Vitaminas para reforzar el sistema inmunitario

Contents
  1. Las 10 mejores vitaminas y suplementos para reforzar tu sistema inmune
  2. Vitaminas de refuerzo
  3. Vitamina A
  4. Vitamina C
  5. Vitamina E
  6. Vitamina D
  7. Vitamina B2 (Rivoflavina)
  8. Vitamina B6
  9. Vitamina B9: Ácido fólico
  10. 3 suplementos para ayudar al sistema inmune
  11. Selenio
  12. Zinc
  13. Ácidos grasos Omega-3
  14. Las vitaminas que pueden ayudar a fortalecer tu sistema inmune
  15. Vitamina A
  16. Vitamina D
  17. Vitamina E
  18. Vitamina C
  19. Vitaminas del tipo B
  20. Más allá de la dieta, otras estrategias que ayudarán a tu sistema inmunológico
  21. Alimentos para reforzar el sistema inmunológico
  22. ALIMENTOS ANTIOXIDANTES, LA LLAVE DE LA SALUD
  23. CÓMO REFORZAR EL SISTEMA INMUNOLÓGICO PARA ESTAR BIEN
  24. CÓMO LOS ALIMENTOS RICOS EN ANTIOXIDANTES AYUDAN A TU SISTEMA INMUNOLÓGICO
  25. La vitamina C.
  26. El zinc.
  27. El selenio.
  28. La vitamina B2 o riboflavina.
  29. REFERENCIAS
  30. 10 consejos para mejorar el sistema inmunológico
  31. ¿Qué es el sistema inmunológico?
  32. 2- Hidrátate bien
  33. 3- Practica ejercicio físico con regularidad
  34. 4- Gestiona el estrés
  35. 5- Toma un suplemento de vitamina D3
  36. 6- Vitaminas y minerales antioxidantes
  37. 7- Reishi, shitake, maitake
  38. 8- Probióticos
  39. 9- Alimentos fermentados
  40. 10- Fibras prebióticas
  41. 4 vitaminas para reforzar tu sistema inmunitario
  42. Vitaminas para reforzar tu sistema inmunitario
  43. 1. Vitamina A
  44. 2. Vitamina B
  45. 3. Vitamina C
  46. 4. Vitamina E
  47. La importancia de las vitaminas para nuestra salud
  48. Qué comer para fortalecer el sistema inmune, un aliado contra el Covid-19 que necesita vitamina D y vitamina C
  49. Qué comer para mantener un sistema inmune fuerte y sano
  50. 1. Vitaminas para reforzar el sistema inmune
  51. 2. Los minerales, esenciales para el organismo
  52. 3. El caso especial de la vitamina D
  53. 4. El caso especial de la vitamina C
  54. ¿Qué alimentos tienen vitamina C?

Las 10 mejores vitaminas y suplementos para reforzar tu sistema inmune

Vitaminas para reforzar el sistema inmunitario

Por Revista Interès Mutu – 10/09/20

Es de esperar que viviremos pocas circunstancias en nuestra vida como ésta, en la que el temible Covid acecha. Todos sabemos de personas que han tenido el virus sin pena ni gloria, y que apenas tuvieron síntomas raros (como la pérdida del gusto y del olfato) pero poco más.

Otros no fueron tan afortunados, por desgracia. El porqué de unos sí y otros no, la ciencia es hoy por hoy incapaz de explicarlo, con la salvedad de las enfermedades crónicas previas que pudieran estos últimos padecer.

Pero lo que sí sabe la ciencia es la importancia de tener un sistema inmune fuerte.

La receta para ello es, básicamente, llevar una vida sana, no fumar, hacer ejercicio con regularidad y comer saludable, manteniendo el peso ideal. Pero también hay formas de ayudar al cuerpo a estar a punto, aportando vitaminas y minerales que potenciarán el sistema. Aquí te proponemos 10 buenos refuerzos.

Vitaminas de refuerzo

Como todos los sistemas del cuerpo (como los que afectan al nivel de glucosa en sangre o a los niveles de oxígeno en el cerebro), el sistema inmunitario tiene un estado ideal.

Si está demasiado bajo, será incapaz de luchar contra los ataques de agentes patógenos; y si es demasiado elevado, existe el riesgo de desarrollar problemas auto-inmunes, por los que determinados sistemas sanos del cuerpo pueden verse atacados por él. Ejemplos de esto son la diabetes tipo 1, la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide o la psoriasis.

Deberíamos asegurarnos de que el sistema inmune se mantenga en un estado óptimo, y aquí es donde la nutrición aparece, con el conocimiento que tenemos sobre las vitaminas, minerales y nutrientes.

En tiendas especializadas se pueden encontrar suplementos de todas las vitaminas y minerales que citamos a continuación. Pero, si es posible, siempre es mejor ingerirlas en estado natural, para lo cual citamos los alimentos que las contienen.

Vitamina A

Tiene la característica de afectar a partes específicas del sistema inmune. Estimula la producción de linfocitos (y su actividad), un tipo de células blancas sanguíneas. Los linfocitos atacan a los agentes invasores y ayudan al cuerpo a producir las proteínas llamadas anticuerpos, que mantendrán a raya infecciones futuras.

Buenas fuentes de vitamina A: los lácteos, el brécol, los huevos y la col rizada, o kale.

Vitamina C

La “primera línea de defensa” a la hora de combatir gérmenes e infecciones son los revestimientos de la nariz, el intestino y los pulmones, en los que el colágeno tiene un importante papel. Y la vitamina C es fundamental a la hora de sintetizar el colágeno. Sin ella, el cuerpo no es capaz de elaborarlo y, por tanto, dichos revestimientos necesitan vitamina C para mantenerse en forma.

También ayuda al sistema inmune a reaccionar ante virus e infecciones, incrementando la producción de células blancas, enzimas y anticuerpos. Tiene igualmente efectos antiinflamatorios y antioxidantes, elementos clave para limitar el perjuicio causado por los radicales liberados durante una respuesta inmune.

Buenas fuentes de vitamina C: los cítricos, los kiwis, las frutas del bosque, los pimientos y las espinacas.

Vitamina E

Es un potente antioxidante que actúa sobre las células, fortaleciendo las paredes celulares. Este fortalecimiento potencia la función de los linfocitos T (células sanguíneas blancas que actúan como “soldados” del sistema inmune), y reduciendo también la inflamación.

Cuando un linfocito T identifica un patógeno, se divide una y otra vez hasta alcanzar un número capaz de derrotar al invasor. Pero esta respuesta no funciona adecuadamente si existe estrés oxidativo, como el que provoca fumar, el propio estrés mental y una dieta inadecuada.

Buenas fuentes de vitamina E: aceites vegetales, nueces y otros frutos secos y las semillas.

Vitamina D

Constituye una de los nutrientes más importantes del sistema inmune. Activa los linfocitos T cuando se necesitan ante una infección, pero sin permitirles reaccionar en exceso. También regula la producción de las citoquinas.

Fuentes de vitamina D: aceites de pescado y huevos.

Vitamina B2 (Rivoflavina)

Es vital para la salud de los glóbulos rojos, que también juegan un papel fundamental en el funcionamiento de sistema inmune. Además, tiene efecto antioxidante, lo que fortalece al sistema.

Fuentes de vitamina B2: las carnes magras, los huevos y las verduras verdes.

Vitamina B6

El cuerpo la utiliza en la producción de células inmunes e incrementando el número de anticuerpos frente a la infección. Funciona igualmente como un canal de comunicación entre citoquinas y quimioquinas, dos proteínas de “señalización” que usa el sistema inmune cuando aparece un agente invasor.

Hay muchos alimentos que la contienen: carne, pescado, plátanos, patatas, tofu.

Vitamina B9: Ácido fólico

Es muy beneficiosa para el sistema inmune, sobre todo en el envejecimiento. La producción de linfocitos T disminuye con la edad, y esa disminución puede paliarse con vitamina B9.

Algunas fuentes de ácido fólico: Huevos (la yema), el hígado y otras vísceras, frutas como el melón, el albaricoque y el aguacate, las legumbres.

3 suplementos para ayudar al sistema inmune

Asegúrate de estar tomando cantidades adecuadas de los siguientes suplementos y fortalecerás tu sistema inmune:

Selenio

La falta del mineral selenio se asocia con una función inmune empobrecida. Existen estudios que muestran que personas con bajos niveles de selenio tienen falta de células linfocitos T y por tanto una menor respuesta a las infecciones víricas. También tiene un papel importante en la producción de citoquinas.

Buenas fuetes de selenio: Cereales integrales, carnes y pescados.

Zinc

Cuando estamos faltos de zinc lo primero que detecta esa carencia es el sistema inmune, elevándose el riesgo de estrés oxidativo e infamación.

Es particularmente importante para, con la edad, prevenir las infecciones, pues ayuda al funcionamiento correcto de la glándula timo, donde se producen los linfocitos T.

Buenas fuentes de Zinc: El marisco, la carne de cerdo y las alubias.

Ácidos grasos Omega-3

Los ácidos Omega-3 más importantes para el sistema inmune son el DHA (ácido docosahexaenoico) y el EPA (ácido eicosapentaenoico). Ayudan a reducir la inflamación y facilitan la curación después de que el sistema inmune haya neutralizado a los virus.

La fuentes de ácidos Omega-3 son los pescados azules y el marisco. En caso de ser veganos, las algas.

Источник: https://www.mgc.es/blog/los-10-mejores-vitaminas-y-suplementos-para-reforzar-tu-sistema-inmune/

Las vitaminas que pueden ayudar a fortalecer tu sistema inmune

Vitaminas para reforzar el sistema inmunitario

Reforzar tu sistema inmunológicoy poder esquivar buena parte de las enfermedades no suena mal. Sobre todo en un momento como el actual, en el que mundo se enfrenta a una pandemia.

Pero lo cierto es que mejorar la respuesta inmune de tu cuerpo ante los patógenos no es tan sencilla, pues en ella entran en juego muchos aspectos. La genética, el sexo, la edad, la exposición a agentes patógenos, o el ejercicio son solo algunos de los factores que pueden afectar a tu sistema inmunológico.

Por supuesto la dieta es otro de los elementos claves a la hora de promover tu salud. Seguir una dieta rica, variada y sana es una manera eficaz de reducir los riesgos de enfermedades y reforzar tu organismo.

De manera concreta algunos nutrientes juegan un papel más clave que otros en la respuesta inmune, por ejemplo, el hierro, el zinc o los aminoácidos. También ciertas vitaminas ayudan a tu cuerpo a promover la creación de células inmunitarias, como glóbulos blancos o anticuerpos.

Pero debes saber que no se trata de consumir estas vitaminas más de la cuenta, sino en asegurarse una ingesta diaria de los niveles recomendados, dentro de una dieta equilibrada.

Pues la evidencia científica comprobada hasta ahora es que las personas con cierto grados de desnutrición son más proclives a la enfermedad. No que tomar una vitamina en concreto vaya a protegerte de caer enfermo.

Leer más: Cuáles son las vitaminas que debes tomar y cuáles son las menos recomendables, según la ciencia

Dicho esto, a continuación algunas vitaminas que ayudan a tu sistema inmunológico.

Vitamina A

La vitamina A, así como otros retinoides relacionados, ayudan en la regulación del sistema inmune, pues contribuyen a la proliferación de los glóbulos blancos.

En concreto este nutriente favorece el desarrollo y diferenciación de los linfocitos T ( Th1 y Th214)  que juegan un papel central en la función y regulación del sistema inmune.

Puedes asegurar tus niveles óptimos de vitamina A a partir de tu dieta, consumiendo alimentos como zanahorias, brócoli, espinacas o lácteos.

Aunque cabe resaltar que un exceso en la ingesta de vitamina A puede suprimir las funciones de estas células T «aumentando con ello la susceptibilidad a patógenos infecciosos».

Vitamina D

«La vitamina D es importante para las funciones del sistema inmune y los suplementos han demostrado con anterioridad disminuir el riesgo de infecciones en el tracto respiratorio», afirma en un comunicado de prensa el doctor David Meltzer, jefe de medicina hospitalaria en el Centro Médico de la Universidad de Chicago y autor principal de un estudio que apunta a que las personas con déficit de vitamina D pueden tener casi más del doble de posibilidades de contraer COVID-19 que aquellas que tienen niveles suficientes.

Esta relación puede deberse a que esta vitamina ayuda a reprimir las tormentas de citocinas, cuando el sistema inmunológico reacciona de forma exagerada a una invasión viral, algo que afecta a muchos pacientes con cuadros graves de COVID-19. La vitamina D también parece aumentar la cantidad de macrófagos, un tipo de glóbulo blanco que fagocita los cuerpos extraños que se introducen en el organismo, como las bacterias y sustancias de desecho.

Leer más: Déficit de vitamina D: qué le pasa a tu cuerpo cuando no obtiene los niveles adecuados y cómo tratarlo

Una carencia de vitamina D se ha asociado con dolores y debilidad muscular, mayor capacidad para enfermar de resfriados o gripes o cansancio y fatiga continuada. Puedes obtenerla a través del sol o en alimentos como el pescado, el huevo o los hongos.

Vitamina E

La vitamina E, es un potente antioxidante, por lo cual ayudará a tu organismo a protegerse del daño oxidativo causado por los radicales libres, sobre todo en las membranas lipídicas, mejorando y optimizando la respuesta inmunitaria.

El déficit de esta vitamina es poco frecuente. Puede darse en personas que siguen una dieta muy baja en grasas o que no asimilan bien los alimentos. Asimismo un exceso de este nutriente puede conllevar riesgos para la salud.

Algunos alimentos ricos en vitamina E son los frutos secos, el aguacate, o las verduras verdes.

Vitamina C

«La vitamina C es esencial para una función inmunológica saludable», aseguró con antelación a Insider, Chris D'Adamo, epidemiólogo y director del Centro de Medicina Integrativa de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland.

Esto se debe a que la vitamina C contribuye a eliminar los microbios, de ahí que si bien este nutriente no pueda evitar que pilles un resfriado sí que contribuirá a hacerlo más corto y menos grave.

Pero una vez más, el exceso de esta vitamina puede provocar problemas en tu salud, como nauseas o dolor abdominal.

Los adultos deben tomar unos 60 miligramos de vitamina C diarios, y no superar nunca los 2.000 miligramos por día. Algunos alimentos ricos en vitamina C más allá de las naranjas, incluyen fresas y papaya.

Vitaminas del tipo B

Las vitaminas hidrosolubles B6, ácido fólico y B12 son un grupo esencial para el sistema inmunitario ya que realizan diversas funciones vinculadas con la regulación de la respuesta inmunitaria del organismo frente a posibles ataques externos. En concreto, la vitamina B6 parece favorecer el crecimiento de las células T.

Alimentos ricos en vitaminas del tipo B incluyen cereales integrales y legumbres, aunque también la carne.

Más allá de la dieta, otras estrategias que ayudarán a tu sistema inmunológico

Como remarcan desde el portal médico de Harvard, en un adulto sano las vitaminas por sí solas poco pueden hacer por mantenerle alejado de la enfermedad. Por ello, un sistema inmunológico fuerte será el resultado de un estilo de vida saludable, en el que se incluye una dieta sana y equilibrada.

«Las diferencias entre las personas que rara vez están enfermas y las que están enfermas todo el tiempo pueden tener más que ver con los hábitos que con la función inmunológica», asegura el portal de la prestigiosa universidad.

Algunas estrategias recomendadas por Harvad para  ayudar a tu sistema inmunológico incluyen:

  • Lavarte las manos: la pandemia de coronavirus ya ha dejado claro la necesidad de entender que una correcta higiene de manos es clave para evitar infecciones. Al tocar superficies contaminadas buena parte de esos gérmenes pueden llegar a través de tus manos a boca, ojos o nariz y entrar así en tu organismo y enfermarte.
  • Mantén tu cuerpo en plena forma: «seguir una dieta saludable y equilibrada, hacer ejercicio con regularidad y dormir lo suficiente puede ayudar a que tu sistema inmunológico funcionen bien», remarca la web.
  • Reduce tu estrés: los niveles elevados de estrés pueden afectar negativamente al sistema inmunológico, por lo que es importante aprender a gestionarlo para evitar que se dispare.
  • Vacúnate: Como inciden desde Harvard, vacunarse contra la gripe y otras enfermedades «estimula el sistema inmunológico para protegerse contra la enfermedad», pues las vacunas enseñan al sistema inmunológico a reconocer patógenos específicos y los prepara para crear una defensa si  los detecta.

Источник: https://www.businessinsider.es/vitaminas-pueden-ayudar-fortalecer-sistema-inmune-725911

Alimentos para reforzar el sistema inmunológico

Vitaminas para reforzar el sistema inmunitario

Cubrir las cantidades adecuadas de antioxidantes en todas las etapas de la vida nos ayuda a sentirnos bien.

Pero a medida que nos hacemos mayores, todavía será más importante incluir estas sustancias en nuestra dieta, ya que nuestro sistema inmunológico se vuelve más susceptible a las infecciones.

Una dieta rica en estos nutrientes es una ayuda extra para reforzar nuestro sistema inmunológico.

ALIMENTOS ANTIOXIDANTES, LA LLAVE DE LA SALUD

Los alimentos antioxidantes se tratan de nutrientes y sustancias naturales esenciales que contribuyen al mantenimiento óptimo del estado de salud, al tener la capacidad de capturar y neutralizar los radicales libres

Los radicales libres son sustancias muy oxidantes que dañan las células y el ADN.

Aparecen durante la digestión de los alimentos, y también debido a la exposición al sol (rayos UVA) y a la contaminación. Son los culpables del envejecimiento celular.

Nuestro organismo tiene sistemas de defensa contra los radicales libres, pero necesitan determinados nutrientes para poder funcionar: los minerales y las vitaminas antioxidantes.
El selenio, el zinc, la vitamina B2 o la vitamina C son algunos de ellos.

Es fundamental incluir alimentos con estos minerales y vitaminas antioxidantes en nuestra dieta cada día, porque forman parte de la maquinaria que repara nuestro organismo.

CÓMO REFORZAR EL SISTEMA INMUNOLÓGICO PARA ESTAR BIEN

El sistema inmunológico, que nos protege de los agentes infecciosos como bacterias, virus y parásitos, puede verse afectado por una mala alimentación o malos hábitos de salud como el consumo de tabaco y alcohol.

Además, con la edad la respuesta de nuestro sistema inmunitario se vuelve más lenta y somos más susceptibles a padecer enfermedades infecciosas

Las deficiencias de algunos minerales y vitaminas, como la vitamina C o el zinc, se relacionan con las alteraciones del sistema inmunitario atribuidas a la edad.

La nutrición es un factor importante para asegurar el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Reponer los niveles adecuados de estos nutrientes puede ayudar a la función inmunitaria y a la resistencia a las infecciones.

CÓMO LOS ALIMENTOS RICOS EN ANTIOXIDANTES AYUDAN A TU SISTEMA INMUNOLÓGICO

Contra una infección o un proceso inflamatorio, nuestro organismo produce gran cantidad de radicales libres para defenderse de los microbios invasores.

Los alimentos antioxidantes son necesarios para regular estas reacciones y evitar que se produzcan daños en las células sanas.

El equilibrio entre el proceso de oxidación y la disponibilidad de estos nutrientes es vital para nuestra salud.

La vitamina C.

Las células del sistema inmunológico utilizan esta vitamina para llevar a cabo sus funciones antimicrobianas.
 

El zinc.

En nuestro organismo tiene un importante papel en la regulación y activación del sistema inmunológico.
 

El selenio.

Contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario y a la protección de las células frente al daño oxidativo.
 

La vitamina B2 o riboflavina.

Esta vitamina contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.

Los hábitos de vida saludables y una dieta rica en alimentos antioxidantes son fundamentales para mantener sano y activo nuestro sistema inmunológico.

Aportando a tu dieta nutrientes o soluciones nutricionales cada día, alimentarás tu sistema inmunitario y podrás recuperarte antes de las infecciones.

La gama Meritene® FUERZA Y VITALIDAD con alto contenido en proteínas de alta calidad, también es rico en vitamina C, zinc, selenio y otras vitaminas y minerales antioxidantes que contribuyen al funcionamiento normal de tu sistema inmunitario.

REFERENCIAS

1.Gil-Hernández A, et ál. Tratado de Nutrición. Tomo I: Bases fisiológicas y bioquímicas de la nutrición. 2ª Ed. Madrid: Médica Panamericana; 2013 2.Gil-Hernández A, et ál. Tratado de Nutrición. Tomo III: Nutrición humana en el estado de salud. 2ª Ed. Madrid: Médica Panamericana; 2013 3.

Puertollano MA, Puertollano E, Álvarez de Cienfuegos G, et ál. Dietary Antioxidants: Immunity and Host Defense. Current Topics in Medicinal Chemistry, 2011, 11, 1752-1766 4.Calder PC, Kew S. The immune system: a target for functional foods? Br J Nutr. 2002 Nov;88 Suppl 2:S165-77 5.Duntas LH, Benvenga S.

Selenium: an element for life. Endocrine (2015) 48: 756

6.Wintergerst ES, Maggini S, Hornig DH. Immune-enhancing role of vitamin C and zinc and effect on clinical conditions. Ann Nutr Metab. 2006;50(2):85-94

Источник: https://www.meritene.es/blog/nutricion-en-adulto-mayor/antioxidantes-sistema-inmunologico

10 consejos para mejorar el sistema inmunológico

Vitaminas para reforzar el sistema inmunitario

¿Cuales son los 10 consejos para mejorar el sistema inmunológico? ¿Qué puedo hacer para fortalecer el sistema inmune contra el virus?

Os dejamos 10 consejos para fortalecer el sistema inmune y aumentar las defensas del organismo:

Autor: Anna Paré Vidal

¿Qué es el sistema inmunológico?

El sistema inmunológico es el mecanismo de defensa natural del cuerpo para luchar frente a virus, bacterias y otros microorganismos patógenos.

Está formado por una compleja red de órganos, tejidos y células capaces de discriminar de forma eficaz entre sustancias patógenas o inocuas. Se encuentra repartido por todo el cuerpo, pero se concentra especialmente en las mucosas del sistema respiratorio y en la mucosa intestinal.

La alimentación es sin duda el factor que más puede alterar nuestro sistema natural de defensas.

Llena tu despensa de frutas, verduras y hortalizas frescas, de temporada, ecológicas y de proximidad, así como cereales integrales y legumbres.

Prioriza el consumo de pescado y carne blanca frente a carne roja y embutidos. Reduce los alimentos ultraprocesados ricos en azúcar refinado, sal y grasas transformadas (galletas, bollería, refrescos, patatas chips…).

2- Hidrátate bien

Asegura una buena ingesta de líquidos bebiendo agua, té, infusiones, caldos y sopas.

Evita el alcohol y las bebidas con cafeína.

La deshidratación se asocia a un aumento de la temperatura corporal, confusión mental y dolor de cabeza. Y recuerda que la sensación de sed disminuye con la edad, así que deben tener especial cuidado las personas mayores y todavía más si presentan fiebre y tos.

3- Practica ejercicio físico con regularidad

¡Muévete! Aunque las posibilidades sean limitadas, dedica cada día un rato a practicar algún tipo de ejercicio para dar energía a tu tejido muscular, articulaciones, ligamentos, órganos internos, a través del movimiento.

Busca clases online y no descuides tu entrenamiento, tu clase de tonificación, pilates o yoga.

4- Gestiona el estrés

El estrés afecta negativamente al sistema inmunológico. El estado de alarma que vivimos estos días como consecuencia de la epidemia por coronavirus nos ha obligado a frenar en seco nuestra actividad.

Gestiona tu tiempo y date nuevas oportunidades para leer, aprender, jugar, cocinar…

5- Toma un suplemento de vitamina D3

La vitamina D3 mejora la respuesta del sistema inmunológico frente a virus y bacterias.

La paradoja de esta vitamina es que nuestro cuerpo la puede fabricar gracias a las radiaciones solares, pero en España a pesar de ser un país con muchas horas de sol es el déficit vitamínico más importante.

Se encuentra en muy pocos alimentos, principalmente en el pescado azul. Así que, puede ser conveniente tomar un suplemento de D3 para mejorar tus defensas.

6- Vitaminas y minerales antioxidantes

Ayudarán a que las células del sistema inmunológico trabajen mejor. Destacan las vitaminas C y E, el betacaroteno y minerales como el zinc.

La vitamina C se encuentra en el pimiento rojo crudo (tiene el doble que las naranjas), fresas, grosella, papaya, kiwi, berros y todos los cítricos (naranja, mandarina, pomelo, lima y limón).

La vitamina E se encuentra en el aceite de oliva virgen, frutos secos como avellanas, almendras, piñones, en pipas de girasol y aguacate.

El betacaroteno se encuentra en frutas, verduras y hortalizas de color anaranjado como zanahorias, calabaza, mango, papaya, nísperos, melocotones y albaricoques.

Y, el zinc se encuentra en carne, pescado, ostras, legumbres, setas y frutos secos. Es además muy bueno para las mucosas y la prevención de infecciones respiratorias.

7- Reishi, shitake, maitake

Son setas muy utilizadas en la Medicina Tradicional China y Japonesa por sus propiedades medicinales.

Contienen betaglucanos, un tipo de polisacárido con actividad inmunomoduladora. Los beta glucanos se encuentran tambien en las paredes de la levadura.

Los tres se comercializan en forma de extractos en complementos alimenticios, pero el shitake y el maitake también pueden comprarse frescos o deshidratados y cocinarse con una sopa de miso, unas verduras o un arroz.

8- Probióticos

Entre el 70 y 80 % de nuestro sistema inmunitario se encuentra en el intestino.

Los probióticos son microorganismos vivos que confieren un beneficio a la salud cuando se administran en cantidades adecuadas.

Además, equilibran la microbiota intestinal, mejoran el sistema inmunitario y favorecen la función de barrera frente a microorganismos patógenos. Es importante conocer que la actividad de los probióticos es cepa y dosis dependiente.

9- Alimentos fermentados

Este tipo de alimentos y bebidas contienen ciertas bacterias vivas que siguen actuando una vez están en nuestro organismo aportando diversidad en la microbiota intestinal, lo cual es beneficioso para nuestra salud.

Algunos de los más populares son la kombucha, el kéfir, el yogur, el chucrut, el kimchi o el miso.

Para mantener sus propiedades es muy importante que no estén pasteurizados.

10- Fibras prebióticas

Este tipo de fibras son el alimento de las bacterias de la microbiota intestinal.

Por ejemplo, se encuentran en zanahorias, manzana, avena, cebada, setas, semillas de chía y lino, algas marinas, raíz de achicoria, puerro, cebolla, espárragos, alcachofa, plátano, legumbres.

También es una fibra prebiótica el almidón resistente que se obtiene de tubérculos como la patata y el boniato cuando son cocinados y enfriados seguidamente en el frigorífico.

Todas las mucosas de nuestro cuerpo están conectadas.

Tratando la mucosa intestinal puede mejorar el sistema inmunitario no solo del intestino sino también de otros tejidos del cuerpo como la mucosa pulmonar, tan necesaria para hacer frente a infecciones respiratorias como la que estamos padeciendo estos días por el coronavirus.

Источник: https://www.laboratoire-optim.es/10-consejos-para-mejorar-el-sistema-inmunologico/

4 vitaminas para reforzar tu sistema inmunitario

Vitaminas para reforzar el sistema inmunitario

Si has pasado por un periodo de muchas gripes y problemas de salud relacionados con virus, es muy posible que tu cuerpo necesite vitaminas para reforzar tu sistema inmunitario. Por este motivo, hoy hablaremos de las 4 vitaminas principales que te ayudarán a tener una salud de hierro.

A veces, no es que estemos expuestos a posibles contagios debido a que todas las personas de nuestro alrededor tienen algún virus. La mayoría de las ocasiones el problema radica en nuestras defensas y en el estado de nuestro sistema inmunitario.

Vitaminas para reforzar tu sistema inmunitario

Hoy descubrirás 4 vitaminas para reforzar tu sistema inmunitario que no solo debes tomar cuando estés enfermo, sino antes de estarlo. De esta manera, ayudarás a tu cuerpo a estar fuerte y con las defensas preparadas para evitar posibles contagios de enfermedades.

Lee también: Deficiencia de vitaminas y alimentos en los cuales podemos encontrarlas

1. Vitamina A

Esta vitamina es esencial para reforzar tu sistema inmunitario. La podemos encontrar en vegetales como la zanahoria, las espinacas, el brócoli o la col.

También en los lácteos como la leche o la mantequilla. Y, por supuesto, en frutas como el melón, el albaricoque o el mango.

  • ¿Qué hace la vitamina A? La vitamina A participa en la creación de glóbulos blancos que se encuentran en la sangre y ayudan al cuerpo a luchar contra las infecciones. Así lo asegura esta investigación de la Guilin Medical University (China).
  • Esto es muy importante si nos encontramos expuestos a cualquier virus. Nuestro cuerpo lo prevendrá o, en caso de contagio, lo erradicará con rapidez.

2. Vitamina B

La segunda de las vitaminas para reforzar tu sistema inmunitario es la vitamina B. Esta la podemos encontrar en frutas como el aguacate (palta), en lácteos como el yogur o la leche, en vegetales como los espárragos y en carnes y pescados.

  • La importancia que tiene la vitamina B es que una carencia en alguna de las de su grupo, por ejemplo la B12 o la B9, provoca que haya una disminución de los anticuerpos. De hecho, según este estudio del Taichung Veterans General Hospital (China), se ha demostrado que un incremento de la vitamina B6 podría aumentar la respuesta inmune de enfermos críticos.
  • Su falta nos deja expuestos a una gran cantidad de infecciones y reducirá las posibilidades de sobreponernos rápidamente a ellas.

3. Vitamina C

La vitamina C quizás sea una de las que tenemos más presente. Muchas veces forma parte de la publicidad que tienen los zumos de naranja en los supermercados.

La podemos encontrar también en frutas y vegetales como:

  • El limón.
  • El kiwi.
  • Las fresas.
  • La grosella negra.
  • La guayaba.
  • El perejil.
  • El pimiento rojo.

¿Qué hace la vitamina C? El cometido de esta vitamina es aumentar la producción de interferón. 

Esta proteína que ayuda a proteger a las células del cuerpo de cualquier infección viral que las haya infectado. Por lo tanto, esta vitamina es esencial para prevenir y tener un sistema inmunitario resistente.

Ver también: ¿Qué alimentos tienen mayor porcentaje de vitaminas?

4. Vitamina E

Esta es la cuarta y última de las vitaminas para reforzar tu sistema inmunitario. La puedes encontrar en los frutos secos como las nueces, las almendras o el maní.

También, está en las semillas de girasol, en las espinacas y en el brócoli. Si utilizamos aceites para cocinar o para ensaladas, el de girasol, germen de trigo o soja son los mejores.

  • La vitamina E ayuda al sistema inmunitario gracias a sus propiedades antioxidantes.
  • Una carencia de esta vitamina provoca que nuestro sistema inmunitario esté expuesto a virus e infecciones, tal y como sugiere este estudio del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana. Y también que sea más probable que nos contagiemos.

La importancia de las vitaminas para nuestra salud

Solemos subestimar la importancia que las vitaminas tienen para nuestra salud. Por eso, muchas veces, comemos siempre lo mismo, sin atender a la variedad, sin incluir más frutas y verduras. Esto provoca que nuestro sistema inmunitario se debilite.

Seguro que nos hemos dado cuenta alguna vez de que hay personas que apenas contraen gripes. O bien que, si lo hacen, son muy pocas veces al año las que les sucede. Esto es porque tienen un sistema inmunitario muy fuerte y resistente.

No tienen déficit de ninguna vitamina y su dieta es muy rica en todos los alimentos ya comentados. ¿Ya tomas estas vitaminas para reforzar tu sistema inmunitario?

Te animamos a que, desde ya, incorpores en tu dieta alimentos que incluyan vitaminas del grupo A, B, C y E. De este modo empezarás a notar cómo eres menos propenso a contraer infecciones. Te darás cuenta, con el tiempo, de que caes mucho menos enfermo.

Источник: https://mejorconsalud.as.com/4-vitaminas-para-reforzar-tu-sistema-inmunitario/

Qué comer para fortalecer el sistema inmune, un aliado contra el Covid-19 que necesita vitamina D y vitamina C

Vitaminas para reforzar el sistema inmunitario

El sistema inmunitario es el encargado, entre otras cosas, de combatir infecciones como es la del coronavirus.

Así, el interés por esta parte esencial del organismo ha crecido de manera exponencial desde que comenzó la pandemia.

El objetivo es mantenerlo fuerte para afrontar cualquier invasión, como la del virus de la gripe o el refriado común que empieza a mediados de otoño.

Qué comer para mantener un sistema inmune fuerte y sano

Arantza Errazkin, directora de Quality Supply de Kaiku Sin Lactosa, ya recopiló para Status una serie de recomendaciones y consejos para reforzar nuestras defensas.

Y recuerda, no obstante, que «el sistema inmunológico debe encontrarse totalmente funcional durante todo el año».

Además, la experta apunta que no sólo la alimentación es uno de los aspectos a tener en cuenta: «Controlar el estrés, dormir bien, realizar actividad física de forma regular», añade.

1. Vitaminas para reforzar el sistema inmune

Para reforzar el sistema inmunológico a través de la alimentación, Arantza Errazkin indica una serie de pautas a tener en cuenta. «Mantener una alimentación sana y equilibrada, rica en frutas y verduras es clave para mantener el sistema inmunológico en condiciones.

Especialmente los alimentos ricos en vitaminas A, D, C y del grupo B contribuyen al mantenimiento normal del sistema inmunológico. Las vitaminas A, B y D las encontramos en lácteos como la leche, yogur y quesos.

La vitamina C en frutas como el kiwi, cítricos o frutos del bosque«.

2. Los minerales, esenciales para el organismo

Además de vitaminas, hay que consumir alimentos con los minerales necesarios e imprescindibles para nuestro organismo.

«Alimentos ricos en hierro como las legumbres, carnes rojas y mariscos; el zinc en frutos secos como las nueces; el cobre en carnes; y el selenio en productos como las nueces de Brasil, el ajo o las semillas de girasol», detalla Arantza Errazkin.

3. El caso especial de la vitamina D

Las vitaminas del grupo D han sido una de las más buscadas durante la pandemia del coronavirus porque ayudan a fortalecer el sistema inmune, pero sobre todo porque un estudio ha demostrado que los pacientes hospitalizados con Covid-19 que tenían suficiente vitamina D, con un nivel en sangre de 25-hidroxivitamina D de al menos 30 ng/ml, tenían un riesgo significativamente menor de resultados clínicos adversos.

Así, ha crecido el interés por el consumo de esta sustancia que el organismo sintetiza por él mismo gracias a la luz del sol, pero que también encuentra en la dieta: los ácidos grasos del pescado representan la fuente más rica de colecalciferol o Vitamina D3, siendo el salmón la fuente principal; los huevos, la mantequilla, el hígado y otras vísceras también, pero hay que cuidar su consumo por su alto contenido en colesterol. Oros productos con vitamina D son el atún, las sardinas; las ostras, las gambas y langostinos; setas; y aguacate.

4. El caso especial de la vitamina C

La vitamina C es otro de las sustancias que ha visto como repuntaban sus ventas por el coronavirus, como sucedió en Mercadona a comienzos de la pandemia.

La relación entre los beneficios de la vitamina C frente a la gripe u otras enfermedades víricas similares forman parte de la cultura popular.

Y que responden al hecho de que esta sustancia es un elemento esencial para el ser humano que, entre otras funciones, participa en la actividad del sistema inmunológico, encargado de luchar contra infecciones víricas como las de la gripe o el Covid-19.

Lea también: Qué hace la vitamina C, por qué está de moda y qué tiene que ver con el Covid: la médico responde

Así, la doctora Jazmín Fragoso, médico estético de las clínicas Beoxy, recordó a Status que «existen estudios desde el año 1976 que confirman la importancia de la vitamina C para el ser humano, actualmente es fuente de estudio su aplicación, usos en la medicina estética y en otras patologías». No obstante, la doctora recuerda que actualmente no hay estudios médicos concluyentes sobre la relación entre la vitamina C y el coronavirus, pero sí mantienen «un papel importante para el sistema inmunológico, lo que podría mejorar la respuesta inmunológica del individuo frente al virus».

¿Qué alimentos tienen vitamina C?

La doctora Jazmín Fragoso explica que sólo es necesario consumir 90 mg/día de vitamina C y que esta cantidad se puede conseguir de manera sencilla a través de al dieta.

Así, una taza de fresas (95mg), un kiwi (75mg), una naranja (70mg); una taza de uvas (120mg), una taza de brócoli (158mg), 1/2 taza de pimientos (50mg)«.

Es decir, una forma fácil de mantener unos niveles correctos de vitamina C con al dieta que no hacen necesario el consumo de comprimidos efervescentes de vitamina C o complementos vitamínicos. 

comentariosforum1WhatsAppLinkedin

Источник: https://www.eleconomista.es/status/noticias/10811528/10/20/Que-comer-para-fortalecer-el-sistema-inmune-un-aliado-contra-el-Covid19-que-necesita-vitamina-D-y-vitamina-C.html

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: