Vacaciones de verano con un bebé

Viajando Con Bebés Por España

Vacaciones de verano con un bebé

Son muchos los padres que pueden llegar a sentirse abrumados por la idea de viajar con un bebé: pañales, leche, esterilizador, ropa y medicinas forman parte de una lista de “por si acaso” que parece no terminar nunca.

Sin embargo, si se piensa bien, los niños de hasta dos años de edad pueden ser los compañeros de viaje ideales: no hablan, la mayoría de ellos no pueden correr todavía y suelen dormir unas horas durante el día, lo que significa que podrás disfrutar relajándote bajo el sol.

Es cierto que cuando se viaja con un niño pequeño es imprescindible un cierto grado de organización y que, aunque requieran de toda tu atención, no necesitan entretenimiento constante, es decir, no vas a tener que organizar planes especiales en familia como la visita a parques acuáticos, escapadas u otras excursiones en familia. Simplemente relájate en tu alquiler de vacaciones para toda la familia en España. 

Dónde viajar con un bebé o un niño pequeño en España

En función de lo que te apetezca durante tus vacaciones, te dejamos cinco sugerencias para los interesados en la naturaleza, la cultura, los deportes, vacaciones de sol y playa, escapadas de fin de semana o los amantes de la buena cocina.

1. Gran Canaria,Islas Canarias

Gran Canaria es una de las islas más verdes del archipiélago canario. Hasta un 40% de la isla está bajo protección.

Cuenta con numerosas rutas turísticas y pueblos escondidos entre el verdor de sus colinas y valles, por los que podrás disfrutar del turismo activo con un niño pequeño.

Si te alojas en un apartamento en Las Palmas de Gran Canaria, asegúrate de dar un paseo por uno de los parques locales y haz tiempo para visitar los restaurantes de moda de Las Palmas.

Si te gusta pasear por pueblos con encanto, haz una parada en Puerto de Mogán. Los más aventureros, no deberíais perderos las rutas alrededor de las montañas de Arreucas o Tejeda.

2. Fuerteventura, Islas Canarias

Surf, SUP, rutas en bicicleta, restaurantes vegetarianos, casas blancas, cactus y volcanes….así es el paisaje de Fuerteventura.

Una isla de ensueño para los padres que aman practicar deporte, cuidarse y buscan un ambiente fresco y surfero.

El alojamiento en Corralejo es ideal para aquellos que quieren escapar de la rutina y encontrar la verdadera alma canaria durante una semana. Además, podréis desconectar en alguna de las increíbles playas de Fuerteventura.

Considera las Islas Canarias para tus próximas vacaciones con niños pequeños, especialmente si tus hijos tienen menos de 2 años de edad, ya que no dependerás del calendario escolar y podrás encontrar alojamiento en las Islas Canarias y vuelos a mucho mejor precio. La temperatura en otoño e invierno es agradable también para los niños pequeños. Además, durante la temporada baja, las ciudades y las playas están menos concurridas, por lo que te encontrarás un ambiente que invita a relajarse en familia.

3. Madrid

Una escapada de fin de semana a Madrid, uno de los lugares más interesantes e inspiradores de Europa, es altamente recomendable aunque viajes con un niño pequeño o un bebé.

Madrid goza de muy buena reputación cuando se trata de vacaciones en familia. Además, podrás alquilar un apartamento de vacaciones en pleno centro de Madrid, desde donde podrás visitar todos sus atractivos y lugares de interés.

Así como aprovechar al máximo su ilimitada oferta cultural y gastronómica.

Madrid está repleto de bares de tapas, atracciones gratuitas y parques por doquier. También es famoso por sus numerosos pubs de moda, tiendas alternativas y lugares acogedores donde tanto los niños como los bebés son bienvenidos. 

4. Menorca, islas Baleares

¿Sueñas con la paz y tranquilidad de las Islas Baleares, pero quieres huir de las multitudes de las playas de Mallorca o Ibiza? Menorca no es solo un destino ideal para las vacaciones con niños mayores, sino también para los padres con niños más pequeños, ya que es mucho menos concurrida que sus islas vecinas y goza de un ambiente más exclusivo. Menorca cuenta con numerosas playas familiares y pequeñas calas íntimas, protegidas por árboles y bosques, que garantizan sombra y frescor incluso en los días más cálidos.

Seguramente te preguntes dónde es mejor alojarse en Menorca. La isla no es grande, y si alquilas un coche podrás explorar fácilmente toda la isla. Es sí, si eliges quedarte en ciudades más grandes, como Ciutadella o Mao, los restaurantes, bares y tiendas estarán a metros de distancia de tu alquiler de vacaciones.

5. San Sebastián, País Vasco

San Sebastián es uno de los destinos predilectos de todos aquellos que se declaran amantes de la gastronomía. Esta idílica ciudad está repleta de miradores con vistas inolvidables, ya que se sitúa entre las montañas del País Vasco y abrigo del mar Cantábrico que la baña a lo largo de su bahía.

 Alójate en San Sebastián y descubre una de las ciudades más hermosas de España. No podrás resistirte a los deliciosos pintxos que se sirven en los innumerables bares tradicionales y pubs modernos de San Sebastián.

Nada más llegar a la ciudad, comprenderás que no hay ningún lugar mejor para escapar de las obligaciones cotidianas y festejar con amigos y familia a cualquier hora del día. 

Vacaciones familiares con un niño pequeño – Cómo organizarlas

1. Para tus primeras vacaciones con un bebé, es mejor elegir un destino que no esté demasiado lejos de casa. Ten en cuenta la época del año para evitar lugares con demasiada gente y altas temperaturas, ya que esto será incómodo para el bebé. 

2. La mayoría de las compañías aéreas no cobran por viajar con un niño menor de 2 años de edad, ya que no necesitan un asiento propio. Antes de realizar una reserva, te recomendamos que compruebes la política de vuelo de cada aerolínea para evitar incómodas sorpresas en el aeropuerto. Averigua si ofrecen la posibilidad de añadir equipaje adicional y si tienen asientos especiales para niños.

3. Si no quieres interrumpir el horario de sueño de tu bebé, merece la pena preguntar si puedes reservar un lugar para poner una cuna. El número de plazas con disponibilidad de cuna es a menudo limitado y algunos aviones no tienen esta opción, por lo que son opciones que deberás tener en cuenta con antelación. Además, recuerda que el límite de peso de la cuna es de 11 kg.

4. La mayoría de las aerolíneas ofrecen a las futuras madres y a los padres con hijos pequeños la oportunidad de subir el avión sin tener que hacer cola. También vale la pena ejercer este privilegio en la cola rápida (dependiendo del aeropuerto) para el control de pasaportes y los controles de seguridad.

5. Al planificar unas vacaciones en familia en España, haz una lista con todo aquello que de verdad necesitas llevar de casa y todo aquello que potencialmente podrías comprar en tu destino de vacaciones.

Limita el número de pañales, toallitas, pañuelos de papel y cremas solares, ya que se pueden comprar fácilmente en cualquier destino y tendrás más espacio en tu equipaje para artículos más importantes.

 

6. Uno de los factores más importantes a la hora de planificar unas vacaciones con un niño pequeño o un bebé es la elección del alojamiento.

Si ya tienes un viaje planeado y sabes dónde quieres ir, qué ver y qué hacer, busca alojamiento cerca de los lugares marcados en tu mapa.

Cuando tu hijo se duerma, aprovecha el momento, sal y explora lugares a pie con tu hijo plácidamente dormido a la espalda.

7. Como los niños pequeños necesitan rutina y tranquilidad, merece la pena encontrar un buen alojamiento de vacaciones donde poder descansar.

Cuando alquiles un apartamento, valora los lugares que ofrece para que puedas relajarte mientras el niño duerme como, por ejemplo, una villa con terraza y piscina privada.

Debido a la imprevisibilidad de la rutina de un bebé, es conveniente alojarse en un alojamiento con cocina, en la que podrás preparar comida a cualquier hora del día para toda la familia. 

8. Una silla de paseo es esencial para cualquier viaje (ligera y fácil de plegar), la mochila porta bebé debe ser lo primero que metas en la maleta, especialmente si planea caminar por calles adoquinadas, pueblos con escaleras o calles estrechas. También es útil en el aeropuerto cuando vas cargado con el equipaje y las bolsas.

9. Diviértete y aprovecha al máximo. Antes de que te des cuenta, tu bebé se convertirá en el niño que decidirá todo lo que se hace durante las vacaciones.

Un viaje con un niño pequeño te dará la oportunidad de ser un poco egoísta y elegir un destino que de verdad te interese.

Si dejas algunas cosas atadas, vuestro niño pequeño manejará la nueva situación perfectamente y podréis compartir momentos inolvidables con toda la familia.

Источник: https://www.vacaciones-espana.es/Espana/articulos/viajar-con-un-bebe-en-espana

Las primeras vacaciones del bebé

Vacaciones de verano con un bebé

1 Junio 2019 – Publicado por Marisa Gandsas

Llegó el momento de tomarnos unos días y a diferencia de otras vacaciones, éstas serán las primeras con un bebé. Es importante tener en cuenta algunas cosas cuando planifiquemos el tipo de viaje a realizar:

Ahora que la familia se agrandó hay que planear las primeras vacaciones del bebé pensando también en qué será lo mejor para él o ella.

¿Playa o sierra? ¿Le hará mal al bebé viajar en avión? ¿Y un viaje en auto de tantas horas? En fin, surgen un montón de dudas a la hora de estrenar estas primeras vacaciones.

Como primera medida debemos tener en cuenta que los niños menores de un año no pueden estar expuestos al sol, deben estar a la sombra y aún así, debemos protegerlos del reflejo solar colocándoles un protector con factor de protección solar superior a los 50, es decir pantalla total

En las vacaciones solemos despojarnos de la rigurosidad de los horarios, y no nos gusta estar atados al reloj, es decir queremos hacer lo que durante el año no podemos.

Pero a los niños pequeños estas modificaciones le cuestan mucho, por lo que es aconsejable tratar de mantener las rutinas del niño.

Si conservamos la misma hora de sus comidas, de sus siestas, del baño, lo ayudará a adaptarse mejor al nuevo lugar y a no extrañar su casa.

Ir a la playa o a las sierras

A la hora de elegir el destino hay cuestiones a tener en cuenta. Lo mejor es elegir un único destino para pasar las vacaciones, ya que los chicos sienten los cambios y si estamos cambiando de lugar cada dos o tres días no les damos tiempo a adaptarse.

Si sos de las que gustan estar todo el día en la playa, de la mañana al atardecer, tomar mucho sol y pasar horas frente al mar, la playa es un destino incómodo.

Los bebés menores de 6 meses no pueden pisar la playa, porque al estar bajo una sombrilla o una carpa, el simple reflejo del sol puede provocarles quemaduras de sol ya que su piel es muy sensible. Si a eso le sumamos el calor y el viento, los niños en general no lo disfrutan y suelen inquietarse.

Los mayores de 6 meses pueden concurrir pero dentro de un horario limitado: de 9 a 10.30 hs. por la mañana y después de las 16 hs. por la tarde, para evitar los rayos de sol más peligrosos y también el pico de temperatura de ese «horario prohibido».

Siempre debemos evitar los rayos directos de sol y ponerlo a la sombra, y aún así con pantalla total, remera y gorrito. Pueden mojar sus piecitos en el mar si lo desean y jugar con arena, pero siempre controlando que no se la lleven a la boca, situación que resulta bastante difícil de evitar.

Consejo: si la elección es ir a un lugar con playa hay que organizarse muy bien, ir muy temprano a la mañana y volver a la media mañana para que el niño descanse -generalmente hacen una siestita antes de almorzar-. A la tarde se puede optar por volver a la playa luego de las 16 hs. o bien hacer otros paseos.

Todos los lugares ofrecen otras alternativas: cuando hay un bebé en casa, hay que ser creativos.

La sierras o las montañas es un lugar ideal para niños menores de 6 meses. De todas maneras también hay que proteger a los niños del sol colocándoles una pantalla total, remera y gorro. Estos paisajes nos dan la opción de realizar caminatas con los niños, sea en el cochecito o en una mochila para llevar bebés acorde a su tamaño.

En este caso, los paseos también deberán ser bien organizados, ya que los niños se cansan al estar todo el día al aire libre. Generalmente en la montaña el clima es seco, por lo que los bebés suelen pedir más líquido.

En síntesis, la sierra o las montañas son un buen destino para las primeras vacaciones. 

La playa ¿excita a los bebés?

Este es un dicho popular y en cierto modo verdadero. Hay chicos a los que el sol, el mar y el aire libre pueden estimularlos mucho, es decir que por horas estén inquietos o bien que les cueste dormir. Pero también hay niños que se relajan luego de un día de sol y duermen mejor que nunca, eso depende de cada niño.

 
Preparando las valijas….

Al preparar las valijas pueden pasar dos cosas: o nos llevamos el placard completo «por las dudas» o por no querer llevar tantas cosas al segundo día nos quedamos sin ropa limpia.

Cuando se viaja con un bebé, la premisa es llevar lo que necesitaremos.

Es fundamental averiguar cómo es la temperatura del lugar de destino, si hace calor todo el día o si refresca por la noche, y también si es muy húmedo (porque la ropa no se secará en el tiempo que pensamos).

Si el lugar de destino tiene temperaturas cálidas, durante el día los niños están desnuditos o con poca ropa, por lo que no hace falta llevar todo el guardarropa, pero sí una cantidad importante de batitas o remeritas, ya que es lo que más se ensucia. También es importante llevar algún abrigo -aún en los destinos de playa refresca después del atardecer- o bien alguna campera finita para la lluvia. Además conviene elegir dos o tres conjuntos, y eso nos facilitará las cosas. 

No olvides llevar objetos del bebé que él reconozca; puede ser algún muñeco con que él juegue habitualmente, o alguna sabanita, o un sonajero, «su» vaso, etc. Es decir, objetos que le sean familiares. Esto lo ayudará a no extrañar su casa y sus cosas.

No es raro que los niños extrañen, y generalmente los primeros días son de adaptación. Hay bebés que comen menos cuando salen de vacaciones, mientras que a otros les cuesta dormirse o bien están más llorones… Pero a no desesperar!!! Al cabo de dos o tres días ya se habrán adaptado.

En esta nota te contamos qué documentación necesitarás y qué vacunas y chequeos médicos debés tener en cuenta antes de viajar con tu bebé.
 

¿Que transporte usamos?
 

Todos los medios de transporte son aptos para los bebés.

Al avión pueden subirse todos los bebés, aunque sean recién nacidos; no hay ningún riesgo.

Lo cierto es que el bebé puede presentar cierto malestar en el momento del despegue o del aterrizaje -al igual que nos sucede a los adultos- debido a la diferencia de presiones en el líquido de los oídos.

Para aliviar esa desagradable sensación es aconsejable que el niño succione el pecho de la mamá, la mamadera o el chupete, y esto lo aliviará.

Botiquín de viaje

En el botiquín no pueden faltar los siguientes elementos:

  • Termómetro para controlar la temperatura corporal.
  • Antitérmicos: llevar el antitérmico habitual que usa el niño.
  • Antialérgicos y antipruriginosos: es común que los niños sean blanco de los mosquitos,y esto muchas veces puede provocar reacciones alérgicas locales y picazón.
  • Generalmente se utilizan los antialérgicos derivados de la carbinoxamina, pero de todas formas, antes de partir consultá con el pediatra cuál es el más indicado para el niño.
  • Gasas y adhesivos tipo curitas
  • Gotas óticas analgésicas y removedor de cera de oídos.  

Источник: https://www.planetamama.com.ar/nota/las-primeras-vacaciones-del-bebe

18 destinos en España para el primer viaje con bebé

Vacaciones de verano con un bebé

Siempre hemos pensado que la llegada de un bebé a una familia no es excusa para dejar de viajar si es lo que realmente te gusta.

Nosotros teníamos claro desde el principio que seguiríamos viajando con nuestra hija y en este blog tratamos siempre de mostrar que es posible.

A menudo nos llegan mails pidiendo consejos sobre destinos recomendandos para el primer viaje con un bebé… Así que hemos preguntado a otras familias viajeras para que nos cuenten cuál fue su primer viaje con sus peques.

1. Cádiz

Cuando el peque de Viaje a tres tenía año y medio eligieron como destino del primer viaje Cádiz porque era «un plan de amigos y niños«. Para ello alquilaron «una casita con piscina cerca de la playa por esa zona. Los enanos se lo pasaron genial».

Viaje a tres en Cádiz

Ocho días en la provincia de Cádiz

2. Menorca

Un destino que nos recomiendan Viajando con Chupetes y Con peques se puede como primer destino familiar.

Andrea de Viajando con Chupetes cuenta por qué escogieron Menorca cuando su hija tenía dos meses y medio: «El primer destino que elegimos fue Menorca en temporada baja, el mes de septiembre en la isla se disfruta mucho más de la tranquilidad y de sus playas«.

Viajando con chupetes en Menorca

Y Óscar de Con peques se puede nos explican por qué ir a esta isla a la que fueron cuando su hija tenía 11 meses: «Destino familiar, cercano y que nos permitía llevar el coche. Totalmente recomendable».

Con peques se puede en Menorca

3. Lanzarote

Ester y su familia de Mi pequeño Gulliver eligieron esta isla de las Canarias para iniciarse en los viajes con bebé cuando su hija tenía tres meses: «Lo elegimos por buen tiempo (en diciembre) y porque simplemente nos apetecía conocer la isla. Hay muchas cosas para ver a un ritmo tranquilo muy fácil de llevar con bebés y niños pequeñitos. Lo recomiendo 100%».

También Patry de Pilotando maletas eligió Lanzarote para el primer viaje con bebé. «Elegimos ese destino por varias razones. La primera, porque era dentro de España y aún estábamos aterrizando con esto de la paternidad.

La segunda, porque implicaba buen tiempo asegurado y la tercera, porque tenía que ser un destino al que llegar en avión, teníamos ganas de volar después de un tiempo en tierra firme. Todo salió genial, el bebe ni se enteró del vuelo, pudimos disfrutar de una isla maravillosa y como primera experiencia viajando con bebé desde luego la recomendamos.

Canarias es un destino cómodo, relativamente cerca y con un clima fantástico, así que no dudéis en lanzaros a la aventura de viajar con niños allí».

Pilotando maletas en Lanzarote

También Sara y José, de En busca del gran viaje, escogieron Lanzarote para estrenarse con su hija cuando tenía 10 meses: «Elegimos este destino porque teníamos claro que nos apetecía unas vacaciones en algún que tuviese playa y no nos apetecía pasar varias horas metidos en el coche, así que la opción era coger un avión.

Ya habíamos estado en las Canarias y nos encantó, decidimos que era el momento de volver a seguir conociendo islas y Lanzarote tenía vuelos baratos… Nos fue genial, encontramos un hotel estupendo y alquilamos un coche para movernos por la isla; hay montones de planes que hacer perfectos para toda la familia y por supuesto, hay playa, así que sí, lo recomendaría.

En busca del gran viaje en Lanzarote

4. Almería

Rocío de Mochila para cinco eligió Almería como primer destino en familia cuando su primer hijo tenía tres meses porque «era lo más cómodo» ya que lo conocían bien por ser  su «lugar de vacaciones» habitual. Pero fue un destino al que regresaron también con su segundo y tercer hijo.

Mochila para cinco en Almería

5. Barcelona

Pau de El Pachinko eligió Barcelona para el primer viaje de su segundo hijo, Oriol (para el primero, directamente salió fuera de España). «Yo tenía un viaje de trabajo pero como Barcelona es una ciudad que nos encanta decidimos ir toda la familia pese a que Oriol tenía muy pocos días.

Uno de los motivos es que se celebraba el Saló del Cómic y aprovechamos nuestra estancia para ir a curiosear.

También fuimos a la playa y disfrutamos de una ciudad que tiene muchísima oferta cultural y de ocio para toda la familia, así que es un destino completamente recomendable.

El primer hijo de El Pachinko en Barcelona durante el primer viaje con el segundo hijo

Por cierto, nosotros también elegimos Barcelona para nuestro primer viaje en familia. Yo ya conocía Barcelona, ciudad en la que había estado en tres ocasiones anteriores, pero Gus no la conocía y le apetecía visitarla.

Así que nos pareció una buena idea de destino para iniciarnos en los viajes con bebés. Fuimos con nuestra bebé de 3 meses un mes de abril, una buena época, con temperaturas suaves y agradables para visitar la ciudad.

La Barcelona de Gaudí

6. Granada

Cuando tenía dos meses y medio de vida Dalia, la hija de Suzanne de Menudos Viajeros decidieron estrenarse en los viajes en familia en Granada: «Unos buenos amigos nuestros estaban de vacaciones en Granada y nos preguntaron si nos apetecía ir también. Siempre nos ha encantado Granada: el Alhambra, irse de tapas, perderse por sus calles estrechas….

El viaje con Daila a Granada fue un éxito. Llevamos el carro de bebé y la mochila porta-bebé. Para visitar el Alhambra la mochila viene genial (tienen mochilas por si no lleváis) ya que hay muchas escaleras y el carro no puede entrar en algunos de los palacios. En la ciudad recorrimos la mayor parte con el carro, pero la mochila viene genial si queréis explorar el Albaicín».

Menudos Viajeros en Granada

7. Córdoba

Cristina de Ida y Vuelta puso rumbo a Córdoba cuando su hijo tenía 7 meses «porque era cómodo ir en AVE, el hotel elegido nos ponía muchas facilidades y no lo conocíamos». Este primer viaje en familia les «fue genial» y guardan «un gran recuerdo». «Lo recomendaría mil veces», asegura.Ida y Vuelta en Córdoba

Qué ver en Córdoba en tres días

Navarra fue el destino elegido por Silvia y Gorka de El Mundo con Peques para su primera escapada con su segundo hijo (con el primero, directamente salieron fuera de España).

«Nos escapamos a Riezu, muy cerquita de Estella, porque teníamos nuestra caravana en un camping y nos permitió disfrutar de unos días para la nueva composición familiar, sin tener que decirle a la familia que queríamos ese espacio para nosotros.

Así que como con la mayor viajar siempre había sido muy sencillo, con el pequeño ni nos lo pensamos», explican.

GUÍA: Navarra en cuatro días con niños

9. Sierra de Castril, en Granada

Víctor y Mabel, de Mochileros 2.0, eligieron como primer destino para viajar con su primera hija la Sierra de Castril, en Granada. Tenía 13 meses y se apuntaron a un viaje que iban a hacer unos familiares. «Toda la zona de la sierra de Castril es muy bonita, incluido el pueblo que es una maravilla.

Es una zona para ir a desconectar en la naturaleza haciendo rutas de senderismo, y disfrutando de los paisajes de la zona.

 Especialmente interesante la visita a los pantanos que encontramos en los alrededores, donde se puede practicar bastantes actividades acuáticas, e incluso se puede disfrutar de aguas termales en Zújar, en la cola del embalse del Negratín».

Mochileros 2.0 en Sierra de Castril

10. Consuegra

María y Heber, de la Furgoteta, decidieron empezar en los viajes en familia con una escapada a Consuegra, para ver los molinos, cuando su primera hija tenía tres semanas: «Era un lugar cercano que teníamos ganas de conocer. Aunque hacía mucho frío y llovía, la escapada nos encantó».

La Furgoteta en Consuegra

Los molinos de Don Quijote en Consuegra

11. Sevilla

Y cuando su segunda hija tenía tres semanas también, los cuatro miembros de la Furgoteta pusieron rumbo a Sevilla: «Nos coincidió con unos días libres y nos pareció una buena idea visitar Sevilla en enero, sin calor y sin mucha gente».

Si buscas ideas para hacer un viaje en coche por España, no te pierdas est post con 10 ‘roadtrips’.

12. Madrid

Aunque Tomás y Laura de Maleta para tres se estrenaron en los viajes con bebé saliendo por Europa -pero eso ya lo contaremos en otro post-, su primer destino familiar por España fue a Madrid: «Nos fuimos en el AVE desde Tarragona, precisamente un transporte que nos parece ideal para ir con niños.

La peque tenía 10 meses, gateaba sin descanso y empezaba a ponerse en pie. Nos escapamos a Madrid para celebrar el 30 cumpleaños de Laura y elegimos la capital porque es hermosa y está llena de parques y espacios donde pasear con la peque. Por supuesto que recomendamos viajar a Madrid, y más con niños.

Siempre hay una buena excusa para pasear por el Retiro o para visitar un buen museo».

Maleta para tres en Madrid

Madrid con niños: 12 planes divertidos en la capital

13. Jerez de la Frontera

Fran de Myguiadeviajes optó por Jerez de la Frontera, en Cádiz, cuando sus mellizos tenían seis meses: «Era fácil de llegar en coche -vive en Málaga- e ideal para nuestro bautizo viajero. Fue genial y nos ayudó a desconectar del duro día a día».

Myguiadeviaje en Jerez de la Frontera

14. Salamanca

Lola, de Overseas, eligió como primer destino familiar Salamanca cuando su hijo tenía 4 meses: «Estuvimos una semana en Salamanca acompañando a mi marido por motivos de trabajo. Fue muy bien, una ciudad muy tranquila y manejable y por supuesto que lo recomendamos para viajar con un bebé».

Overseas en Salamanca

15. Cabo de Gata

Loli y Mario, de Viajando con Furgo, eligieron con sus dos hijas el Cabo de Gato para sus primero viajes en familia: «Con ambas niñas decidimos que sus bautismos playeros y, por tanto, sus primeros viajes en serio serían en el parque natural de Cabo de Gata.

Lucía tenía 3 meses y Claudia 4 meses. Nosotros ya conocíamos el destino y nos encantaba. Por eso creímos que era ideal para viajar con niños y disfrutar de las playas espectaculares que tiene Cabo de Gata.

Con Lucía disfrutamos muchísimo, así que, cuando nació Claudia volvimos a ir».

Viajando con furgo en Cabo de Gata

16. Costa Daurada (Tarragona)

Costa Dorada, en Tarragona, fue el destino que eligió Miguel , de Lonifasiko, para el primer viaje con bebé: «Tras alguna que otra escapada en coche a La Rioja y destinos cercanos a Euskadi -donde viven-, el primer viaje como tal lo hicimos cuando Izaro tenía 2 meses.

Fuimos a la zona de Cambrils, en la Costa Dorada (Tarragona). Agosto no eran las mejores fechas, pero buscábamos un destino que ya conocíamos de antes, con clima templado, tranquilidad, y que nos permitiera pasear junto al mar.

Es una zona muy recomendable para viajar con niños pequeños, está muy orientada al turismo familiar».

17. Cantabria y Asturias

Cuando su primera hija tenía 5 meses, Clara B.

Martín, del blog del mismo nombre, escogió Cantabria y Asturias para estrenarse en los viajes en familia: «Queríamos huir de los destinos de sol y playa en verano, y elegimos el frescor del norte.

Con la mochila portabebés subimos a los Picos de Europa, visitamos cuevas y hasta hicimos un recorrido en barco. Ambos destinos son excelentes para viajes en familia».

Clara B. Martin en Asturias

Ruta de 6 días por Cantabria

María y Enrique de Emociones Viajeras también eligieron el mismo destino para la primera escapada familiar cuando su bebé tenía 2 meses: «Éramos papás novatos, y con la peque nos veíamos un mundo subir en un avión.

Al final, como de España conocemos más bien poco, decidimos subir hacia el norte, con nuestro coche y a nuestro ritmo -bueno, más bien al ritmo de la peque-, y la verdad es que fue todo un acierto: buenas temperaturas, paisajes maravillosos y gastronomía exquisita.

 Recomendaríamos con total firmeza este destino para viajar con bebés».

Emociones Viajeras en Asturias

También la familia de Trotajoches escogió Asturias para el primer viaje con su hijo cuando tenía 3 meses: «Por aquel entonces vivíamos en Canarias, así que cogimos un vuelo hasta Madrid y posteriormente pusimos rumbo a Llanes. Asturias es un destino perfecto para viajar en familia.

Verdes paisajes, playas tranquilas, rutas de senderismo adaptadas para sillas de bebé…no se puede pedir más. Las principales ciudades del Principado tienen un casco histórico fácil de recorrer y en su mayor parte peatonal.

Además en Gijón podemos encontrar una senda costera acondicionada para ir con carritos, lo cual hará que toda la familia disfrute de un bonito y relajante paseo junto al mar.

Trotajoches en Asturias

Ruta por Asturias de cinco días en coche

18. Castilla y León

Carolina de Mira todo lo que hay fuera, también fue hacia el norte para el primer viaje largo con bebé cuando su hija Daniela cumplía un año. Combinó el norte de España con el norte de Castilla y León: «Celebramos su cumple en Santander. Durante tres semanas recorrimos Asturias, Cantabria y el norte de Castilla y León. Y todo en tren y en autobús! Una aventura.

Tenía muchas ganas de conocer esas regiones y pensamos que era una buena opción para ir con una niña tan pequeña. La experiencia no pudo ser mejor, tuvimos un tiempo perfecto, la gente fue muy amable con la peque, los alojamientos que fuimos reservando sobre la marcha estuvieron geniales, comimos como reyes y el paisaje no podía ser más bonito.

Visitamos ciudades como Gijón, Oviedo, Avilés y Santander. Pueblos con encanto como Llanes, Cudillero Santillana, Cudillero y Cangas de Onís. Subimos a los Picos de Europa para ver el Santuario de Covadonga. Y recorrimos parte de la Ruta del Cares. Para mí es uno de los viajes que recuerdo con más cariño y recomiendo hacerlo tanto si váis con niños como si no.

Como se suele decir: no hay que ir tan lejos para disfrutar de lugares con encanto».

Mira todo lo que hay fuera en el norte de España

Más información sobre destinos y consejos para viajar con bebés

♥ Destinos para viajar con bebé por Europa

♥ Destinos para viajar con bebé fuera de Europa

Источник: https://locosxlosviajes.com/18-destinos-en-espana-para-el-primer-viaje-con-bebe/

Primeras vacaciones de verano con tu bebé: qué meter en la maleta

Vacaciones de verano con un bebé

Cierto. Nos volvemos locos cuando nace nuestro primer hijo. Estamos convencidos de que necesitamos todos los artículos de puericultura disponibles e incluso más: la cuna, la sillita para el coche, el cochecito, la hamaca, la bañera con cambiador, el intercomunicador, el humidificador…

Ahora llegan las vacaciones de verano y nos planteamos la gran pregunta: ¿cómo vamos a lograr meterlo todo en el maletero del coche? ¿Y en el avión? La respuesta es más sencilla de lo que parece a simple vista, te lo asegura alguien que ya ha pasado por esta tesitura y, como todos los padres, ha salido victoriosa.

Aunque está claro que los artículos a incluir en la maleta del bebé dependerán del destino y del tiempo que vayáis a estar allí (no es lo mismo pasar dos meses en la casa del pueblo de los abuelos que una semana de hotel en la playa), hay algunos consejos que son útiles siempre para planear las primeras vacaciones de verano con nuestro bebé.

Sillita de paseo, mejor que cochecito

No importa que tu bebé sea o no un recién nacido. Llegado el verano una silla con respaldo totalmente abatible, homologada para niños desde cero meses son más prácticas que los cochecitos (y más fresquitas). Tanto para los aviones, los trenes o el coche familiar ocupa menos y hace la misma función.

Puedes echar un vistazo a nuestra selección de sillas ligeras para encontrar la que mejor se adapte a ti. Aquí tienes un buen ejemplo, la silla de paseo Quest Arc.

Cómoda y perfecta para viajar, ligera y compacta. Cuenta con un asiento muy cómodo con un lujoso acolchado y aislamiento Dupont Sorona.

El asiento reclinable de cuatro posiciones incluye un reposapiés con memoria de posición y se convierte en una cómoda envoltura utilizando el sistema de seguridad para recién nacidos, de marcha suave con ruedas EVA ultraligeras y antipinchazos y suspensión de las ruedas.

Pesa solo 6,2 Kg. y es ideal para recién nacidos y niños de hasta 25 kg. Además, se puede hacer todo con una sola mano, ya sea abrir, cerrar o transportar la sillita o ajustar la posición del asiento, el reposapiés o los seguros delanteros. Es súper compacto y cabe en cualquier sitio: solo mide plegado 113 x 35 x 35 cm.

Portabebés, según el destino

Depende del tipo de turismo que vayáis a hacer. Si va a ser muy urbano, te servirá con la sillita. En mi opinión es indispensable para ir a la playa o de caminata por el campo. Y la mejor de todo es que las opciones son muy amplias y algunas ocupan realmente poco en la maleta.

Portear a nuestro bebé tiene innumerables beneficios para él, y además es algo que podemos hacer incluso después de que nuestro hijo haya cumplido los dos años, siempre que se haga de manera ergonómica y eligiendo el más adecuado a cada etapa.

Puedes encontrar aquí el modelo de portabebé que mejor se adapte a vosotros. En mi caso particular, me decanto por las bandoleras, ya que se ajustan muy rápida y fácilmente, y sólo tienen una capa de tela sobre el cuerpo del bebé y el porteador, lo que aporta mayor confort y ligereza.

Te aconsejo tejidos ligeros y transpirables, como el lino, el cáñamo o el bambú, y llevarlas es la cadera, su posición ideal, con lo que lograrás evitar también el exceso de calor y la sudoración.

Y si eres aficionada a los paseos por el mar, te encantará la idea de los fulares o bandoleras acuáticos, para poder bañarte con tu bebé y divertiros los dos.

Bañera hinchable

Demostrado. No hace falta llevar la bañera de plástico de casa con mueble cambiador cuando nos vamos de vacaciones. Te arreglarás de maravilla cambiándole el pañal o vistiéndole sobre el cambiador plegable de paseo e incluso sobre la cama o la toalla de la playa. Solo es cuestión de práctica.

Para bañarle, también puedes meterlo en la bañera contigo y listo. Pero tengo que reconocer que a mí me funcionaron de maravilla las bañeritas pequeñas hinchables: no solo para asearles, también para refrescarles en la playa bajo la sombrilla.

Tienes algunos modelos preparados ya para el aseo del bebé desde recién nacido.

Pero más baratos aún son estas piscinas pequeñas que pueden hacerte el servicio por muy poco dinero y cuando termine el verano, adiós. Y si no la llevas, no pasa nada, seguro que la encuentras en destino.

Trona de viaje

Claro está, su utilidad o no dependerá de la edad del bebé. Si aún se alimenta exclusivamente de leche materna, ganarás un montón de espacio extra (otra de las ventajas de la lactancia natural). En caso de que haya comenzado con la alimentación complementaria, está claro que sujetarle en brazos para acercarle a la mesa, no funciona muy bien.

Hay sillas de paseo, cuya altura se regula incluso para que el niño pueda comer en la mesa, como el modelo Xplory de Stokke, y la mayoría de los restaurantes cuentan con tronas para bebés.

Pero si viajas en coche, yo apuesto por las tronas de viaje y de fácil plegado, que apenas ocupan espacio cuando no se usan.

Se pueden adaptar a cualquier tipo de silla y sujetan al bebé sin riesgo de caída.

Resultan muy cómodos los modelos de tela que se cierran y parecen una bolsa, e incluso disponen de bolsillos para tener a mano todo lo que necesitas para su alimentación.

A mí me gusta también mucho este modelo ligero de Inglesina, fácil de montar en cualquier mesa, fácil de limpiar y ocupa muy poco espacio. Pesa solo 1,9 kilos e incluye bolsillo trasero y bolsa de transporte. De 6 a 36 meses y disponible en múltiples colores.

Cuna de viaje

Está claro que si no quieres complicarte la vida, podéis practicar colecho, y punto. Si vais a un hotel, también podéis alquilar una cuna (es raro el establecimiento que no dispone de ellas). Pero si os gusta moveros (en verano e invierno) mi consejo es hacerse con una cuna de viaje.

Al menos en mi caso, la saqué mucho partido porque disponen de varias alturas para crecer con el bebé y ocupan realmente poco espacio. Incluso al crecer, les gusta pasar tiempo jugando dentro. Y hay modelos que incorporan cambiador, mosquitera o móvil de juguetes, para que os sintáis como en casa.

Este modelo de Joie, incluye además luz y sonido, vibración y balancín.

Personalmente me gusta este modelo de Aeromoov por lo ligero que resulta (pesa menos de 5 kg) y se monta y desmonta en un momento, pero aquí tenéis más opciones de cunas de viaje.

Artículos de higiene y alimentación

La primera vez que viajé en avión con mi hija mayor llevé una maleta llena de pañales, como si en Canarias (nuestro destino) no vendieran. Así de obsesionada estaba yo con la idea de hacer la maleta perfecta y que no se me olvidara nada.

Por eso, te aseguro que no serás mala madre porque tengas que comprar en destino los pañales o la leche de fórmula, si la toma, o incluso alguna camisetita o chaqueta porque te has quedado corta de ropa. No hay ningún lugar a donde viajemos con un bebé en el que no podamos encontrar de todo (sí, incluida la crema protección total para el sol, su crema para las irritaciones o antitérmico).

Si hay espacio, es perfecto reservar una maleta pequeña (incluso puede servir su bolsa de paseo si es grande) para incluir su ropita, artículos de aseo en tamaño viaje, incluso sus tijeritas para las uñas, paracetamol e ibuprofeno para niños, la crema para las picaduras, su peine, e incluso el menaje de viaje para comer (por cierto los hay chulísimos)…

En cuanto a la comida, si se alimenta de leche materna, no necesitarás nada de nada (otra ventaja más de la lactancia natural). Si ya ha comenzado con la alimentación complementaria, lo más adecuado es que coma con nosotros a la mesa y lo mismo que nosotros, pero es cierto que con las vacaciones se nos pueden trastocar los horarios y puede ser que tengamos que darle de comer a él solo.

En estos casos son muy prácticos los termos que mantienen la comida caliente o los packs de platos, como este de Suavinex, ideal para llevar en el bolso y comer fuera de casa. Con capacidad para 2 comidas, está pensado para sujetarlo con una sola mano y atender al bebé con la otra. Es apto para microondas y lavavajillas.

O al menos los cubiertos en su bolsa de paseo, adaptados a su boquita.

Ropita

Simple Joys by Carter's, en Amazon

No voy a negarlo. Nos encanta ver a nuestro pequeñín vestido con esos modelos tan divertidos de verano que dejan sus piernitas y brazos al aire. ¡Está para comérselo!

Pero realmente no es imprescindible que tenga tres modelos parea cada día, por mucho que se manche.

Por experiencia te aseguro que si en el lugar de vacaciones hace calor, se pasa gran parte del día en pañal (incluso para dormir), como mucho con una camiseta o un vestidito suelto por encima (3-4).

No puede faltar ese bañador, para sacarle la foto para el recuerdo de su primer verano (como si lo necesitara para nadar) y el gorro o incluso las gafas para protegerle del sol.

Dos mudas «de vestir» para sacarles de paseo por la tarde-noche y 3-4 peleles de algodón cómodos: no necesitan planchado, ocupan poco y secan rápido, y sirven tanto para el día como para salir por la noche o incluso dormir. Eso sí, siempre incluye una mantita fresca, un par de calcetines y una chaquetita por si refresca por la noche o nos toca algún día de lluvia.

Más prácticos (aunque no salgan en la foto) son los pañales bañadores, imprescindibles si vais a refrescaros en una piscina. Los hay reutilizables y algunos, como este pañal de natación de Luxja, tienen diseños muy coquetos.

Otros artículos ¡prescindibles!

En cuanto al calientabiberones, esterilizadores, escucha, hamaca, humidificador… Aunque te parezca increíble, ¡sobrevive perfectamente sin todo ello!

Si toma biberón y vas en coche, puedes incorporar un calientabiberones de viaje, que se enchufa al mechero del automóvil y a la red, como este de Chicco, aunque siempre encontrarás un sitio donde calentarlo al baño maría, para que no se queme.

Mira qué buena idea este de Philips Avent, que se calienta con termo y no necesita electricidad.

Solo hay un artículo de puericultura que a mí me ayudó mucho y que aconsejo para vacaciones largas si el bebé es muy chiquitín: la hamaca ultraligera bliss de Babybjörn.

No ocupa nada de espacio (plana incluso entra en una maleta grande), pesa solo 1 kilo y les encanta.

Además, te permite tenerle a tu lado la mar de fresquito y descansando o jugando mientras comes o haces la sobremesa tan maravollosa típica de las vacaciones.

No es imprescindible, lo repito, y para una semana no merece la pena, pero a mí me ayudó mucho.

Pero si vamos en avión, mejor acotar la selección, sobre todo si sus cosas tienen que compartir espacio en vuestra maleta.

Llevar solo una maleta fue algo que aprendí para viajar cuando nació mi segundo hijo. Mejor una sola maleta grande (o dos medianas, según las condiciones de la aerolínea) para que uno de los adultos se encargue de llevarlas y de hacer todos los trámites, mientras el otro empuja la sillita del bebé y lleva de la mano al hermano mayor. ¡Palabra de viajera y madre!

Fotos | iStock

En Bebés y Más | No viajo sin…: imprescindibles a la hora de viajar con niños pequeños, Mosquitos, avispas e insectos: repelentes, accesorios y gadgets para evitar picaduras

Источник: https://www.bebesymas.com/compras-para-bebes-y-ninos/primeras-vacaciones-verano-tu-bebe-que-meter-maleta

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: