Visión borrosa en el embarazo

Contents
  1. Problemas de la vista durante el embarazo – Nuestros consejos
  2. Problemas de la vista durante el embarazo – Posibles síntomas
  3. Trastornos de la vista durante el embarazo – Qué enfermedades pueden ocurrir
  4. Pérdida temporal de la vista durante el embarazo – Remedios
  5. Problemas de la vista durante el embarazo – Conclusiones
  6. ¿Empeoran la visión el embarazo y la lactancia?
  7. El embarazo y lalactancia empeoran la visión: FALSO
  8. Durante el embarazo, puede suceder que la futura mamá vea borroso: VERDADERO
  9. Se puede tener una sensación de sequedad ocular: VERDADERO
  10. Si eres miope, la cesárea es necesaria: FALSO
  11. Ver destellos puede ser una señal de un problema de tensión: VERDADERO
  12. Durante el embarazo, hay que hacerse un control oftalmológico: VERDADERO
  13. Para proteger la visión durante el embarazo, hay que tomar suplementos: FALSO
  14. Durante el embarazo, el sol puede afectar más a los ojos: VERDADERO/FALSO
  15. Las lentes de las gafas de sol pueden elegirse según los gustos personales: FALSO
  16. Lentes con un plus de calidad
  17. Un vistazo a la etiqueta de las gafas de sol
  18. Visión borrosa durante el embarazo, ¿es normal?
  19. Cambios físicos y síntomas molestos durante el embarazo
  20. Relación entre embarazo y visión borrosa durante el embarazo
  21. Casos especiales de visión borrosa durante el embarazo
  22. Diabetes gestacional
  23. Preeclampsia
  24. Anemia 
  25. Presión arterial baja
  26. Migrañas 
  27. Deshidratación 
  28. ¿Cuándo acudir al médico?
  29. ¿Qué tratamientos están recomendados?
  30. ¿Se puede operar la vista durante el embarazo?
  31. Visión borrosa y embarazo: efectos del embarazo en la salud visual
  32. Por qué se produce la visión borrosa durante el embarazo
  33. Vigila la visión borrosa durante tu embarazo
  34. Tratamientos para la visión borrosa
  35. Visión borrosa en el embarazo
  36. Impacto del embarazo en la visión
  37. ¿Qué medidas tomar?
  38. ¿Cuándo acudir al médico?
  39. Otros problemas visuales comunes en el embarazo

Problemas de la vista durante el embarazo – Nuestros consejos

Visión borrosa en el embarazo

¿Estás embarazada? ¡Es una de las cosas más bonitas que te pueden ocurrir! Tendrás momentos de mucha alegría, pero también otros de mucho estrés… En este artículo explicamos los problemas de la vista más comunes durante el embarazo.

Problemas de la vista durante el embarazo

Durante los nueve meses de embarazo es común tener problemas de visión. La buena noticia es que las últimas investigaciones médicas han confirmado que se trata de trastornos transitorios.

Si se realiza un seguimiento médico, veremos que en la gran mayoría de los casos cualquier trastorno visual desaparecerá en los primeros dos meses después de dar a luz.Los cambios en la visión que experimentarás durante la gestación se deben en parte a una diferente producción hormonal y a la preparación del útero para el parto.

Hay muchos temores y muchas dudas. Tu enemigo número uno, sin embargo, son aquellos rumores que empiezan con: «a mi prima una vez le pasó que….»

Por esta razón, hemos decidido responder a las preguntas más frecuentes acerca de los posibles problemas de visión durante el embarazo, simplemente respondiendo con verdadero, falso o depende.

  1. Durante el embarazo y la lactancia la visión se deteriora notablemente: FALSO
  2. Durante el embarazo y la lactancia la vista puede empeorar temporalmente: VERDADERO
  3. Se puede experimentar una fuerte sequedad ocular: VERDADERO
  4. En caso de alta miopía ya existente, hay que recurrir necesariamente a la cesárea: DEPENDE (el médico lo decidirá, pero normalmente no).
  5. La fuerte presión puede causar destellos en los ojos: VERDADERO
  6. Es recomendable hacerse una revisión de los ojos durante los nueve meses: VERDADERO
  7. Se pueden tomar tantos suplementos vitamínicos como se quiera: FALSO 
  8. Te vuelves intolerante a la luz del sol: DEPENDE (la intolerancia puede aumentar si ya eras sensible antes. Si experimentas sequedad en los ojos, debes saber que esto puede causar lágrimas y/o ardor en los ojos. Las lágrimas artificiales antes de la exposición a la luz del sol son de gran ayuda).

Puedes obtener más información leyendo nuestro artículo sobre los 4 problemas oculares más frecuentes.

Problemas de la vista durante el embarazo – Posibles síntomas

  • Sequedad ocular: debida a la reducción de la película lagrimal, que a su vez se debe a la variación hormonal. Utiliza un colirio sin conservantes, ideal para mujeres embarazadas.
  • Incremento de la miopía: si la miopía aumenta es porque los años pasan para todos y no tiene nada que ver con la llegada de tu hijo.
  • Manchas y chispas: los cambios de presión así como la falta de hierro pueden estresar la retina. Esta tensión hace que aparezcan chispas, manchas y/o destellos cortos.
  • Visión borrosa: la causa son los cambios hormonales y/o la falta de hierro. En casos extremos, tu médico puede prescribirte análisis de sangre y suplementos vitamínicos.
  • Párpados hinchados: si experimentas este síntoma, es una simple irritación o puedes tener la presión arterial alta. En ese caso, asegúrate de que tus manos no estén hinchadas también. De ser así, te recomendamos que acudas al médico.

Trastornos de la vista durante el embarazo – Qué enfermedades pueden ocurrir

Una breve introducción: ningún estudio médico ha confirmado que el embarazo pueda ser la causa de ciertas patologías, sino un estímulo a los problemas latentes que terminan por aflorar a la superficie.

Si se trata de trastornos fisiológicos, puedes dormir tranquila porque desaparecerán una vez que nazca el bebé. Sólo la pérdida de visión y, por tanto, de la concentración de lejos y de cerca, puede persistir durante la lactancia materna.

Si padeces alguna enfermedad, lo mejor es que consultes a tu médico lo antes posible.
La córnea y la presión del ojo interno pueden sufrir alteraciones.

 Mientras que la primera puede hacerse más grande, creando un pequeño edema y causando una ligera miopía, la presión sufre una reducción del tono ocular. En algunos casos, sin embargo, también hay un aspecto positivo: cualquier glaucoma preexistente podría llegar incluso a mejorar.

  • CSC: la coriorretinopatía serosa central es una enfermedad ocular que generalmente causa que un ojo tenga una visión disminuida. El paso de un líquido por debajo de la retina se acumula por debajo de la mácula causando una visión distorsionada o borrosa que persiste incluso después de la reabsorción del propio líquido. Leer más sobre este tema en wikipedia.
  • Escotoma: se trata de una enfermedad indolora que resulta en una zona de ceguera parcial, temporal o permanente.  Leer más sobre este tema en wikipedia.
  • Diplopía: causada generalmente por el nervio óptico, es la patología por la cual se empieza a ver doble.
  • Fosfeno: fenómeno caracterizado por la sensación de ver manchas luminosas que está causado por la estimulación mecánica, eléctrica o magnética de la retina.

Por último, en casos menos frecuentes, pueden padecerse enfermedades como trombosis de la vena central de la retina u oclusión de la arteria retiniana, causadas por problemas del sistema nervioso o circulatorio. En estos casos es muy importante ser tratado de inmediato para no empeorar la visión de forma permanente.

Pérdida temporal de la vista durante el embarazo – Remedios

Uno de los remedios naturales más eficaces es, sin duda, la luteína, que pertenece a la familia de las xantofilas, pigmentos naturales de origen animal o vegetal que tienen la capacidad de proteger el ojo de la radiación manteniendo al mismo tiempo la agudeza visual.

Se encuentra en verduras como espinacas, brócoli, albahaca, hojas de nabo, coles de bruselas, guisantes, remolacha, calabaza, zanahoria, tomate, albaricoque, kiwi y en la yema de huevo.

Muy a menudo, las futuras madres que se dan cuenta de que sufren problemas de visión durante el embarazo preguntan al oftalmólogo si deben comprar gafas nuevas o, si nunca las han usado antes, si deberían empezar a usarlas.

Incluso aunque no se dé ninguno de  los síntomas, se recomienda después de que la prueba haya confirmado la buena noticia, hacerse una revisión de la vista.

 Si has usado lentes de contacto hasta ahora, te recomendamos que las cambies durante al menos estos nueve meses por lentes de calidad.
Se recomienda también hacer una segunda visita unas semanas después del parto, tan pronto como te encuentres en forma, y finalmente una última revisión cuatro meses después de dejar de amamantar.

Problemas de la vista durante el embarazo – Conclusiones

La elección del tipo de parto debe ser hecha por el ginecólogo. Las enfermedades oculares también afectan a esta decisión.

Ha sucedido que algunas mujeres que sufren de miopía fuerte han tenido que recurrir a la cesárea. El esfuerzo y el estrés del trabajo de parto también pueden causar daño permanente al ojo.

En caso de que tu vista sea perfecta, estamos seguros de poder decirte que, al menos desde el punto de vista visual, no tendrás obstáculos.

Esperamos que la lectura de este artículo sobre «problemas de la vista durante el embarazo» te haya resultado interesante.

Si necesitas gafas nuevas antes, durante o después del embarazo no dudes en ponerte en contacto con nuestros ópticos asociados, que estarán encantados de ayudarte.

Y si estás esperando un hijo, ¡os deseamos a ti y a él toda la felicidad de este mundo!

Topics: enfermedades vista

Источник: https://www.gafas.es/blog/enfermedades-vista/problemas-vista-durante-embarazo-nuestros-consejos

¿Empeoran la visión el embarazo y la lactancia?

Visión borrosa en el embarazo

¿El embarazo hace que la visión de la mujer empeore? Es algo que siempre se ha dicho, pero, ¿se trata de un mito o de una realidad? Lo cierto es que hay algunos aspectos de esta afirmación que, efectivamente, pueden darse durante la gestación.

Sin embargo, otras «leyendas» de las que circulan por vía del «boca-oreja» no son de todo exactas o, directamente, son falsas.

A continuación, te damos las claves, con fundamento científico, sobre la calidad de la visión de la embarazada y la mamá lactante.

(Te interesa: Ojos cansados y otros problemas de visión en el embarazo)

El embarazo y lalactancia empeoran la visión: FALSO

No es cierto que esperar un bebé y amamantarlo afecte a la visión. Los trastornos de visión, como la miopía, son problemas congénitos debidos a una predisposición, así que el embarazo o la lactancia no pueden influir en ellos.

Esta idea se consolidó hace algunas décadas, cuando las mujeres se convertían en mamás a una edad en la que la miopía todavía podría empeorar.

Hoy en día, en cambio, las mujeres suelen tener hijos después de los 30 años, cuando la molestia suele asentarse (a menos que se trate de una miopía muy severa).

Durante el embarazo, puede suceder que la futura mamá vea borroso: VERDADERO

La causa puede ser una carencia de hierro (bastante frecuente, sobre todo, en el último período de embarazo), que puede causar un mayor cansancio de los ojos y una disminución de la calidad de la imagen, haciendo que la visión sea más borrosa.

Las hormonas también pueden contribuir, aunque de forma leve, porque el aumento de progesterona provoca una mayor imbibición y un engrosamiento de la estructura corneal, que puede modificar de forma temporal la calidad de la visión.

Se puede tener una sensación de sequedad ocular: VERDADERO

Es una molestia que puede ocurrir de forma frecuente: los cambios hormonales del embarazo determinan una disminución de la cantidad de la película lagrimal, que reviste la superficie del bulbo ocular a cada pestañeo.

Esto puede afectar, sobre todo, a las mujeres que usan lentes de contacto, tanto rígidas como blandas.

Las rígidas, sobre todo, si “flotan” en una película lagrimal reducida, podrían bloquearse y no seguir los movimientos normales de los ojos; las blandas, en cambio, como son hidrófilas, necesitan ser hidratadas constantemente por la película lagrimal: si no fuera suficiente, podría crearse un efecto ventosa, que disminuiría la motilidad de las lentes y haría que fuera más difícil quitarlas.

Si la molestia es muy intensa, una posible solución puede ser usar lentes blandas de hidrogel de silicona, un material que permite una mayor transpiración y comporta una menor deshidratación.

Una buena ayuda procede también de las lágrimas artificiales, que humidifican la superficie córnea.

Otra precaución si se usan las lentes blandas es quitárselas a mitad del día durante una-dos horas, para que el ojo descanse y la lente se rehidrate en su solución.

Si eres miope, la cesárea es necesaria: FALSO

En la gran mayoría de casos, las mujeres miopes pueden tener un parto natural.

Posibles contraindicaciones se han de tener en cuenta en mujeres con miopías muy elevadas (con -10, -15 dioptrías) o en casos de defectos estructurales de la retina.

En las personas miopes, el bulbo ocular se alarga en la parte posterior, haciendo que la retina también se estire. Este estiramiento, que crece a medida que aumenta la miopía, podría comportar micro-laceraciones periféricas que, si se subestiman, pueden provocar una rotura o incluso un desprendimiento de la retina durante el parto.

Esto ocurre porque, en la fase de los pujos, hay un aumento de la presión endoabdominal que comporta un incremento también de la presión del sistema vascular de la retina.

De todos modos, la necesidad de una posible cesárea deberá ser evaluada por el oftalmólogo de acuerdo con el ginecólogo.

Ver destellos puede ser una señal de un problema de tensión: VERDADERO

A veces, durante los nueve meses, la futura mamá puede llegar a ver unas pequeñas chispas delante de los ojos.

Las causas pueden ser diversas: puede depender de una mayor solicitación de la retina, de una carencia de hierro o de saltos de tensión.

Si los episodios se repiten durante el día, y durante varios días, es oportuno hacerse un control ginecológico.

Si el fenómeno se asocia a un aumento general de la tensión arterial (sobre todo de los valores mínimos), es indispensable consultar al ginecólogo cuanto antes, porque podría tratarse de una señal de alarma de la preeclampsia.

Durante el embarazo, hay que hacerse un control oftalmológico: VERDADERO

Un control es siempre útil, sobre todo si ha pasado mucho tiempo de la última vez y si hay defectos de visión precedentes al embarazo.

Además, el especialista podrá recomendar el uso de lentes adecuadas y evaluar el estado de salud del ojo, sobre todo de la retina.

El control es obligatorio en caso de diabetes (tanto gestacional como precedente al embarazo) o si la mamá contrae toxoplasmosis durante el embarazo, porque se trata de patologías que pueden provocar problemas en la retina.

Para proteger la visión durante el embarazo, hay que tomar suplementos: FALSO

Durante el embarazo, cuantos menos suplementos se tomen mejor, siempre que no se trate de productos específicos para la mujer embarazada.

Para almacenar sustancias buenas para la visión, es suficiente con tener una alimentación variada y rica en frutas y verduras, que contienen una mezcla de antioxidantes, como el beta-caroteno, que mejoran la visión nocturna y crepuscular.

También es fundamental garantizar un correcto aporte de hierro, cuya necesidad diaria aumenta con el paso de los meses: se puede obtener con el consumo regular de carne, pescado y vegetales, como legumbres, coliflor y espinacas.

Durante el embarazo, el sol puede afectar más a los ojos: VERDADERO/FALSO

La gestación en sí no aumenta la sensibilidad de los ojos.

Sin embargo, es cierto que quienes ya eran sensibles a la luz antes de quedarse embarazadas podrían notar un aumento de la molestia durante el embarazo.

La sequedad ocular también podría acentuar la fotosensibilidad, provocando lagrimeo, picor y enrojecimiento. Para resolver este problema, se pueden usar lágrimas artificiales, que compensan la sequedad de la película lagrimal, y es útil ponerse gafas de sol si nos expongamos a una luz intensa.

(Te interesa: La salud de los ojos en verano)

Las lentes de las gafas de sol pueden elegirse según los gustos personales: FALSO

En la elección de las lentes, entran en juego distintos factores, como la presencia de defectos de visión, el uso que se hará de las gafas o el color del iris. En caso de miopía, por ejemplo, las mejores lentes son las marrones, mientras que para los hipermétropes están más indicadas las lentes en tonos verdes y grises.

Quienes no tienen trastornos de visión, en cambio, podrán elegir el color que prefieran. Sin embargo, es mejor evitar los colores azul, amarillo o fucsia, que no tienen ningún poder filtrante, sino sólo una función estética. El amarillo, por ejemplo, tiene un efecto aclarador en lugar de proteger.

Otro parámetro que hay que tener en consideración es la categoría de la lente, que puede variar de 0 a 4: cuanto más elevada es su categoría, mayor es su poder de filtración.

La categoría ha de ser elegida en base al ambiente en el que se usarán las gafas: hay que considerar, por ejemplo, que la arena proporciona un reflejo que multiplica la intensidad de los rayos UVA del 15%, el agua del 20% y la nieve hasta del 80%.

Para elegir las gafas más adecuadas para nuestras exigencias, es mejor acudir a una óptica.

Lentes con un plus de calidad

Gafas con melanina: protegen también el cutis de la zona alrededor del ojo, atrasando la formación de arrugas. Consiguen bloquear, además de los rayos UVA, también la llamada “luz azul”, una luz a medio camino entre la visible y la ultravioleta, que con los años puede provocar daños en la córnea y volver opaco el cristalino.

Gafas polarizadas: eliminan los destellos de luz y los reflejos de superficies brillantes, como los reflejos de luces en el agua o el efecto “mojado” del asfalto cuando hace mucho calor. Las mejores son las lentes polarizadas con tratamiento antirreflejante, que garantizan una visión más nítida.

–  Gafas fotocromáticas: se trata de lentes “inteligentes” que se oscurecen de forma progresiva según las variaciones de la intensidad de la luz.

En los ambientes cerrados, se vuelven claras, mientras que al aire libre empiezan a oscurecerse.

Están indicadas sobre todo para quienes usan lentes graduadas, porque no hace falta cambiarse de gafas cuando nos movemos de un sitio a otro.

Un vistazo a la etiqueta de las gafas de sol

Las gafas de sol deben estar acompañadas de una nota informativa en la que se indique:

– El fabricante.

– La categoría (de 0 a 4).

– El tipo de filtro solar (con melanina, polarizado, fotocromático).

– Los límites de uso (por ejemplo, para conducir).

– Las instrucciones de uso.

– La marca CE.

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo/salud/embarazo-lactancia-vista

Visión borrosa durante el embarazo, ¿es normal?

Visión borrosa en el embarazo

Algunas mujeres notan que su visión empeora durante el embarazo.

En la mayoría de casos, esa pérdida de visión responde a los cambios hormonales típicos de este período, y sus efectos suelen desaparecer después de dar a luz.

Sin embargo, en otros casos, la visión borrosa durante el embarazo puede ser el síntoma de un problema subyacente, por lo que es importante prestarle atención.

Cambios físicos y síntomas molestos durante el embarazo

Durante el embarazo, las mujeres suelen experimentar síntomas molestos relacionados con los cambios hormonales que está sufriendo su cuerpo.

Algunos de los más habituales son las náuseas, el estreñimiento, la fatiga o la retención de líquidos. Sin embargo, otros menos comunes son los que están relacionados con la visión.

En este sentido, cabe destacar la visión borrosa, la visión doble e, incluso, la aparición de moscas volantes en el campo de visión.

Todos ellos, son síntomas que suelen poner en alerta a la mujer embarazada. Sin embargo, también es importante recordar que, en la mayoría de los casos, estos síntomas desaparecerán por sí solos después del parto. 

Relación entre embarazo y visión borrosa durante el embarazo

Los cambios hormonales pueden causar una disminución en la producción de lágrima, con la consecuente sequedad e irritación ocular. Del mismo modo, se pueden acumular más líquidos en ciertas partes del cuerpo, incluidos los ojos. Esto puede hacer que la córnea y el cristalino se hagan más gruesos o cambien su curvatura y, en consecuencia, derivar en visión borrosa

Por ello, la visión borrosa es uno de los síntomas oculares más habituales vinculados al periodo del embarazo y que, en la mayoría de casos, desaparecerá por sí solo después de dar a luz. 

Casos especiales de visión borrosa durante el embarazo

Sin embargo, aunque la visión borrosa durante el embarazo es muy habitual debido a la retención de líquidos que puede experimentar el globo ocular, también es cierto que puede estar vinculada a otro tipo de problemas. Debido a esto, es importante notificarlo al médico durante las revisiones periódicas, lo que permitirá valorar si requiere un tratamiento especial o no. 

Algunos de estos casos especiales de visión borrosa durante el embarazo que pueden requerir un cuidado determinado son los siguientes: 

Diabetes gestacional

En algunos casos, algunas mujeres sufren diabetes durante la gestación, lo que puede producir la visión borrosa. La diabetes gestacional desaparece poco después de dar a luz, pero se debe controlar minuciosamente durante la gestación, ya que puede ser muy perjudicial para la salud.

Preeclampsia

Si la visión borrosa va acompañada de dolor de cabeza fuerte y, especialmente, si estos síntomas se prolongan por más de dos o tres horas, podría tratarse de un caso de preeclampsia. La preeclampsia es una complicación grave del embarazo relacionada con la hipertensión arterial. Este problema podría derivar en eclampsia, una patología que produce convulsiones y puede llevar al coma. 

Anemia 

La anemia suele ser otro problema habitual  entre las mujeres embarazadas. En algunos casos, la anemia puede llegar a estar relacionada con la visión borrosa durante el embarazo, aunque estos problemas visuales también suelen desaparecer por sí solos cuando se soluciona la anemia. 

Presión arterial baja

Otra de las posibles causas de la visión borrosa durante el embarazo se puede deber a una presión arterial baja. En estos casos, la visión borrosa también tiende a desaparecer por sí sola una vez que la presión arterial se ha normalizado. 

Migrañas 

Uno de los síntomas asociados de forma habitual a las migrañas es la visión borrosa. Durante el embarazo, es habitual que muchas mujeres presentan episodios de migrañas, lo que puede favorecer la visión borrosa además de otros síntomas habituales asociados a los ataques de migraña.

Deshidratación 

Finalmente, otra de las posibles causas que puede estar relacionada con la visión borrosa durante el embarazo es la deshidratación. Debido a esto, es importante recordar que la mujer embarazada debe controlar su correcta hidratación durante todo el periodo de gestación. 

¿Cuándo acudir al médico?

Aunque en la mayoría de casos la visión borrosa durante el embarazo suele desaparecer por sí sola, es importante informar al médico si se padecen estos síntomas. De este modo, el médico valorará si es necesario realizar pruebas adicionales o si, por el contrario, bastará con los controles rutinarios que se realizan. 

¿Qué tratamientos están recomendados?

Estas molestias suelen desaparecer una vez la mujer da a luz, por lo que no suelen ser necesarios tratamientos adicionales para corregir la visión borrosa durante el embarazo. No obstante, si la visión borrosa está causada por alguna enfermedad diferente a las mencionadas con anterioridad, se deberán tomar las medidas necesarias para mantenerla controlada. 

Además, si aparece el síndrome del ojo seco debido a una disminución de la producción de lágrima, se pueden usar lágrimas artificiales para aliviar sus molestias.

Las lágrimas artificiales son una solución que imita la composición de la lágrima natural y que se aplica directamente por vía oftálmica.

De esta forma, se consigue mantener el ojo hidratado y lubricado, evitando así cualquier molestia causada por sequedad o un desequilibrio en la composición natural de la lágrima de la paciente. 

¿Se puede operar la vista durante el embarazo?

No se puede realizar una cirugía refractiva ni durante el embarazo. Esto se debe a que, en el embarazo el cuerpo de la mujer está sujeto a cambios físicos y hormonales que pueden causar errores en la medición de la graduación.

Por ello, realizar una cirugía refractiva en estos periodos no ofrece las garantías suficientes de que la operación servirá para corregir la vista de la paciente.

En su lugar, se ha de esperar a que el cuerpo de la mujer haya vuelto al estado previo a quedarse embarazada, lo que permitirá realizar una medición correcta de la graduación de la paciente y, a continuación, poder programar una cirugía refractiva con las mayores garantías posibles. 

En cualquier caso, si tienes más dudas sobre la operación de cirugía refractiva y los requisitos necesarios para poder realizarla, en nuestra guía Adiós miedos, adiós gafas encontrarás mucha más información relacionada.

Fuentes:

Infosalus – ¿Afecta el embarazo a la visión?

MedlinePlus – Eclampsia

Источник: https://www.clinicabaviera.com/blog/vision-borrosa-durante-el-embarazo-normal/

Visión borrosa y embarazo: efectos del embarazo en la salud visual

Visión borrosa en el embarazo

No parece que, a priori, el periodo de gestación de cualquier mujer tenga que ver mucho con los ojos, pero en algunos casos sí tiene que ver, y mucho. Por eso, conviene cuidar nuestra salud visual y visitar al oftalmólogo tanto como sea necesario, al menos dos o tres veces durante el embarazo, si estamos notando que tenemos la visión borrosa durante el embarazo.

Por qué se produce la visión borrosa durante el embarazo

Lo primero que hay que saber es que no debemos alarmarnos.

Es muy importante también que, desde el principio del embarazo, nos mantengamos informadas de los efectos que pueda tener un embarazo en nuestros ojos, teniendo en cuenta que cuando estamos en periodo de gestación los cambios hormonales se producen a todos los niveles, y los ojos son una parte más de nuestro organismo.

Durante el embarazo, los cambios hormonales ocurren y son absolutamente inevitables: estreñimiento, náuseas, más cansancio del habitual, retención de líquidos e hinchazón de los tobillos. Es lo más habitual.

Sin embargo, y aunque resulte menos frecuente, los ojos pueden sufrir cambios, y se puede experimentar desde una visión borrosa hasta visiones dobles o incluso la sensación de ver manchas inexistentes.

Estas molestias es muy probable que desaparezcan a lo largo del periodo de gestación, ya que debido a los cambios hormonales, muchas embarazadas sufren sequedad en los ojos y falta de lágrimas, o ciertas molestias e irritaciones, aunque también es posible que por la retención de líquidos general en todo nuestro organismo, la córnea y el cristalino acumulen más lágrimas y resulten más gruesos y sea entonces cuando se produce la visión borrosa.

Vigila la visión borrosa durante tu embarazo

Si cualquier gestante padece molestias en los ojos y visión borrosa, y se trata de un síntoma que no pasa de largo, entonces habrá que ponerse en manos de un oftalmólogo, puesto que esta visión borrosa puede derivar en otras enfermedades que, por desgracia, pueden ser pasajeras pero igualmente molestas.

La visión borrosa puede ser un síntoma de diabetes.

Algunas embarazadas la padecen tan sólo durante el periodo de gestación, y esta diabetes no es más que una manifestación más de los cambios hormonales, y desaparecerán al dar a luz, pero es absolutamente conveniente consultar con el ginecólogo por si padecer de diabetes es algo que va a ocurrir en el futuro, aunque ya hayamos dado a luz. No es frecuente, pero sí puede ocurrir.

Si además de visión borrosa tenemos fuertes dolores de cabeza de forma prolongada, podríamos estar hablando de algo más grave: la pre-eclampsia, que se refiere a la hipertensión arterial y que no tiene posible tratamiento. La única solución es dar a luz, para volver a la normalidad.

Hay otra serie de síntomas, como la anemia o la hipo tensión arterial, justo lo contrario que lo anterior, pero son menos frecuentes, y al mismo tiempo, menos preocupantes.

Lo más importante en todos los casos, es la supervisión médica para determinar a qué se debe la visión borrosa, cuáles pueden ser sus consecuencias y cómo prevenirla durante un periodo tan delicado como el embarazo.

Tratamientos para la visión borrosa

Es más que probable que el ginecólogo no considere oportuno iniciar un tratamiento médico ocular, ya que todas estas molestias desaparecen una vez ha tenido lugar el parto.

Sin embargo, durante el embarazo es necesario controlar las molestias en los ojos, y si lo que padecemos es sequedad en los ojos, lo más habitual es que nuestro ginecólogo recete lágrimas artificiales durante el embarazo, para no sufrir molestias derivadas de los cambios hormonales.

No es muy frecuente sufrir visión borrosa durante el embarazo, y si cualquier mujer gestante tuviera síntomas molestos, lo mejor es acudir al ginecólogo, que con buen criterio nos derivará al oftalmólogo, aunque lo que hay que tener en cuenta es que se trata de síntomas pasajeros y no hay por qué asustarse aunque una supervisión médica es siempre necesaria.

En cualquier caso, y como ocurre con todas las mujeres embarazadas, es necesario saber que tanto en el periodo de gestación como en el de lactancia, los médicos nunca van a recetar medicamentos fuertes que puedan dañar al feto.

Y también es necesario saber que no hay que asustarse, puesto que los síntomas, sin duda, son molestos, pero que provienen de cambios hormonales y, en la mayoría de los casos, son completamente pasajeros.

No te olvides de que en nuestra óptica puedes preguntar y resolver todas tus dudas. Estaremos encantados de ayudarte y asesorarte así cómo realizar si es necesario un examen visual. Llámanos o pásate a vernos en Paseo de Juan Antonio Vallejo – Nájera Botas número 52, Madrid. Metro más cercano Pirámides y Puerta de Toledo. ¡ Te esperamos!

Источник: https://guillermoopticos.com/vision-borrosa-embarazo-salud-visual/

Visión borrosa en el embarazo

Visión borrosa en el embarazo

Los cambios en el embarazo son muy frecuentes. Tanto los físicos como los emocionales.

El cuerpo cambia a una velocidad vertiginosa y miles de elementos actúan simultáneamente para poner en marcha la maquinaria y gestar un ser humano en tan solo 40 semanas.

Es normal, por ello, que las mujeres en estado experimenten sensaciones nuevas, extrañas e incluso, muchas de ellas, realmente molestas.

Indice

Impacto del embarazo en la visión

La presencia de muchos de estos síntomas pueden llegar incluso a impedir llevar una vida normal o alarmar a quien lo padece.

Los ojos son unos de los órganos que puede verse afectado por la gestación. Las variaciones oculares no son extrañas en este periodo, pudiendo provocar una incómoda visión borrosa.

La explicación a este fenómeno está en la retención de líquido adicional por parte del organismo, tan común durante el embarazo. La capa externa del ojo, esto es la córnea, se vuelve con ello más gruesa. Además la presión intraocular es decir, la presión del líquido dentro de globo ocular, disminuye, con lo que unido al aumento del volumen del líquido, altera la visión. Los cambios hormonales también pueden causar una disminución en la producción de lágrima, con la consecuente sequedad e irritación ocular. Asimismo, puede haber hinchazón de los párpados por las mañanas, por los problemas circulatorios propios asociados a los cambios hormonales. Esta sensación suele hacer acto de presencia al final del primer trimestre, y no es raro que perdure hasta varias semanas después del parto.

¿Qué medidas tomar?

Lo normal es que la vista cambie después de parir, y la sensación desaparezca.

Pero no está de más que trates de descansar los ojos y mantengas una buena higiene ocular, sin abusar del maquillaje, desmaquillando diariamente, y adoptando medidas de cuidado de la vista, descansando al menos 5 minutos después de 1 hora de concentración (leyendo, mirando el ordenador, televisión, móvil, etc.).

Conviene también no forzar la vista cuando hay fatiga ocular, y asegurarse de tener siempre buena iluminación, especialmente en el lugar de trabajo. Si usas lentillas, pueden incomodarte aún más en estos casos. Opta por usar las gafas durante un tiempo.

No conduzcas de noche, ya que estos cambios pueden afectar a tu visión nocturna y tu agudeza visual. Si eres diabética, acude a revisiones frecuentes de oftalmología, ya que el embarazo puede afectar más a la vista si sufres esta enfermedad crónica causando, por ejemplo, retinopatía diabética. Ante cualquier síntoma extraño o molestia ocular, conviene que acudas a tu profesional de medicina.

¿Cuándo acudir al médico?

– Si la visión borrosa aparece súbitamente.

– Si tienes antecedentes de diabetes o te han diagnosticado diabetes gestacional.

– Si la visión es muy borrosa y apenas puedes ver.

– Si ves manchas delante de los ojos.

– Si tienes la tensión alta. La visión borrosa es también un síntoma de preeclampsia o hipertensión durante el embarazo.
 

Otros problemas visuales comunes en el embarazo

Retinopatía, es decir, la inflamación de la retina. Un diagnóstico temprano es fundamental para el tratamiento y la curación de la retinopatía. Los síntomas principales de esta enfermedad son manchas o hebras oscuras como moscas volantes, visión borrosa, zonas de visión oscura, pérdida paulatina de la visión y problemas para leer.

Aumento de las dioptrías: el aumento de la progesterona puede afectar al intercambio de líquidos que tienen lugar en la córnea, lo que unido a la retención de líquidos o al aumento de los estrógenos que ocasionan cambios en el tamaño y curvatura de la córnea y el cristalino, pueden hacer que aparezca una leve miopía o que la miopía ya presente aumente entre media y una dioptría. Normalmente, esta subida desaparece tras el parto, por lo que no habría que hacer nada al respecto, si no, habría que ajustar las gafas o lentes de contacto a la nueva graduación.

Corionetinopatía serosa: percepción de una mancha central o de líneas torcidas al leer. Este problema aparece cuando se acumula líquido debajo de la retina, lo que puede distorsionar la visión.

Obstrucciones de venas y arterias en la retina, provocando pérdida de visión y de agudeza visual que se recupera después del parto.

Conjuntivitis: la inflamación e infección de la conjuntiva es bastante frecuente en la gestación, sobre todo si se tienen otros niños pequeños. El tratamiento consiste en mantener el ojo limpio y bien lubricado mediante suero y lágrimas. Si la infección es bacteriana habrá que recetar antibióticos oftálmicos.

Xeroftalmía o sequedad ocular. Los ojos secos son un problema muy habitual en la gestación.

Además de sequedad, es normal experimentar sensación de punzadas, quemazón, irritación, ardor, enrojecimiento, picor, fatiga ocular, dificultad para usar lentillas o abrir el ojo al despertar, sensación de cuerpo extraño o arenilla, etc.

El tratamiento más eficaz de oftalmología pasa por aumentar la lubricación e hidratación necesarias mediante el uso de lágrimas artificiales.

Miopía

Definición:

Defecto de la visión que provoca que la imagen se forme delante de la retina, con lo que los objetos situados lejos no se distinguen correctamente. Los prematuros son quienes más la padecen, aunque es una enfermedad genética que se transmite de padres a hijos.

Síntomas:

– Visión borrosa o torcer los ojos al tratar de mirar objetos distantes. – Tensión ocular. – Dolores de cabeza (poco común).

Tratamiento:

Uso de gafas o lentes de contacto. También se puede operar con bastante éxito.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/vision-borrosa-en-el-embarazo-6009

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: