchas mujeres, sobre todo en aquellas que se vean afectadas por las náuseas y el malestar general, pero en el segundo trimestre, la zona genital se halla muy vascularizada y este cúmulo de irrigación sanguínea favorece la respuesta sexual y aumenta la sensibilidad de la zona. También el pecho se percibe más sensible.

Se trata, por tanto, de un momento del embarazo en el que la mujer puede disfrutar mucho de sus relaciones sexuales e incluso tener mejores orgasmos.

Suele ser, sin duda, el de mayor plenitud sexual y que suele coincidir con la desaparición de las náuseas y por el momento con no mucha barriga, ya que no será hasta los seis meses de gestación cuando la barriga de la mujer embarazada pueda comenzar a ser un elemento incómodo para las relaciones sexuales.
 

¿Qué le pasa a la mujer cuando se queda embarazada? ¿Debe disfrutar del sexo plenamente?

La respuesta está clara y es sí. Pero para ello la mujer embarazada debe:

– adaptarse a los cambios físicos: durante el embarazo la mujer engorda y también pueden surgir estrías o varices haciendo disminuir su autoestima. Hay que adaptarse a las nuevas formas del cuerpo para que ello no afecte al deseo sexual.

– realizar nuevas posturas: a medida que el bebé crece dentro, la vagina se va acortando. Esto provoca que en determinadas posturas en las que la penetración sea muy profunda se note dolor. Para evitarlo, mejor practicar siempre posturas en las que sea la mujer embarazada quien controle la penetración.

– no dar toda la importancia a la penetración: el embarazo es un momento maravilloso para fomentar las relaciones sexuales globales, no centradas exclusivamente en los genitales. Un buen momento para descubrir cuántas terminaciones nerviosas hay y la cantidad de placer que estas pueden llegar a proporcionar.
 

Sexo en el embarazo: recomendaciones a tener en cuenta y las posturas más cómodas estando embarazada

Finalmente, recuerda tener mucho cuidado en el sexo en general, pero sobre todo en el embarazo.

Por ejemplo, si practicas sexo oral, tu pareja nunca debe soplar dentro de la vagina ya que esto podría causar una embolia y resultar muy peligroso tanto para ti como para tu bebé; evitar los lubricantes, los lavados vaginales, las gelatinas, etc.

para lubricar la vagina porque estos productos pueden dificultar la habilidad de los espermatozoides de moverse en el aparato reproductivo de la mujer; y no lubricar la zona vaginal con saliva. ¡Cuidado también con los geles de Aloe Vera!

Y aquí os dejamos algunas de las posturas sexuales más cómodas para hacer estando embarazada:

– La posición del perrito

– Las cucharas para embarazadas

– La unión del loto

– El soñador apasionado

– El columpio

– La amazona

– La postura de Andrómaca

– La lengua de gato

– La postura de los nadadores

– La ofrenda secreta

– El vuelo de gaviota

– La postura del indolente

– La bella dormida

– El tigre al acecho

¿Os las sabíais todas?

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/psicologia-embarazo/suenos-eroticos-y-fantasias-sexuales-en-el-embarazo-12032

Fantasías sexuales durante el embarazo: sí, existen y son saludables

Sueños eróticos y fantasías sexuales en el embarazo

¿Tienes más sueños eróticos de lo habitual? ¿Te imaginas nuevas situaciones excitantes? ¿Quieres probar cosas diferentes? Estos deseos no son incompatibles con el embarazo.

Las fantasías sexuales se definen como representaciones mentales creadas por el inconsciente teniendo como tema principal las relaciones sexuales.

Se producen de forma voluntaria o involuntaria en la mente y empiezan con la pubertad, acompañando a las personas durante toda su existencia.

Por ello, es normal que tengas fantasías sexuales si estás embarazada. Tanto hombres como mujeres tienen fantasías sexuales al mismo nivel (solo que pueden variar de naturaleza) y aunque la mayoría de veces no se comparten con nadie, están ahí y forman parte de la sexualidad de las personas, en cualquier etapa.

Durante el embarazo, muchas mujeres refieren haber tenido más sueños y fantasías sexuales y los expertos señalan que esto es beneficioso para su salud, física y mental. El hecho de que la embarazada tenga frecuentes despertares durante la noche puede contribuir, no a que se tengan más sueños eróticos, pero sí a que estas imaginaciones se recuerden más vívidamente.

Las fantasías, como veremos más adelante, van desde la intimidad con la pareja, con varias personas, hasta tener relaciones con alguien del mismo sexo o reencontrarse con una pareja anterior, disfrazarse, utilizar juguetes sexuales… El caso es que las fantasías sexuales están entre los exponentes del deseo sexual y constituyen un aspecto positivo de la salud sexual.

Cualquiera que sea el tipo de sueño sexual o fantasía que pueda tener la embarazada, probablemente estén relacionados con las emociones por la próxima aventura, la maternidad. Y es que esos sentimientos, temores y tensiones pueden legar a liberarse (y a aliviarse) a través de los sueños eróticos.

Según Sallie Foley, terapeuta sexual y coautora de «Sex Matters for Women» («El sexo importa a las mujeres»), durante el embarazo la mujer está muy enfocada en su propio cuerpo y los sueños pueden reflejar el hecho de que ama la nueva vida que está creando en su interior y el descubrimiento de que su cuerpo es placentero, excitante y poderoso de una manera que nunca experimentada antes.

Las fantasías y los juegos sexuales

La fantasía está relacionada con el deseo sexual, ya que ambos conceptos se circunscriben al marco mental sobre el mismo contexto, la sexualidad.

No obstante, la primera se refiere a la evocación de una situación ficticia, que puede o no hacerse realidad (a veces solo afloran en sueños; a veces hacerlas realidad provoca que pierdan su «magia»), mientras que el deseo es el anticipo de una situación real.

Lo que sucede es que, si decides compartir tu fantasía con tu pareja, probablemente esto lleve a una situación de sexualidad real.

Es lo que se conoce como el desarrollo de fantasías sexuales en pareja.

De hecho, los especialistas en sexología afirman que las parejas estables que llevan sus fantasías sexuales a la realidad en forma de juegos sexuales reavivan su vida sexual.

Eso sí, las fantasías eróticas son un fenómeno completamente normal, a menos que el comportamiento de uno de los compañeros no obligue al otro a someterse a ellas. Por supuesto, en el caso de la embarazada hay que tener en cuenta que dicha fantasía no implique ningún riesgo para su salud.

En casos extremos, cuando las fantasías sexuales empiezan a realizarse y esto afecta a la vida del individuo o cuando se constituyen la única forma de llegar al orgasmo, se consideran fantasías patológicas.

Tipos de fantasías sexuales

A pesar de un interés cada vez mayor por la sexualidad de las mujeres embarazadas, la cuestión de las fantasías eróticas es relativamente rara en la literatura relevante.

Lo que parece claro es que el perfil sexual de una mujer durante el embarazo, en comparación con el período anterior, por lo general cambia considerablemente.

Este es el efecto de los factores sobre hormonal, biológico, psico-emocional y cultural de fondo, como veremos en el siguiente apartado.

En cuanto al contenido de las fantasías sexuales, a veces se refieren a acontecimientos del pasado, siendo un intento de reavivar experiencias emocionantes en la memoria. Esto puede incluir parejas anteriores. Otros pensamientos eróticos son imaginaciones mentales, historias creadas por la mujer, basados en deseos, motivaciones y preferencias personales.

Las fantasías sexuales también difieren según las circunstancias en que ocurren: pueden ser en parte espontáneas, experimentadas en situaciones no relacionadas con la actividad sexual (como los sueños, un recuerdo…); o provocadas por estímulos externos (películas, revistas, conversaciones…).

En cualquier caso, cuando se trata de sueños, tengamos en cuenta que no son mensajes literales del subconsciente sino reflexiones más complejas sobre la vida. No podemos recoger la totalidad de las fantasías, ya que dependen de cada persona, pero estas son las más comunes en el embarazo:

  • Si algunos de sus sueños eróticos tienen que ver con antiguos novios o extraños, no significa que no quieras o ya no desees a tu pareja, sino que tal vez parte del subconsciente está diciendo un último adiós a ese yo «perdido» al cruzar el umbral de la maternidad.
  • Tener relaciones con varias personas o con famosos. Del mismo modo, no significa que no ames a tu pareja sino que se trata de una manifestación del deseo de experimentar cosas diferentes, de sentirse un importante objeto de deseo…
  • Las fantasías masturbatorias ponen de relieve el descubrimiento de las novedades en el cuerpo de la mujer y también pueden ser resultado de un periodo de abstinencia.
  • Otra de las fantasías comunes tienen su desarrollo con el mismo sexo, pero eso no significa tanto que te atraigan las mujeres sino que aprecias más o de forma diferente tu propio cuerpo, el cuerpo femenino, como un organismo poderoso y como fuente de placer.
  • Disfrazarse, jugar a ser otro o aceptar roles distintos, utilizar juguetes sexuales, dominar o dejarse dominar, atarse… son otras fantasías fáciles de convertir en juegos sexuales con tu partenaire (por cierto, en auge o al descubierto tras el éxito de «50 sombras de Grey»).

Aumento del deseo sexual en el embarazo

Que la embarazada sufra un descenso en su apetito sexual es uno de los mitos sobre el sexo durante el embarazo, o al menos no se puede generalizar con ello, ya que para muchas mujeres la gestación es una etapa sexualmente activa y plena (otras, en cambio, dejarán el sexo para otra ocasión, sobre todo al final del embarazo o si sus circunstancias personales son adversas, como en embarazos no deseados). Y si hay apetito sexual, puede haber fantasías.

El estudio «Effect of pregnancy on the frequency of occurrence of sexual fantasies in women» («Efecto del embarazo en la frecuencia de aparición de fantasías sexuales en mujeres») señala que, mientras antes del embarazo un 89% de mujeres dice tener fantasías, la cifra aumenta casi al 97% si están embarazadas.

Practicar sexo en el embarazo, siempre que no exista un riesgo médico y el coito esté contraindicado, tiene muchos beneficios para la madre y el bebé e incluso hay mujeres que experimentan un aumento de la libido, asociada o no a las fantasías sexuales.

La labor de las hormonas tiene mucho que ver con el deseo sexual de la gestante y si anteriormente se tenía una vida sexual satisfactoria, esto no tiene por qué cambiar durante los nueve meses.

El segundo trimestre suele ser el de mayor plenitud sexual, cuando las náuseas con suerte ya no molestan y no ha llegado la incomodidad de la gran barriga.

Existen algunas razones que explican que la mujer sienta un deseo sexual evidente, e incluso un mayor placer a la hora de las relaciones íntimas, lo cual podría aumentar la creación de fantasías sexuales:

  • Determinadas hormonas pueden hacer que la mujer esté más excitada.
  • El aumento del volumen de sangre, sobre todo en los primeros meses, hace que los genitales femeninos estén más irrigados y adquieren mayor sensibilidad.
  • El aumento del flujo vaginal provoca que muchas mujeres encuentren especialmente satisfactorio el sexo en esta etapa (la vagina se vuelve más sensible y está mejor lubricada).
  • El hecho de que la mujer se encuentre más desinhibida (como cuando se buscaba el bebé, porque se olvidan métodos anticonceptivos), podría ser otro motivo. El sexo en el embarazo puede ser más relajado y espontáneo (eso sí, si no hay pareja estable, se ha de utilizar preservativo con el fin de prevenir posibles infecciones de transmisión sexual).
  • Los estrógenos provocan algunos cambios en el cuerpo de la mujer que pueden resultarle (tanto a ella como a su pareja) una nueva fuente de erotismo (por ejemplo, el aumento en el tamaño de los pechos, aunque a algunas mujeres esto les provoque molestias al principio).
  • Además, el hecho de que haya numerosos despertares nocturnos para ir al baño, por que ha habido un calambre o simplemente porque no encuentras la postura, puede hacer que la mujer busque una placentera forma de relajarse.

En definitiva, las fantasías sexuales son comunes en el embarazo y los expertos señalan que, si se comparten, son buenas para la vida sexual de la pareja.

También pueden quedarse en simples sueños o en la intimidad y producir placer solo a la embarazada, consciente o inconscientemente en sueños.

¿Dónde está el límite? En el de la imaginación y las preferencias individuales, y por supuesto, el acuerdo con tu partenaire, la comodidad y la seguridad de la embarazada.

Fotos | iStock
En Bebés y más | «El deseo sexual solo lo mata el desamor». Entrevista a la psicóloga Olga Carmona, Retomar las relaciones sexuales después de tener un bebé, El sexo durante el embarazo, trimestre a trimestre

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/fantasias-sexuales-durante-el-embarazo-si-existen-y-son-saludables

Interpretación de los sueños eróticos: las fantasías más frecuentes y su significado

Sueños eróticos y fantasías sexuales en el embarazo

Los sueños eróticos dicen mucho sobre nuestra personalidad y sexualidad, aunque no siempre reconozcamos que los tenemos. ¿Quieres aprender a interpretarlos? ¡Sigue leyendo!

El sueño se divide en ciclos de aproximadamente 90 minutos, y cada uno supone una fase de sueño diferente.

Estas fases se pueden dividir en cinco: adormecimiento, sueño ligero, transición, sueño profundo y fase REM. Es en el transcurso de esta última cuando aparecen los sueños.

Concretamente los que hoy protagonizan este artículo: los sueños eróticos. Estos forman parte de nuestra intimidad y están estrechamente ligados con la sexualidad.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Video por Patricia Álvarez

No es fácil establecer el significado de los sueños, pero en el caso de los sueños eróticos, los psicoanalistas suelen coincidir: no aparecen por casualidad y serían el fruto de deseos vividos durante el día. Por ejemplo, si has tenido un acercamiento con la persona que te gusta, si piensas en alguien en concreto que, sorprendentemente, te atrae, si hay algo relativo al sexo que te preocupa o te atrae especialmente…

Hacer el amor en un sueño no solo demuestra que nuestra imaginación y sexualidad están estimuladas. O, tal como lo analizó Freud, que somos capaz de formar una historia deseada o incluso de satisfacer pulsiones inconscientes.

Pero más allá de las teorías, lo cierto es que dependiendo del sueño en concreto este podría significar una cosa u otra (asuntos sin resolver, curiosidades por satisfacer, carencias…) como veremos más adelante.

Los sueños eróticos permiten detectar ciertos bloqueos e incluso ayudan a liberarlos.

¿Hay que tener miedo de los sueños eróticos?

¡Por supuesto que no! Estos sueños no son signo de problemas, sino al contrario, de una buena salud psíquica. Tus sueños, aunque son la traducción de deseos carnales o sexuales inhibidos y de los que no eres responsable, no deben confundirse con la realidad. Así pues, ni te sientas culpable ni pienses que sufres algún tipo de perversidad.

¿Cómo se interpretan los sueños eróticos?

Puede ser bueno preguntarse el significado de este tipo de sueños para mejorar la vida diaria y, particularmente, la vida amorosa y la sexualidad.

En primer lugar, los psicoanalistas consideran que el sueño erótico se muestra de dos formas: la que implica un acto sexual con penetración, que puede significar una falta en la realidad, con una libido no plena; y la carnal (besos, caricias), que significa simplemente un bienestar general. Aquí tienes algunos de los sueños eróticos más recurrentes y sus posibles significados:

– Encuentros amorosos con exparejas, con tu jefe o con un desconocido

Suelen ser algunos de los protagonistas más frecuentes de los sueños eróticos y, más allá de la sexualidad, también pueden tener un significado más profundo. Por ejemplo, soñar que mantienes relaciones con tu expareja puede desvelar que le echas de menos, que aún no has cerrado ese capítulo de tu vida o que, por el contrario, estás a punto de cerrarlo.

Por otro lado, soñar con tu jefe puede indicar un deseo de poder y autoridad. Puede ser que en esa persona veas reflejados aspectos que te gustaría aplicar a tu propia personalidad. Si en tu sueño erótico aparece una persona desconocida podría traducirse en un deseo de cambio en tu vida o en una advertencia de que has caído en la monotonía.

– Referencias a objetos o lugares

Si una persona sueña que hace el amor en un tren con su pareja puede significar que su relación va por buen camino. Si el tren descarrila, puede ser que la pareja esté en crisis.

Por otro lado, si sueñas que haces el amor con tu pareja al lado del fuego, puede significar que se trata de una relación apasionada y completa, pero en ningún caso pasiva y molesta.

¡Tu libido está llena de energía!

¿Sueñas que te diviertes en el agua o a bordo de una barca, por ejemplo? Felicidades, esto significa que estás en perfecta armonía sexual con tu pareja.

Si sueñas con contactos sexuales en los que siempre llevas el cabello recogido, puede significar que tu sexualidad te asusta.

Si, por el contrario, llevas el cabello suelto, indica que no tienes ningún problema con tu sexualidad.

– Hacer el amor en presencia de animales

Los gatos son símbolo de ternura, de dulzura, pero también de pasión e independencia cuando sacan sus uñas… Lo que te gustaría sentir con tu chico o chica si iniciaras una relación.

Por su parte, los perros hablan de tu relación de pareja. Si un perro mueve el rabo y parece feliz, indica que la fidelidad reina en el seno de la pareja.

En cambio, si enseña los colmillos, puede que exista traición por parte de uno de los miembros de la pareja…

– La desnudez

Soñar que se está desnudo no indica un deseo de exhibicionismo, sino un gran anhelo de libertad, de expresar el «Yo» más profundo.

Es posible que te hayas cansado de aparentar algo que realmente no eres y necesitas ser completamente tú misma, olvidando los modelos y limitaciones impuestos por la sociedad en la que vivimos.

Desde un punto de vista sexual, este sueño deja ver el deseo de liberarte de tus prácticas habituales.

Si estás a gusto, quiere decir que te sientes bien contigo misma y con tu cuerpo. Si por el contrario te encuentras incómoda sin ropa, el malestar que acompaña al hecho de estar desnudo en público pone de manifiesto la ambivalencia de tu estado de ánimo, que se divide entre el deseo y la inhibición.

Los sueños desvelan nuestros miedos inconscientes y, si la desnudez te causa ansiedad, quiere decir que tenemos dificultades en aceptar nuestra sexualidad y, por tanto, en vivirla al 100%.

Источник: https://www.enfemenino.com/consejos/suenos-eroticos-como-se-interpretan-los-suenos-eroticos-s483759.html

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: