Tratamiento de la polimenorrea

Metrorragias

Tratamiento de la polimenorrea
Fecha de la última revisión: 29/10/2018

  • Guía
  • Algoritmos

El sangrado uterino anormal se define como sangrado procedente de la cavidad uterina.

Existen pocos estudios acerca de su prevalencia, se estima una incidencia de sangrado anormal de origen uterino sobre el 11-13%, va aumentando con la edad y puede alcanzar el 24% entre los 36-40 años (Marret H, 2010).

Las hemorragias uterinas pueden clasificarse en:

  • No cíclicas: cuando el sangrado vaginal es independiente de la menstruación, en este caso se denomina metrorragia o sangrado intermenstrual. La disfunción ovulatoria es un sangrado no cíclico, anovulatorio que puede dar lugar a un sangrado infrecuente (oligomenorrea) o sangrado abundante, incluso a hemorragia.
  • Cíclicas: si el sangrado corresponde a los días del ciclo menstrual. Puede ser: hipermenorrea o menorragia/sangrado menstrual abundante (pérdidas mayores de 180 ml o de más de 7 días de duración, o ambas que tienen lugar en intervalos regulares). Polimenorrea (intervalos intermenstruales de menos de 21 días, pero normales en cantidad y duración).

Las metrorragias, a su vez, pueden ser de causa orgánica o disfuncional. Sus causas más frecuentes son (Elmaogullari S, 2018; Jiménez Ubieto I, 2009; Kolhe S, 2018; Maness DL, 2010; Martinelli I, 2016; Muxi C, 2009; Pitkin J, 2007; Sweet MG, 2012; Tsai MC, 2012):

  • Hemorragia uterina de etiología orgánica local por:
    • Gestación y sus complicaciones: hemorragia de implantación, embarazo ectópico, enfermedad trofoblástica, amenaza de aborto, aborto espontáneo, placenta previa, abruptio placentae, hemorragia postparto.
    • Alteraciones orgánicas a nivel del aparato reproductor femenino (vulva, vagina, cérvix, útero, trompas de Falopio, ovarios, etc.), importante descartar sangrado que no proceda de uretra, ano, vejiga, intestino: traumatismo genital (incluye abuso sexual), alteraciones en cicatriz de la cesárea (produciendo spotting intermenstrual) (Kinay T, 2016), cuerpo extraño (tampón, DIU, etc.), infecciones ginecológicas (vulvovaginitis, cervicitis, enfermedad inflamatoria pélvica), rotura de quiste ovárico (frecuentemente durante el ejercicio, acto sexual), torsión ovárica, endometriosis, atrofia vaginal/vaginitis atrófica, prolapso, miomas uterinos, pólipos endometriales o cervicales, cáncer ginecológico, sobre todo, cáncer endometrial (el 6% pueden cursar con sangrados abundantes regulares o irregulares). Es frecuente en mujeres mayores de 40 años. Sólo el 2% aparecen antes de los 40 años de edad. La nuliparidad, diabetes, obesidad, síndrome de ovario poliquístico (SOP), predisponen a esta patología.
    • Alteraciones sistémicas: coagulopatías, renales, endocrinas (alteraciones tiroideas, hiperprolactinemia, Cushing, SOP, tumores hormonalmente activos, etc.), tamoxifeno, menarquia precoz o menopausia tardía, síndrome de Lynch (cáncer colorrectal hereditario no polipoideo), cardiopatías, estrés (psicógeno o inducido por ejercicio), malformaciones arteriovenosas, sarcoidosis, etc.
    • Fármacos: anticonceptivos (tratamientos estrogénicos sin gestágenos), anticoagulantes, quimioterápicos, tamoxifeno (Munro MG, 2014), esteroides, metotrexato, DIU de cobre, inyección de cortisona epidural, etc.
  • Hemorragia uterina disfuncional (HUD): ovulatoria y anovulatoria
    • Ovulatoria: 15% de las hemorragias disfuncionales. Frecuente en mujeres de entre 20 y 40 años. Son cíclicas, cursan con polimenorrea, spotting ovulatorio, spotting premenstrual, hipermenorrea o menorragia. Permanece presente el síndrome premenstrual.
    • Anovulatoria: hemorragia disfuncional más frecuente. Frecuente en perimenopausia y pubertad. Suele deberse al estímulo continuo de estrógenos sin oposición de la progesterona. No cíclica, de intensidad y duración variable. No se acompaña de síndrome premenstrual. Sangrado generalmente abundante y tras un período de amenorrea de 6 a 8 semanas.

Como resultado de consensos internacionales se ha hecho un sistema de clasificación de los 2 grandes grupos de causas de sangrado uterino anormal (abarcando sangrado menstrual abundante y metrorragia) no relacionado con la gestación, este sistema viene definido por el acrónimo PALM-COEIN, cuya adaptación al castellano (PALMA-ÍNDICE) ha sido aceptada:

Tabla 1. Causas de sangrado uterino anormal (sangrado menstrual abundante y sangrado intermenstrual).
Causas estructuralesCausas no estructurales
Pólipo.INespecífica.
Adenomiosis.Disovulación.
Leiomioma.*Iatrogénica.
Malignidad.Coagulopatía.
Endometrial.
(*) La categoría «L» engloba:Lsm: pacientes con al menos 1 mioma submucoso.Lo: pacientes cuyos miomas no afectan a la cavidad endometrial.

En la tabla 2 se presentan las causas más frecuentes de metrorragia según la edad.

Tabla 2. Causas más frecuentes de metrorragias según la edad.
Premenarquia Cuerpos extraños, traumatismo, abuso sexual, tumor hormonalmente activo, pubertad precoz, tumor ovárico o vaginal, sarcoma botrioides, infección, anovulación, embarazo, enfermedad inflamatoria pélvica, SOP.
Edad fértil Anovulación, embarazo, infección (enfermedad inflamatoria pélvica, vulvovaginitis), pólipos, fibromas uterinos, fármacos (incluidos anticonceptivos orales, DIU, antipsicóticos), infección, radiaciones, enfermedades sistémicas (incluyendo patología de tiroides, SOP, adenoma hipofisario, hiperprolactinemia y coagulopatías -en la adolescencia fundamentalmente la enfermedad de Von Willebrand-), cáncer.
Premenopáusicas Anovulación, embarazo, patología estructural uterina (pólipos, fibromas, hiperplasia endometrial), fármacos, radiaciones, alteraciones orgánicas, cáncer.
Menopáusica Atrofia vaginal/uterina, carcinoma de endometrio, patología estructural del útero, uso de antiagregantes o anticoagulantes, terapia de reemplazo estrogénica, DIU, inyecciones de corticoides, tamoxifeno, radioterapia.
Postmenopáusica Cáncer endometrial (10%), atrofia vaginal/uterina, terapia hormonal postmenopáusica, patología estructural.

Autora

Ángeles Roca Varela Médico Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria

Área Sanitaria de Atención Primaria de A Coruña. Servizo Galego de Saúde. A Coruña. España.

Conflicto de intereses: No disponible.

Polimenorrea: síntomas, causas y tratamientos

Tratamiento de la polimenorrea

Si alguna vez has tenido periodos mucho más cortos de lo normal, incluso de manera intermitente y escasos dentro de lo que se consideraría un periodo normal de veintiocho días puede que padezcas de polimenorrea. Descubre de que se trata y como puedes solucionarlo.

Ten en cuenta que estos sintomas se parecen a los de la >>METRORRAGIA

QUE ES LA POLIMENORREA

La polimenorrea es una alteración del ciclo menstrual en la que la menstruación tiene lugar en periodos más cortos de los normal de manera constante. Esto es, cuando tu ciclo menstrual tiene menos de 28 días de duración.

Tener periodos de menos de 28 dias es algo normal en la mujer siempre y cuando que sea de forma esporádica. Por o tanto es una alteración común que para ser considerada enfermedad ha de prolongarse en el tiempo por más de  8 periodos menstruales de manera constante.

No todas las mujeres tienen un ciclo menstrual que funciona como un reloj, con precisión y casi diríase que con puntualidad en la fecha de aparición de la regla, a lo que hay que sumar las dolencias típicas de los días previos a la menstruación (síndrome premestrual).

Sin embargo, en algunos casos, la irregularidad es la principal característica del ciclo, como en el caso de la oligomenorrea, hipermenorrea, menorragia, metrorragia (sangrado irregular) o polimenorrea.

Precisamente nos vamos a detener en este último tipo de alteración menstrual, la polimenorrea, también denominada proiomenorrea o ciclos acortados, ya que los intervalos menstruales son inferiores a 25 días (o el sangrado se adelanta más de cinco días respecto al mes anterior).

Los términos polimenorrea y proiomenorrea se utilizan, actualmente, para definir aquellas alteraciones menstruales que cursan con un intervalo, entre dos menstruaciones, inferior a veinticinco días. Originalmente estos terminos definían conceptos diferentes.

El término “proiomenorrea” se reservaba para definir el “acortamiento del intervalo menstrual”, mientras que el de “polimenorrea” expresaba el “exceso de duración del número de días de sangrado menstrual”.

Sin embargo, el empleo en los países anglosajones del término “polymenorrhea” para referirse al acortamiento del tiempo entre dos menstruaciones, hizo que en los países hispanoparlantes, polimenorrea se hiciera sinónimo de proiomenorrea y, éste último, se abandonase.

Aunque actualmente pueden emplearse ambos términos como sinónimos, para evitar equívocos se tiende a emplear “acortamiento del ciclo” para definir este tipo de alteración menstrual por exceso. Por lo tanto podemos decir que técnicamentes polimenorrea y proiomenorrea hacen referencia al mismo trastorno.

QUE CAUSA LA POLIMENORREA

Todas las mujeres, en algún momento de su vida, han tenido alguna alteración del ciclo menstrual (la regla se adelanta o se retrasa, por ejemplo, por estrés).

Sin embargo, si las irregularidades del ciclo menstrual se mantienen a lo largo de los meses siguientes, es aconsejable consultar al médico para certificar la causa exacta que las provoca y cuál es el tratamiento más adecuado a seguir.

En el caso de la polimenorrea, la menstruación se adelanta, y aunque puede generar cierta preocupación en la mujer, se trata de una alteración bastante frecuente.

De hecho, cuando se trata de una irregularidad aislada –no se repite en ciclos posteriores- puede que se haya producido por fatiga o por estrés.

El estrés físico o emocional pueden provocar desequilibrios hormonales.

No obstante, conviene vigilar la irregularidad de los ciclos, ya que si se repite puede provocar anemia por pérdida de hierro.

La mejor forma de vigilar y prevenir este tipo de trastornos es ser constantes en la observancia de nuestro ciclo menstrual.

Para ello en la zona de «recursos» de esta web os hemos puesto las calculadoras de ciclo menstrual  y otras herramientas que os sirvan para lelvar un mejor control de vuestra menstruación.

En principio, la polimenorrea no se relaciona con los problemas de fertilidad.

Una de las causas que explican la polimenorrea es la insuficiencia lútea, o producción insuficiente de progesterona en la segunda mitad del ciclo menstrual.

En este caso, se puede tratar administrando progestina o tomando la píldora anticonceptiva. Otras de las casusas más comunes son la sobreproducción de prolactina o alteraciones de la tiroides.

En este caso, el ginecólogo y endocrinólogo pueden administrar un tratamiento hormonal para solventar el problema.

La polimenorrea también puede ser un síntoma de otro problema ginecológico, la endometriosis, o crecimiento anormal de las células del endometrio en la parte exterior del útero.

Al adherirse a los ovarios o a las trompas de Falopio pueden provocar lesiones. Generalmente, en estos casos, las reglas irregulares llegan acompañadas de dolor e, incluso, sangrado entre los periodos.

La polimenorrea también es frecuente durante la etapa previa a la menopausia, etapa en la que el cuerpo de la mujer comienza a experimentar notables desequilibrios de las hormonas, entre ellos, las irregularidades menstruales.

CONSECUENCIAS DE SUFRIR POLIMENORREA

En los casos de insuficiencia lútea, por lo general, el médico prescribirá la administración (vía oral o vaginal) de progesterona en días concretos durante el ciclo menstrual para compensar la falta de producción.

Si, por el contrario, la alteración del ciclo menstrual se relaciona con una duración más corta de la fase de ovulación, entonces lo más común es aplicar un tratamiento de estrógeno y progestina.

También resulta eficaz en el caso de muchas mujeres tomar la píldora anticonceptiva.

Entre los remedios naturales podemos destacar la toma de infusión de muérdago (ayuda a regular la menstruación), la bolsa de pastor (mitiga los dolores y síntomas) o la artemisa (regula el ciclo menstrual y alivia los dolores), dos veces al día después de las comidas durante uno o dos meses.

Debido a la pérdida abundante de sangre que ocasiona la polimenorrea, es frecuente que quienes la padecen experimenten fatiga y cansancio la mayor parte del tiempo, además de anemia por el déficit de hierro.

El hecho de tener un sangrado menstrual irregular, altera también su vida cotidiana, repercutiendo incluso en su sexualidad y calidad de vida.

El diagnóstico de la polimenorrea es posible luego de analizar el patrón del ciclo menstrual y de observar ciertas analíticas como de la temperatura basal, la progesterona plasmática y una biopsia de endometrio.

Una vez detectado el trastorno, el especialista indicará el tratamiento atendiendo al origen del desorden menstrual o lo que lo provoca. La polimenorrea es mucho más común de lo que se piensa. Sin embargo, solo cuando la mujer realmente conoce su cuerpo y su ciclo menstrual, es capaz de identificar con prontitud cualquier anomalía que indique un problema de salud, evitando así complicaciones que atenten contra su bienestar general.

TRATAMIENTOS PARA LA POLIMENORREA

Antes de nada recordar que la Polimenorrea no es una enfermedad en si misma, si no un síntoma de que algo no funciona del todo correctamente en nuestro organismo.

Generalmente los médicos suelen recetar pastillas anticonceptivas (hormonas) para devolver nuestro ciclo menstrual a su estado normal. Esta es una solución rapida y temporal pero que no soluciona el problema de fondo, que es al que de verdad debemos de prestar atención y solucionar.

ESTRES: Si has estado estresada últimamente por razones de trabajo, amor o cambios importantes en tu vida es bastante posible que se deba a estos motivos. En cuanto te recuperes seguramente tu ciclo vuelva  a su estado normal. En todo caso es importante que te tomes los síntomas en serio y busques consejo en tu ginecólogo para descartar las otras posibles causas.

El tratamiento para el estrés es individual y deberás de consultar a tu especialista médico.

MENOPAUSIA: Si estas en una edad cercana a la menopausia es comun que sufras desajustes en tu ciclo menstrual dado que tu cuerpo esta sujeto a cambios hormonales importantes.

OVARIOS POLIQUISTICOS: En este caso tu facultativo te aconsejara la mejor solución para ti.

Ten en cuenta que estos sintomas se parecen a los de la >>METRORRAGIA

Источник: https://ciclomenstrual.info/polimenorrea-sintomas-causas-y-tratamientos/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: