Viajar a Praga con niños

Praga con niños

Viajar a Praga con niños

¿Viajar a Praga en familia? A priori, puede que Praga no te parezca, precisamente, un destino muy familiar. Pero lo cierto es que haciendo unas pequeñas adaptaciones cualquier ciudad europea es fácil de visitar, y no tenemos que renunciar a pasarlo bien si viajamos a Praga con niños.

Una ciudad cómoda de recorrer caminando, con alojamientos y precios muy asequibles y por supuesto, propuestas de ocio para todas las edades y gustos.

Información práctica: cómo movernos en Praga con niños

Ya sabemos que la logística cuando viajamos con niños se complica un poco; aquí van unos cuantos consejos para moverse en transporte público, a pie y desde y hasta el aeropuerto si vas a viajar a Praga con niños:

  • Para ir y venir del Aeropuerto de Praga, utiliza el transporte público o reserva un traslado de aeropuerto de Praga si prefieres que te echen una mano con el equipaje y que os dejen en la misma puerta de vuestro alojamiento en Praga. La segunda opción siempre es más cómoda para no tener que estar pendientes de horarios ni frecuencias de paso.
  • Para hacer turismo con bebés o niños muy pequeños, usa la mochila: en la zona del casco antiguo de Praga puede ser trabajoso moverse con la silla de paseo, especialmente en temporada alta, por la afluencia de turistas, y también debido al pavimento. Lo mejor para recorrer a pie la ciudad es el porteo; recuerda utilizar una mochila ergonómica donde el peso del bebé quede bien repartido para evitar dolores de espalda, su espalda con forma de «C» y sus piernas formando una «M» respecto a la pelvis. Es la mejor manera de visitar la ciudad con bebés pequeños y que estos vayan cómodamente, durmiendo cuando lo necesiten y permitiendo una mejor movilidad a los padres.
  • Para moverte en transporte público en Praga, puede convenirte comprar un billete de 3 días, pues adquiriendo un billete de adulto, los menores de 15 años que vayan con él viajan gratis, y os permitirá moveros por toda la zona turística de la ciudad sin restricciones. Además, si llevas carrito o silla de paseo, no tienes que pagar ningún suplemento.

Planes para niños en Praga: ¿qué hacemos hoy?

Como te decíamos, Praga cuenta, además de con los habituales atractivos turísticos y lugares de interés, con un montón de sitios que visitar con niños pequeños para que el viaje sea, también para ellos, una gran experiencia.

Zoo de Praga

Visitar el zoológico es una opción muy recurrente cuando se viaja con niños a cualquier ciudad, y es que si les gustan los animales seguro que lo pasarán en grande en este lugar. El zoo de Praga está considerado uno de los mejores de Europa, con zonas especialmente adaptadas para los más pequeños, como la granja donde pueden tocar y dar de comer a algunos animales.

Un plan divertido para niños y mayores y una apuesta segura para pasar un día divertido en Praga.

  • Dónde: U Trojskeho zamku 3/120.
  • Cómo llegar: metro (línea C, hasta Nádraží Holešovice). Allí debes coger el autobús nº 112.
  • Horario: lunes a domingo de 09:00-16:00 horas (noviembre-febrero), de 09:00-18:00 horas (marzo-octubre) y de 09:00-21:00 horas (julio y agosto).
  • Precio: adultos 200 CZK, niños entre 3 y 5 años 150 CZK, menores de 3 años gratis.

Laberinto de Espejos del Monte Petrin

Aunque se trata de un laberinto de espejos como los que hay en cualquier parque de atracciones, el del Monte Petrin tiene forma de castillo y seguro que los niños se partirán de risa al verse deformados en los espejos.

Se puede entrar gratis con la Prague Card, y está pegado a la torre de Petrin, por lo que un buen plan es subir al mirador y contemplar las vistas de Praga después de entrar al laberinto (por aquello de combinar planes para unos y otros ;) ).

  • Dónde: Petřínské sady.
  • Cómo llegar: metro (línea A, hasta Malostranská).
  • Horario: lunes a domingo de 10:00-18:00 horas (noviembre-febrero), de 10:00-20:00 horas (marzo y octubre) y de 10:00-22:00 horas (abril-septiembre).
  • Precio: adultos 90 CZK, niños entre 3 y 6 años 65 CZK, menores de 3 años gratis (hay otra entrada combinada con el mirador de la torre).

Acuario de Praga (Mořský Svět)

Una alternativa al típico zoo puede ser visitar el acuario de Praga, para conocer de cerca todo tipo de especies marinas animales y vegetales en los numerosos acuarios con que cuenta este espacio. No os perdáis el enorme tanque, el de mayores dimensiones del país, así como la gruta de coral o la relajante zona llamada Laguna Cósmica, decorada con amatistas y cuarzos.

Por cierto: todos los martes a las 15:00 puedes ver cómo los cuidadores alimentan a los tiburones. Y el último viernes de cada mes, hay un tour nocturno que comienza a las 20:00 donde un guía experto acompaña al grupo para mostrar y explicar todos los detalles de aquellos seres vivos que son más activos por la noche.

  • Dónde: Výstaviště, 170 00.
  • Cómo llegar: metro (línea C, hasta Nádraží Holešovice).
  • Horario: lunes a domingo de 08:30-18:00 horas y sábados y domingos de 09:00-19:00 horas.
  • Precio: adultos 280 CZK, estudiantes

Источник: https://www.praga.es/praga-con-ninos/

Que ver en Praga con niños en tres días (o sin ellos)

Viajar a Praga con niños

En este post os hablaré de los lugares que ver en Praga con niños y que por tanto, son compatibles con una visita familiar. De todas formas, repasándolos, creo que en general son los imprescindibles que visitaremos aunque lo hagamos sin familia o en pareja.

Esta vez os mostraré la visita siguiendo el orden temporal que hicimos nosotros. Así, os puede ayudar a planificar y os podéis hacer una idea de los tiempos de las visitas. En su día, publiqué un post sobre la preparación del viaje.

Post sobre la preparación del viaje a Praga

Como supongo que sabréis si nos seguís en este blog o en redes sociales, visitamos Praga en Navidad. De todas formas, insisto, este post os sirve para cualquier época del año.

Llegamos un domingo por la noche y nos fuimos rumbo a Estambul un jueves por la mañana.

Esto significa que estuvimos tres días completos que nos permitieron hacer el siguiente itinerario por la ciudad.

Admito que una vez anterior que viajé solo a Praga, hice este mismo itinerario en apenas un día pero sin la calma que se precisa para visitar una ciudad como esta. Pero viajando con niños a Praga, como lo he hecho en esta ocasión, el ritmo de las visitas ha disminuido siendo el adecuado para un perfecto «slowtravel» que tanto defendemos en este blog.

Es importante también que tengas en cuenta en qué época del año visitas Praga.

En invierno, concretamente en Navidad, la hora de la puesta de sol son las cuatro de la tarde como en la mayoría de capitales europeas, por lo que tus posibilidades de visitar lugares se concentran principalmente en la mañana y el mediodía.

A partir de la puesta de sol, el frío y el cansancio se hace presente y probablemente tengas que ir al hotel (o apartamento como en nuestro caso) para descansar y prepararnos para el día siguiente.

Día 1. La ciudad vieja.

Creo que Praga hay que comenzar a disfrutarla desde su corazón que es la plaza de la ciudad vieja. Por tanto, comenzamos a andar en dirección al centro de la ciudad.

Allí, se acumulan algunas de las principales joyas y atracciones turísticas. La plaza en si misma es una gran atracción.

En nuestro caso, fue un poco complicado admirarla en todas sus dimensiones debido a la presencia de los adornos navideños.

Un árbol inmenso y multitud de paradas no permitían observar la plaza como lo hice en otras ocasiones, aunque eso sí, ganaba mucho en ambiente.

En la ciudad vieja, esperamos a la siguiente hora en punto para admirar el famoso reloj astronómico que se encuentra en el ayuntamiento.

Torre del ayuntamiento de Praga

Como una estrella del rock, cientos de admiradores se concentraban delante esperando a que sucediera algo: que diera la hora. Es algo surrealista pero entiendo la admiración que despierta este reloj tan magnífico y de historia tan peculiar.

Reloj astronómico de Praga

Este reloj les suele gustar a los niños ya que hay unas figuras que se mueven cuando marca las horas. Esto siempre es un atractivo para ellos. Por mi parte, ya he escrito sobre la leyenda del reloj y puedes leerlo en este enlace.

Leyenda del reloj astronómico de Praga

Desde el reloj astronómico comenzamos a andar por la calle Celetna en dirección a lo que era la entrada este de la ciudad vieja: la torre de la Pólvora.

Torre de la Pólvora en Praga

Allí, que se guardaba durante parte de su historia la pólvora, finalmente se quedó con ese nombre. Aprovechamos para subir y disfrutar de unas magníficas vistas.

Recuerda que se puede subir gratis al primer piso. Por tanto, si quieres ver un poco del interior se puede hacer sin coste alguno.

De vuelta a la plaza de la ciudad vieja lo hacemos por las calles que quedan al norte de la calle Celetna. Así, recorrimos calles como Stupartska o Jakubska.

Al ser navidad, perdimos mucho tiempo en la plaza vieja. Solo disfrutar del ambiente y de su gastronomía nos distrajo bastante tiempo.

Os recomiendo que si vais en navidad aprovechéis para comer en los puestos navideños. Entramos en una  pizzería de la zona y se nota que abusan del turista. Las pizzas a 12 euros fueron un poco decepcionantes. Sin embargo, los bocadillos de salchichas o los postres del mercadillo nunca decepcionan por pocos euros.

Y desde la plaza vieja hay que recorrer la Calle Karlova hasta llegar al famoso puente de Carlos.

Calle Karlova

Si vas a Praga con niños, aprovecha para parar en las innumerables tiendas y curiosidades que hay en esta calle. Hay hasta uno de los pocos museos de Apple del mundo.

En puente de Carlos, hay que perder otra vez el tiempo disfrutando de los artistas callejeros como pintores o músicos así como disfrutar de las vistas del rio Moldava.

Entrada al puente de Carlos

El puente de Carlos tiene su extensión y por tanto, solo ir y volver te llevará un rato.

Vistas de Praga desde el puente de Carlos

Hice un post sobre el puente de Carlos hace un tiempo y como luce de día, de noche o un dibujo rápido que hice de él.

Todo sobre el famoso puente de Carlos

Este primer día no seguimos más allá del puente ya que nos lo reservamos para el segundo. Más o menos a mitad del recorrido y en la parte izquierda si miramos hacia la ciudad vieja, nos encontramos con la estatua dedicada al martirio de San Vito.

Lo lanzaron al agua en ese lugar como se representa en una placa metálica. Hicimos cola para poder poner la mano en la escena ya que dice la tradición que si pides un deseo se cumple. Y mucha gente ha debido poner la mano ya que la parte más manoseada brilla mucho más que el resto.

Este tipo de leyendas les encanta a los niños aunque en mi caso, obvie el trágico final del santo.

Turistas tocando San Vito en el puente de Carlos

Todo esto lo hicimos en el primer día y acabando antes de las 5 de la tarde. Como vais, aunque vayáis a Praga con niños, un día puede dar mucho de sí debido a las distancias tan cortas que hay entre todos los lugares de interés.

Día 2. El castillo de Praga y Mala Estrana.

Sabía que el castillo más grande del mundo merecía reservar un día. Hay varias opciones de compra que podéis ver en la web del castillo.

Así, descubría que hay una visita reducida familiar que te permite ahorrar un poco si vais en familia.

Compramos el segundo recorrido ya que el primero nos permitía ver atracciones que sabíamos que no nos daría tiempo por la extensión del recorrido.

Interior del castillo de Praga

Visitamos el palacio, la catedral y el callejón de oro que son posiblemente, los lugares más emblemáticos.

Callejón de oro en el castillo de Praga

Aprovechamos para comer en la plaza del castillo que tenía unos cuantos puestos ambulantes de comida. Al ser navidad no os puedo garantizar que estén ahí esos puestos en otras épocas del año.

Acabamos la visita con el callejón del oro y comenzamos a bajar por el Barrio de Mala Estrana. A medida que nos acercamos al puente de Carlos me gustó más y más el barrio. Justo en las inmediaciones del puente, hay unos canales que conforman la Venecia de Praga así como alguna plaza muy pintoresca.

Barrio de Mala Estrana justo al pie del puente de Carlos

Cruzamos el puente de Carlos para llegar a la plaza vieja y acabar el día allí.

Día 3. Visita al barrio judio.

Hacer el recorrido del barrio judío es una mañana. Esto es debido a que se compra una entrada múltiple para visitar todas las sinagogas y el cementerio judío. Eso sí, todas están en un radio muy reducido por lo que no perderás el tiempo en las caminatas entre ellas. Les dimos el mapa a los niños y ellos nos guiaron en el recorrido entre sinagogas.

Sinagoga Española de Praga. Posiblemente la más bonita de todas.

Sin embargo, en cada una hay una exposición temática por lo que es fácil entretenerse un poco. Desde la historía de los judios en Praga, tradiciones judías o el holocausto están presentes en cada una de las exposiciones. Y obviamente pasamos por el cementerio judío.

No es una visita perfecta para los niños pero es uno de los imprescindibles con esa atmósfera tan especial. Yo le he dedicado un post completo.

Post del cementerio judío de Praga
Cementerio judio de Praga

Y por la tarde, fuimos hasta la plaza de Wenceslao desde la plaza vieja. Esa parte también es muy animada y los ríos de gente la recorren constantemente. En Navidad, vale la pena parar en el gran mercado navideño de artesanía que hay en la calle Melantrichova. Esta plaza alargada tiene su encanto en cualquier época del año.

Calle melantrichova

En una de estas tiendas compramos una marioneta que fue el recuerdo de David de su Praga con niños.

Al llegar a la plaza Wenceslao, al ser navidad otro mercadillo nos esperaba. Menos mal, ya que había ido allí en una época fuera de la Navidad y tampoco hay nada destacable. Por tanto, lo mejor de esta plaza es el paseo hasta llegar a ella. Aprovechar para perdeos por las callejuelas en este recorrido.

Calle del recorrido por el centro de Praga

Para acabar, solo decir que cada día pasábamos en el camino desde el apartamento por el parque Letna, que para mí ofrece una de las mejores vistas de toda Praga.

Vista desde el monte Letna

Como podéis ver, con niños o sin ellos, cualquier época del año es buena para visitar Praga. Espero que este post os acabe de animar a visitarla.

Artículos anterior y posterior de la serie Viaje a Praga – Republica Checa

Источник: https://somosviajeros.com/blog/que-ver-en-praga-con-ninos-en-tres-dias-o-sin-ellos.html

Praga con niños: 10 actividades para hacer en familia

Viajar a Praga con niños

Wolfgang Amadeus Mozart vivió en esta ciudad y se ganó el corazón de sus vecinos, con quienes siempre mantuvo una relación muy especial. Por ello son muchos los lugares que le recuerdan y Ticketbar te los enseña mediante un recorrido ideal en Praga con niños.

Durante la visita pararemos en el Teatro Nacional, donde tuvo lugar el estreno mundial de Don Giovanni, una de sus obras más famosas, o la Casa de los Tres Leones de Oro, donde el compositor austriaco vivió durante su segunda estancia.

Este tour de tres horas sale cada martes, jueves, viernes y sábados, a las 11 de la mañana, y tiene una duración de 3 horas. Los menores de 2 años pueden participar de forma gratuita.

2. Castillo de Praga

El monumento checo más importante es también uno de los más concurridos en cualquier época del año. Declarado Patrimonio de la Humanidad, el Castillo de Praga es el de mayores dimensiones del mundo, con una superficie de casi 70.000 metros cuadrados.

Fue construido en el siglo IX y ha sido morada de diferentes soberanos y, en los últimos tiempos, de presidentes del gobierno. En su interior alberga catedral, convento de San Jorge, Palacio Real o las antiguas caballerizas, una de las mejores cosas que ver en Praga con niños.

Compra ya tus entradas en la web de Ticketbar y evita largas colas de espera. Serán enviadas por mail en menos de 24 horas.

3. Museo Lego

Por su tamaño y el número de construcciones expuestas estamos ante el museo Lego más grande de Europa, con 340 metros cuadrados. Muestra alrededor de 2.500 modelos originales, divididos en 20 partes temáticas, para los que se han utilizado más de un millón de piezas.

El mágico mundo de Harry Potter, Star Wars o Indiana Jones harán las delicias de uno de los imprescindibles en Praga para niños. Y, para los mayores, réplicas de algunos emblemáticos monumentos como el Puente de San Carlos, Museo Nacional, Taj Mahal, o Torre Eiffel.

Se encuentra en Národní třída y abre todos los días de la semana, entre 10 de la mañana y 8 de la tarde.

4. Barrio Judío

Es el único barrio judío de Europa Central que sobrevivió al Holocausto y, aunque pueda parecer una experiencia dura, no debe faltar en tu itinerario si tienes pensado viajar a Praga con niños.

Aprenderán sobre la historia de esta religión mientras contemplan algunos espacios tan importantes como bellos: diferentes sinagogas (Antigua, Maisel, Klaus, Pinkas o española), así como el cementerio, establecido en la primera mitad del siglo XV y cuya tumba más vetusta se remonta a 1439.

Este tour de Ticketbar incluye servicio de guía y entrada a algunas de las sinagogas y el camposanto. El acceso es gratuito para menores de dos años.

5. Grévin, la atracción de cera más entretenida

Pocos lugares harán tanto las delicias en una escapada a Praga con niños que Grévin, un emocionante periplo desde el pasado al presente a través de estatuas realizadas en cera: personajes checos y otros de fama mundial, como Michael Jackson, Tom Cruise, Angelina Jolie o el recientemente ‘adquirido’ Donald Trump. Podrás crear tu propia figura en 3D en un ordenador y enviársela a tus amigos. ¡Qué divertido! Ten en cuenta que la última visita comienza 90 minutos antes del cierre y que las taquillas finalizan su venta 30 minutos antes de la clausura de puertas, a las 7 de la tarde, de domingo a jueves, y a las 21:30, viernes y sábados.

6. Museo de las Marionetas

La tradición de los teatros de marionetas en esta metrópolis europea se remonta al siglo XVII, cuando fue impuesta por tropas italianas y alemanas. Este museo, curioso y didáctico donde los haya, es uno de los mejores que ver en Praga con niños, y en él se cuenta la evolución de los títeres a lo largo del tiempo.

Sus comienzos tuvieron lugar en Pilsen, donde famosas familias se dedicaban a este negocio que les llevaba de pueblo en pueblo con diferentes representaciones, pero no fue hasta finales del XIX cuando se estableció la primera asociación y se pusieron de moda las ‘marioneta de pie’.

Además de esta exposición, hay una sala donde familiarizarse con la técnica del títere y su manejo.

7. Tarjeta Praga

Vuelos, hotel, restaurantes… Son muchas las cosas que hacer en Praga con niños y el presupuesto se puede disparar si no somos cuidadosos.

La Tarjeta Prague incluye entrada gratuita a más de 50 atracciones: Castillo, Torre Daliborka, Torre de Petřín, museos nacionales y galerías, acceso al autobús que une el aeropuerto con el centro, así como descuentos en algunas caminatas guiadas, cruceros y excursiones.

Con diferentes puntos de recogida, la tarjeta se activa la primera vez que se utiliza en alguno de los establecimientos asociados. A partir de ese momento, puedes utilizarla según el período de tiempo elegido: 48, 72 ó 96 horas. Cómprala hoy mismo a través de este enlace.

8. Crucero con almuerzo por Praga

¿Todavía necesitas más ideas en Praga con niños? Una manera muy divertida de conocer la ciudad es subidos a un barco. Y si, encima, hay un bufet para saborear la gastronomía de República Checa, mucho mejor.

Durante dos horas navegaremos a través del centro histórico para admirar Puente de San Carlos, Castillo, Casa Danzante, Monasterio de Emaús… La tripulación te dará la bienvenida a bordo con un aperitivo típico local antes de que comiences a servirte diferentes especialidades frías y calientes: ensaladas variadas, cerdo asado con pasta y col, albóndigas, lomo marinado o bramboráky, una especie de tortitas fritas de puré de patata.

9. Excursión a Karlovy Vary

Y si ya crees haber visto todo lo que Praga puede ofrecer para niños, nada mejor que salir de la urbe en busca de nuevas aventuras. Conocida como el ‘spa checo’, Karlovy Vary cuenta con 12 manantiales cuya temperatura ronda los 70 grados centígrados.

Es también famosa por su porcelana y la industria que fabrica vidrio.

Durante la visita acudiremos al Museo Becheroa, dedicado al licor de hierbas de fama mundial que se produce en la ciudad desde hace dos siglos, la exhibición de cristal ‘Moser’ y la de porcelana ‘Thun’, fundada en 1794, donde podrás adquirir piezas bellísimas fabricadas de manera artesanal.

10. Excursión a Dresden

Conocida como la ‘Florencia del Elba’, estuvo a punto de desaparecer durante los bombardeos acaecidos el 13 y 14 de febrero de 1945, pero supo resurgir de sus cenizas convirtiéndose en destino turístico mundial y otra de las mejores excursiones que hacer en Praga con niños.

Tras un cómodo trayecto de tres horas, llegaremos al centro de la villa para conocer el Zwinger, colosal edificio barroco en cuyo museo se exhiben obras de Tiziano o Canaletto, entre otros artistas.

Haz tu reserva a través de Ticketbar y benefíciate de ventajas como recogida en tu hotel o entrada a la galería antes citada. ¡Y sin darte cuenta habrás viajado hasta Alemania!

Reserva tu hotel en Praga

¿Has visto estos artículos?

Источник: https://www.skyscanner.es/noticias/praga-con-ninos-10-actividades-para-hacer-en-familia

10 Actividades imprescindibles en tu visita a Praga con niños

Viajar a Praga con niños

Nos vamos a la capital de la República Checa para descubrir en familia algunos de los edificios más fotografiados, perdernos entre marionetas o visitar algunas de sus famosas torres. Si estás planeando un viaje a Praga en familia no te pierdas los 10 destinos fundamentales que tienes que ver en esta ciudad durante tu estancia.

Si te apetece disfrutar de la historia, cultura y gastronomía de Praga y descansar unos días en familia, reserva ya aquí.

1. Castillo de Praga

Este monumento, declarado Patrimonio de la Humanidad, es uno de los más visitados de la ciudad. La dimensiones de la ciudadela la hacen una de las más grandes de todo el mundo. En su interior podréis ver la catedral, el convento de San Jorge, el Palacio Real o las caballerizas, que encantarán a los pequeños.

Castillo de Praga | Praga (Fuente: prague)

2. Museo del Juguete

En el interior del Castillo de Praga también encontraréis el Museo del Juguete aunque temporalmente se ha trasladado, por las obras que se realizan en el castillo, al Palacio Clam-Gallas.

El museo cuenta con una importante colección de juguetes procedentes de todo el mundo que recuerdan cómo los niños se divertían desde la antigua Grecia hasta nuestros días.

Pasad por el museo donde podéis encontrar casas de muñecas, trenes, coches dirigibles, robots de hojalata, juegos de mesa, etcétera. A muchos les encantará su espectacular colección de barbies.

Museo del Juguete | Praga (Fuente: prague)

3. Castillo de Vysehrad

Este es otro de los castillos que no te puedes perder en tu visita a Praga con niños. Ubicado en lo alto de una colina ofrece unas espectaculares vistas de la ciudad y del río Moldava. Además su interior está repleto de zonas ajardinadas que harán las delicias de los pequeños.

Castillo Vysehrad | Praga (Fuente: prague)

4. Tras la pista de Wolfgang Amadeus Mozart

Praga es una ciudad llena de rincones que nos recuerdan al genial músico. Por eso una de las propuestas que te hacemos es que sigas los pasos del maestro en un recorrido que lleve desde la Casa de los Tres Leones de Oro, donde el compositor vivió, al Teatro Nacional, sede del estreno mundial de Don Giovanni.

Teatro Nacional | Praga (Fuente: prague)

5. Torre Petrin

Para alcanzar esta torre, una pequeña réplica de la Torre Eiffel de París, tienes que llegar a la colina Petrin montado en un funicular. La experiencia de este singular medio de transporte puede resultar muy atractiva para los niños. Además, en esta zona también se encuentra un laberinto de espejos donde tus hijos podrán reírse mientras ven su reflejo deformado.

Torre Petrin | Praga (Fuente: prague)

6. Reloj astronómico

Esta es una de las torres destacadas de la ciudad, y seguro, una de las que más te gustará en tu visita a Praga con niños. Además de ascender a la torre, cada hora se puede ver un espectáculo con figuras que hará las delicias de los niños.

Reloj astronómico | Praga

7. Paseo en barco

Aprovecha para darun paseo en barco por el río Moldava, uno de los más largos de Europa. Es un modo distinto, y muy interesante cuando los niños están cansados de caminar, para conocer la ciudad.

Río Moldava | Praga (Fuente: prague)

8. Museo LEGO

Este espacio dedicado a las pequeñas figuras encantará a mayores y niños que pueden deleitarse en sus 340 m2 donde hay expuestas más de 2.500 modelos originales.

Encontraréis reproducciones de monumentos emblemáticos de todo el mundo. También podéis pasear por los mundos de Harry Potter, Indiana Jones y visitar la exposición dedicada a la saga Star Wars.

Cuenta con una tienda para que podáis comprar los juguetes LEGO que más os gusten.

Museo LEGO | Praga (Fuente: prague)

9. Teatro Nacional de Marionetas

Un lugar que no debes perderte en tu visita a Praga con niños es el Teatro Nacional de Marionetas donde descubrirás por qué la ciudad es llamada la capital mundial del títere.

Además de ver las funciones de marionetas, entre las que destacan de Don Giovanni y La flauta mágica, hay visitas Museo donde se realiza un recorrido por el teatro y se visitan algunas de las marionetas que aparecen en las representaciones.

Teatro Nacional de Marionetas | Praga (Fuente: prague)

10. Teatro negro

Una visita cultural diferente que puedes hacer en familia es pasar por el Teatro Negro, representaciones que se hacen sobre un escenario de este color utilizando objetos fosforescentes. Como las obras son sin palabras no importa la nacionalidad para disfrutar de este arte.

Teatro Negro | Praga (Fuente: prague)

Otras posibilidades para visitar Europa en familia son pasar por Londres, París o Edimburgo.

Si te apetece disfrutar de la historia, cultura y gastronomía de Praga y descansar unos días en familia, reserva ya aquí.

Viajar con niñosViajes por el mundoRepública Checa Viajes por Europa

Источник: https://saposyprincesas.elmundo.es/viajar-con-ninos/por-el-mundo/viajar-praga-con-ninos/

Qué ver en Praga con niños. | Tusdestinos.net – Turismo y viajes

Viajar a Praga con niños

Praga es ciudad para niños ya que cuenta con infinidad de espacios para visitar con la familia.

Los más pequeños de la casa mirarán embobados el desfile de autómatas del reloj astronómico de la Plaza de la Ciudad Vieja cuando este marca las horas en punto o alucinarán con el cambio de guardia de los soldados en el Castillo de Praga.

A los niños les encantan los soldados y los cambios de guardia

Pero, además, de estos enclaves turísticos, Praga tiene un gran número de lugares para ver en familia y donde los más pequeños se lo pasarán en grande. Existen, además, muchos museos interesantes en Praga para visitar con niños para que ellos aprendan y, a la vez, se diviertan.

Niños jugando en la Plaza de Nuestra Señora de Tyn

Aquí os dejo cuatro sitios de la capital de República Checa para ver con niños y seis museos que dejarán a los peques con la boca abierta.

Laberinto de Espejos del Monte Petřín (Petřínské sady)

El laberinto de espejos del Monte Petřín tiene forma de castillo y seguro que los niños se morirán de risa al verse deformes en ellos. Está justo al lado de la Torre Petřín por lo que se puede subir primero al mirador para ver las panorámicas de Praga y a continuación entrar al laberinto (o a la inversa). Se puede entrar gratuitamente con la Prague Card.

Más información: www.muzeumprahy.cz/197-zrcadlove-bludiste-na-petrine/

Torre Petřín Praga

Acuario de Praga (Výstaviště)

El Acuario de Praga es una opción perfecta para que los niños pasen un rato agradable.

Es imprescindible su enorme tanque, el de mayores dimensiones del país, así como la gruta de coral o la zona llamada Laguna Cósmica, decorada con amatistas y cuarzos.

Los martes por la tarde se puede ver cómo los cuidadores alimentan a los tiburones y el último viernes de cada mes hay una ruta nocturna donde un guía del acuario explica todo lo referente a aquellos seres vivos que son más activos por la noche.

Más información: www.morsky-svet.cz

La Isla de los Niños (Janáčkovo nábřeží)

Esta isla situada sobre el río Moldava, a la altura del barrio de Smíchov, en verano es conocida como la playa de Praga por lo que esto ya es un buen inicio. Es perfecta para ir con niños ya que tiene un gran parque infantil que incluye columpios, un campo de fútbol, mesas de ping-pong, una pista de skate y una pequeña cafetería para que los padres hagan un receso.

Más información: www.es.wikipedia.org/wiki/Isla_Dětský

El río Moldava es un buen lugar para ir con los niños

Aprende a conducir en Dopravní Hřiště (Jilmová 1387/19)

La Unión Europea puso en marcha Dopravní Hřiště en Praga, un proyecto dedicado a enseñar a los más pequeños los conceptos básicos del tráfico y la seguridad vial.

Es un parque cerrado que recrea una zona de tráfico pensada para niños para que aprendan, de forma divertida, cómo han de conducir sus propios coches o motos, qué significa cada señal y cómo deben comportarse en la carretera.

En invierno y los días de lluvia, Dopravní Hřiště cierra.

Más información: www.dopravnihristeprosek.cz

Museo Lego (Petřínské sady)

El museo está en el subsuelo de una tienda de juguetes Lego y aquí tanto disfrutan adultos y niños.

En este pequeño homenaje a los bricks de construcción de juguetes por excelencia se pueden ver algunos de los monumentos emblemáticos más importantes del mundo realizados con piezas como el Puente de Carlos, el Taj Mahal o la estatua de la Libertad y también una gran muestra del universo Star Wars, el mundo de Harry Potter o Indiana Jones.

Museo Lego

Más información: www.muzeumlega.cz

Museo de los Juguetes (Jiřská 7/6)

El Museo de los Juguetes, ubicado en la zona del Castillo de Praga, es uno de los más importantes del mundo en su categoría.

En este espacio, cuyos objetos proceden de la colección privada del cineasta checo Ivan Steiger, se hace un repaso a la historia del juguete a través de piezas emblemáticas de todo el mundo (incluida la Grecia clásica).

Casas de muñecas, trenes y coches dirigibles, robots de hojalata, juegos de mesa e incluso una completa exposición dedicada a Barbie forman parte de este museo situado en la Casa del Supremo Burgrave del Castillo de Praga.

Más información: www.toymuseumprague.com

Museo de las Marionetas (Jungmannova 32)

Los soldados italianos y alemanes trajeron a Bohemia la tradición de los teatros de marionetas en el siglo XVII. El actual Museo de las Marionetas nació en el pueblo de Tabor en el año 2013.

Poco después se trasladó a Praga a un antiguo edificio que antaño acogía un orfanato medieval para divulgar el arte y fabricación de los títeres checos.

El museo muestra todo acerca las marionetas: su restauración, su historia o incluso el papel que han jugado en películas animadas.

Marionetas típicas checas

Más información: www.praguepuppetmuseum.com

Museo del Aeropuerto de Praga

En la Terminal 2 del Aeropuerto de Praga se esconde una sorpresa que nos irá de perlas si tenemos que esperar unas horas allí: el Museo del Aeropuerto, donde se puede conocer la evolución del transporte aéreo y la historia del aeropuerto de Praga desde sus orígenes. A los niños les chifla sentarse a los mandos de la cabina del histórico avión Avia BH 25 y subir a la terraza panorámica del aeropuerto.

Más información: www.pragueairport.co.uk/es/museo-del-aeropuerto/

Museo de las Miniaturas (Strahovské nádvoří 11)

El Museo de las miniaturas es uno de los más curiosos de la capital de la República Checa. Abrió sus puertas en 1998 y contiene una increíble colección de miniaturas profesionales del pintor, profesor e inventor ruso Konenko Anatolia.

Los objetos solo se pueden ver con una lente de aumento.

Destacan las miniaturas de la Torre Eiffel (cien mil veces más pequeña que la original), de una caravana de camellos en el ojo de una aguja, o de una edición especial del libro Camaleón de Chejov que tiene 30 páginas ilustradas (cada una de las cuales con 11 líneas y 220 caracteres).

Museo de las miniaturas

Más información: www.muzeumminiatur.cz

Museo del Fantasma (Mostecká 46/18)

En Malá Strana (ciudad vieja) hay un curioso y terrorífico espacio: el Museo de los Fantasmas y las Leyendas checos. Su exposición interactiva, que gusta tanto a niños como adultos, muestra los espíritus más famosos de Praga.

Gran Libro de Leyendas del Museo del Fantasma y Leyendas de Praga

El Museo de Leyendas y Fantasmas de Praga o Mysteriae Pragensis se divide en dos partes: una primera donde está el Gran Libro de Leyendas que abre personalmente el Genius Loci Pragensis, es decir, el Espíritu de Praga, y una segunda, la callejuela subterránea de los espíritus, donde se topa con los fantasmas más famosos de la ciudad como el Templario sin Cabeza, el Turco de Ungelt o el Esqueleto del Cerro Jánský, entre otros.

Museo de Leyendas y Fantasmas de Praga

Más info: www.muzeumpovesti.cz

Источник: https://tusdestinos.net/praga-ninos-familias-republica-checa/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: