Viaje con niños a Estambul

Viajar a Turquía con niños o bebés

Viaje con niños a Estambul

Aunque las cosas ahora no son fáciles, sabes que pronto todo volverá a la normalidad y podrás por fin ir a ese sitio que tantas ganas tenías de visitar.

Turquía sigue sin moverse del mapa, y ya lo tienes todo bien pensado para visitarla en tu próximo viaje.

Pero, ¿has tenido en cuenta que vas a viajar a Turquía con niños? Esa cuestión es mucho más importante de lo que parece a simple vista.

Y es que viajar con bebés siempre es algo que requiere tener en cuenta detalles que normalmente se pasan por alto, sobre todo porque no hay que obviar que vamos acompañados de esos pequeños que necesitan tanta atención y cuidado. Todo buen padre debe saberlo y, para no desesperar a la hora de tenerlo en cuenta, vamos a darte varios consejos esenciales para viajar a Turquía con niños.

Cómo organizar tu viaje a Turquía con niños

Turquía es un país encantador, repleto de actividades y de lugares mágicos por descubrir.

Si quieres disfrutarlo en familia con tus hijos, también es un destino perfecto, aunque, como ya te hemos avisado, no puedes planificar el viaje de la misma forma que lo harías si estuvieras viajando solo o con tu pareja.

Hay que prestarles mucha atención, pensar que pueden cansarse antes y, por supuesto, pensar también en cosas que puedan resultarles divertidas.

Afortunadamente, este país ofrece mucho en todos los sentidos, y también tiene un repertorio idóneo para aquellos que viajan con sus niños. Pero no vamos a centrarnos solo en eso aquí, vamos a ver también cuáles son esos consejos extra para que no te topes con problemas durante el viaje porque tus pequeños se aburran en exceso o, simplemente, acaben cansados al poco de llegar.

Consulta a agencias especializadas

Lo primero que debes hacer es consultar con una agencia de viajes para que diseñe un plan bastante interesante para todos.

Hay que tener en cuenta las diferentes edades y gustos del grupo familiar, y eso implica apostar por una mayor variedad.

Puedes tener una ayuda interesante en este sentido consultando estos viajes organizados a Turquía, ya que hay opciones para familias completas que valoran las preferencias de todos y cada uno.

En internet puedes encontrar muchas recomendaciones, aunque las mejores siempre son las que provienen de profesionales que conocen a fondo la materia y saben bien qué puedes hacer y qué no cuando vas con niños a un país como Turquía. No hablamos de restricciones ni problemas, sino más bien del aburrimiento o el entretenimiento de todos.

Organiza un buen planning de actividades

Aunque esto va muy ligado a lo anterior, también es aconsejable que organicéis un buen planning de actividades para vuestra visita a este país.

Si los niños son algo más grandes, os conviene sentaros a todos en casa y hablar de opciones para elaborar algo que os guste a todos.

Recuerda que no viajas solo, y que hay muchas cosas cosas que ver en Estambul y otros puntos clave del país que seguramente os encantarán por igual.

El equilibrio es muy importante, y más cuando se organiza un viaje en familia en el que también hay niños. No lo olvides nunca si quieres disfrutar de unas vacaciones divertidas e inolvidables.

Mejor viajar mientras duermen

Si hay que hacer largos recorridos en avión, en barco, en tren o en bús, lo ideal es que sea en horario nocturno.

Así, los niños dormirán y se les hará mucho más ameno el trayecto, de hecho, ni siquiera se darán cuenta.

Viajar cuando están despiertos puede ser toda una odisea porque, entendámoslo, son pequeños y necesitan actividad, algo con lo que pasarlo bien. Tenerlos durante horas sentados puede ser realmente complicado.

Por eso, apuesta siempre por esas horas que dediquen a dormir para hacer los viajes. De hecho, tampoco es mala idea aprovechar sus siestas si tenéis que coger un tren para acercaros a alguna otra ciudad de Turquía. Manejad esos horarios con mucha atención para que todo el viaje sea mucho más disfrutable para todos y cada uno.

Ten un botiquín a mano

Los niños son huracanes de actividad y movimiento, y ese factor es otro que no debes pasar por alto. Es posible que, mientras juegan, corretean o saltan, se hagan daño accidentalmente, y en esos casos no hay nada como tener un buen botiquín a mano para limpiar, desinfectar y colocar una de esas tiritas «mágicas» que tanto les gustan.

Puedes ahorrarte muchos quebraderos de cabeza, y también muchas manchas en la ropa, si haces caso a este consejo. Puede que tus niños sean lo más tranquilo del mundo, pero siempre querrán jugar, y en esos juegos siempre hay margen para algún pequeño accidente, estén donde estén. Por eso hay que ser precavido, aunque quién sabe, puede que seas tú quien lo acabe necesitando.

Los trayectos, mejor cortos

Si tenéis que desplazaros a otra ciudad o a cualquier punto de especial interés, recuerda aprovechar los horarios de sueño de los pequeños para hacerlos.

Si no es así, por cuestiones de horas, entonces lo mejor es que hagáis trayectos cortos y dejéis los largos para esos momentos en los que duermen.

Se cansarán mucho menos y, sobre todo, no se aburrirán tanto por el camino.

Recuerda que quieren y necesitan actividad y algo con lo que pasarlo bien, por eso hay que buscar siempre la forma de hacer que todo sea mucho más llevadero. Desplázate sin miedo, pero recuerda los horarios y las distancias, son algo tremendamente importante.

Esperamos que hayas prestado mucha atención. Siguiendo todas estas indicaciones, ten por seguro que podréis viajar a Turquía con niños y todo será de película. Preparaos para disfrutar de uno de los países con más encanto de todo el mundo. Su historia es de lo más interesante, y la cantidad de lugares a visitar y cosas por hacer da opciones para todas las edades.

Prepara con tiempo y paciencia, y ten por seguro que muy pronto podréis disfrutar de ese destino tan mágico y especial. Pronto viajaréis a Turquía en familia.

Источник: https://viajandoconchupetes.com/viajar-a-turquia-con-ninos/

Qué ver en Estambul con niños (o sin ellos)

Viaje con niños a Estambul

Guía de imprescindibles de Estambul

En Estambul es fácil decidir que lugares visitar ya que en todas las guías coinciden en el top de ellos. Pero me gustaría en este post hablar del punto de vista de una visita en familia y las ventajas e inconvenientes que tiene cada uno de ellos. Vamos con nuestro Estambul con niños

Santa Sofía

Ver el post de Santa Sofía

Es uno de los templos más importantes del mundo tanto por antiguedad como por belleza. Su interior se encuentra desprovisto de muchos de los elementos u adornos que podemos encontrar en otro tempo ya que no es una iglesia de culto.

Sin embargo, ese gran espacio hace que su recorrido se haga sin grandes aglomeraciones como ventaja para los niños. Y es que muchos miles de personas han de entrar a la vez para llegar a colapsar este templo. Por otra parte, hay audioguías que son posible alquilarlas. Es un complemento que a nuestros hijos les gusta ya que pueden hacer la visita en cierto modo a su aire.

Los mosaicos de la parte superior, con teselas doradas también captan su atención de una forma especial.

Los inconvenientes, quizás como en todo lo que hay en este post, son las colas. Al ser todos ellos los más famosos es donde más se acumula el turismo. Llevad algún plan de entretenimiento para las colas en un Estambul con niños.

Mezquita Azul

Ver el post de Mezquita Azul

La mezquita que compite en belleza con Santa Sofia. Quizás por ello se miran cara a cara. La he visitado un par de veces. La segunda vez en familia y la primera solo.

El problema es que la última vez estaba en restauración y directamente no se pudo ver gran cosa. La gran cola que había no justificó los breves minutos que estuvimos viendo andamios en su interior.

Pero como estuve anteriorment y la pude contemplar sin reformas, he de decir que es bastante espectacular. Para los niños, quizás lo más curioso es estar en el interior de una mezquita donde la gente va a rezar. Es una forma de qu econozcan otras culturas.

Más allá de eso, no es una atracción turística como las otras ya que se trata de un templo, no se cobra entrada y por ejemplo, no hay servicio de audioguías.

Palacio de Topkapi

Aquí para los niños y para los mayores, la principal curiosidad es ver cómo vivían los sultanes durante cientos de años. En este palacio si que tenemos servicios de audioguías que te situan en los distintos enclaves del palacio y te explican como era el día a día de palacio.

El concepto de harem hay que explicárselo un par de veces a los niños ya que les resulta complicado entenderlo. El de los eunucos nos lo ahorramos… Tenemos el palacio principal, el tesoro, las reliquias, los jardines y unas increibles vistas de la bahía. Compramos la audioguía y disfrutamos de una mañana completa. El hecho que hubiera jardines también aligera un poco la visita.

Y los niños con ojos como platos a ver el bastón de Moisés. Sí, ese con el que se abrió el Mar Muerto.

Basílica cisterna

Ver el post de la basílica cisterna

Es una antigua cisterna romana donde se almacenaba agua. Lo que pasa es que es un lugar grande y con muchas columnas, que con el tiempo se la ha llamado la basílica cisterna, quizás en honor a la próxima Santa Sofía y porque realmente, dudas si estás en una cisterna o en un templo.

También la he visitado en un par de ocasiones. La última con mi familia y por desgracia estaba en restauración. Es decir, no había agua en su interior. Por tanto, he de decir que pierde algo de encanto.

Pero si para ellos ya resultó un lugar curioso, cuando está lleno de agua debería ser un lugar atractivo para los niños. El lugar es muy oscuro para resaltar la iluminación de las columnas que si hay agua, se reflejan en el agua. Se hace bastante rápido por lo que no es pesado para los niños.

No hay audioguías y la atracción principal está en toda la cisterna en sí. El post que publico es de la primera vez cuando lucía en toda su intensidad.

Palacio de Dolmabahçe

Volvemos al mundo de los sultanes que construyeron este palacio cuando vieron que el de Topkapi se les quedó obsoleto y no adaptado a los tiempos modernos. Me sorprendió este palacio por sus dimensiones.

Dado que no vivieron tanto tiempo en él creía que iba a ser algo más pequeño pero es un laberinto de habitaciones y salas suntuosamente decoradas. Por otra parte, la mejor audioguía de todo Estambul está en este palacio.

Es gratuita con la entraday se van cambiando automáticamente las explicaciones a medida que entras en las salas. Esto les hizo gracia a los niños. El hecho que es un recorrido lineal sin posibilidad de pérdida también facilita mucho la visita en familia.

Al ser tan larga la vistia, a pesar que en la entrada había mucha gente, en su interior vas bastante tranquilo. Por tanto, los niños van con su audioguía distraidos y tú puedes ir un poco más concentrado en la visita.

El punto negativo es que no dejan hacer ni una foto en su interior.

Tuvimos que aligerar al final ya que directamente es muy, pero que muy grande. Por cierto, el precio es muy caro. Tanto como 90 liras turcas para el tour completo. Por suerte, en la entrada, los niños los pasaron como estudiantes aunque no tenían la tarjeta y de 90 pasó el precio a 20 que es una reducción considerable.

Torre Gálata

Una de las torres más famosas del mundo y por ello de las más concurridas. Las colas se extienden en su base. Puesto que hay bares alrededor, mejor que los niños y un adulto vayan a tomar algo mientras el otro hace la pertinente cola.

Hasta aquí no la recomendaría, pero es que todo cambia cuando llegas a su piso más alto. Si encima es la hora del atardecer, los cuatro nos quedemos inmóviles viendo cómo el sol se ponía y justo en ese momento salía la luna con Estambul a nuestros pies. Yo lo pasé un poco mal por mi vértigo.

No es que sea inseguro pero es que está muy alta…

Además, en la parte superior hay un bar donde se pueden tomar un refrigerio y seguir disfrutando de las vistas resguardados (si cogéis una mesa al lado de la ventana).

Cuando compras la entrada te preguntan si quieres hacer el simulador que se encuentra en la segunda planta. Al entrar, te dan unas gafas 3D y te sientas en una de esas plataformas móviles que se mueven con la imagen.

Es un recorrido de unos minutos por Estambul y que si lo dejas para el último día puedes comprobar todo lo que has visto. No hay que decir que esto es lo más parecido a una atracción de feria que tuvieron en el viaje.

 

Gran Bazar y bazar de las especias

Lugares donde podemos ver tiendas de todo tipo en el primero y alguna de especias en el segundo entre las lámparas, pieles, joyas, etc..

Para los niños es algo complicado ya que al haber tanta gente se sienten por ahí abajo un poco encajonados. Se agobiaron un poco y no estuvimos todo el tiempo que un adulto le gustaría estar recorriendo los pasillos del gran Bazar.

En barco por el bósforo

Un barco es una apuesta segura. Además es muy barato si utilizas los ferrys que van con la Istambulkart.

Hay barcos turísticos pero al final es tan sencillo como coger uno de la línea de transporte público y haces un recorrido parecido por mucho menos dinero.

La gastronomía

Hablaremos sobre la gastronomía pero he de decir que para los niños encontraremos siempre algo que les guste y no ha supuesto un problema como podría hacer sido en otros lugares.

El kebab es algo que suele gustar para los niños y acompañado del arroz o las patatas con el pan tan especial es algo que siempre triunfa entre los más pequeños. Y si no, siempre hay alguna pizza en el menú (y no congeladas como en España en muchos restaurantes).

Por tanto, un punto a favor de ir a Estambul con niños es la gastronomía.

Y para los adultos, no hay más que añadir. Una completa variedad de platos por descubrir que harán las delicias de los amantes de la gatronomía.

Consideraciones generales sobre las entradas. Existe un poco de incoherencias en el tema de las entradas. En general no existe una reducción para los niños excepto el descuento que nos hicieron en el palacio de dolmenahe.

En la mayoría los descuentos solo aplican a los niños hasta 6 años que tienen entrada gratuita. A partir de ahí, pagan como adultos.

Creo que establecer algún rango de 6 a 12 por ejemplo, no estaría mal ya que algunas entradas son realmente caras si vamos a partir de 4 personas (es lo que tiene multiplicar por 4 o más).

Artículos anterior y posterior de la serie Viaje a Turquía – Estambul

Источник: https://somosviajeros.com/blog/que-ver-en-estambul-con-ninos.html

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: